Calificar
7,8 85 votos

Sinopsis

Una gran ayuda para entender y valorar el rol de la inocencia, además de destacar la importancia de crecer en un entorno familiar afectuoso, fuerte y sano. Después de haber despertado en miles de lectores el interés por las vivencias de las hermanas March, la autora lanzó en 1871 una segunda parte que, por las características de sus personajes principales, se dio a conocer bajo el nombre de “Hombrecitos”. En este relato, Jo ya aparece convertida en una adorable y dichosa esposa y madre que, además de dos hijos propios, tiene a su cargo a doce muchachos a quienes forma con orden y disciplina, pero sin agresiones ni severidad. La pandilla es revoltosa pero los integrantes de esta atípica escuela de Plumfield tienen un buen corazón, razón por la cual los Baher aceptan ayudarlos. Poco a poco, estos huérfanos comienzan a descubrir y a desarrollar sus facultades y talentos, mientras aprenden diversas tareas que despiertan en ellos el sentido de la responsabilidad. Con el tiempo y gracias al amor y a la contención familiar, estos jóvenes terminan convertidos en hombres de bien, maduros y responsables. “Hombrecitos” es un libro de lectura obligada para quienes hayan quedado conformes con “Mujercitas” pero también conmoverá e impactará a aquellos que lean la historia con ganas de encontrar en ella algo más que un relato entretenido y ameno. Detrás de las aventuras, las diabluras y las conductas algo insufribles de los protagonistas.

Año de publicación:2011

4 reseñas sobre el libro HOMBRECITOS

Que bonito conocer ahora a los hijos de las 3 hermanas March, en este obra como en las anteriores impera la filosofía trascendentalista bajo la cual se educa a los niños en Plumfield, también se le da énfasis al influjo de las niñas sobre los niños; Lleno de aventuras y enseñanzas lo vuelven un libro entrañable.


Novela considerada como erramienta para la enseñanza de los niños, abordando su mundo y la comprension de sus problemas y dificultades desde la relaciones y las edades.


Nunca me di cuenta de que había una continuación de las historias y las vidas de mi querida familia March. Por lo tanto, fue una sorpresa tan agradable reunirme con los queridos personajes una vez más.


En este libro nos narran la histoia de los chicos que Jo y su marido tienen en la escuela que montan al final del libro de Aquellas mujercitas, donde también están sus propios hijos y sobrinos. Durante la lectura aparecen los protgonistas de los anteriores libros, aunque muy poquito, solo Teddy aparece más a menuda.      En una historia entrañable de como los niños van aprendiendo a ser bondadosos, y "hombres de provecho", tal y como quiere Jo, Papa Bhaer les enseña las materias y a la vez él y Mama Bhaer les dan lecciones de vida, a través de castigos cuando se portan mal, y todos los niños aprenden la lección, o a través de cuentos o anécdotas.      Lo que mantiene este libro respecto a los anteriores, son esas moralejas que tienen cada capítulo, que también se representaban en los anteriores. He echado de menos saber algo más de las vidas de Meg y Amy, pero eso ya a modo personal.