Calificar
8,1 12.8k votos

Sinopsis de LA METAMORFOSIS

Narra la transformación de un viajante comercial quien despierta convertido en una cucaracha. «Al despertar Gregorio Samsa una mañana, tras un sueño intranquilo, se encontró en su cama convertido en un monstruoso insecto.» Tal es el abrupto comienzo, que nos sitúa de raíz bajo unas reglas distintas, de La metamorfosis, sin duda alguna la obra de Franz Kafka que ha alcanzado mayor celebridad. Escrito en 1912 y publicado en 1916, este relato es considerado una de las obras maestras del siglo xx por sus innegables rasgos precursores y el caudal de ideas e interpretaciones que desde siempre ha suscitado. Completan este volumen los relatos «Un artista del hambre» y «Un artista del trapecio». En ALIBRATE puedes encontrar todas las reseñas de los libros de Franz Kafka y leer todas las opiniones de La metamorfosis.

Año de publicación:1915

375 reseñas sobre el libro LA METAMORFOSIS

Kafka me pone en una situación muy complicada: Si mi suegra se convirtiera en cucaracha, es posible que no notara la diferencia, escobazo y asunto concluido. Pero, y su hija? Que demonios hago con la señora perez convertida en cucaracha? Si, si... la belleza esta en el interior, pero haz tu el kamasutra con el exterior! Vale, salgo del sexo...que tal el día cucarachita mia? Una copita de vino? Vamos al cine o al zoo? Una cena romántica? El 99% de nosotros, lo tenemos claro, DIVORCIO. Hasta los más moralistas del lugar! Pero, y si tamaño insecto fuera tu hij@? No te queda otra, cargas con su mochila, de la manita al colegio y para ti, nadie hay más bello q el/ella. Que bonito le queda el disfraz de pastorcilla en el festival de Navidad, si hasta las antenas parecen atrezzo! El checo crea un texto perturbador de libre interpretación, donde el sosten de una familia se acuesta como un dios, y amanece como un ser repugnante. Que cada lector lo lleve a su entorno, pero no elige kafka este animalito al azar, lo hace porque no hay nada más universalmente asqueroso para ponernos contra las cuerdas del rechazo, pues es este, el elemento común a toda interpretación. y en nuestro pensamiento intimo, ese que escapa de lo políticamente correcto pues es solo nuestro y nadie se va a enterar...la cucaracha ya no puede caminar, porque le falta, porque no tiene la cabeza del escobazo que le acabo de dar. Cierto, que la familia de Gregorio aun da más asco que el, que las sociedades se han modernizado, pero seguimos sin aceptar las enfermedades raras, dándoles la espalda, apartándolas de nuestro día a día, esto hasta se puede cambiar, pero la repugnancia a este animal es ancestral, está en nuestro adn por los siglos de los siglos, amen! Discúlpenme la licencia de enfocar la reseña desde el lado mas realista, el silencioso, el que nos dictará el impulso y no la conciencia, el que callamos pero sabemos que es nuestra triste realidad. Excelente encrucijada kafkiana para recordarme lo miserable que soy, y a mi suegra también!


Lo primero que invade la mente de Gregorio Samsa al verde convertido en un repugnante insecto es la responsabilidad de ir a trabajar. ¿Se puede llegar a ser esclavo al tal punto que ante una situación tan extremista la primera preocupación sería el de justificar la inasistencia al centro de trabajo? Sí, se puede. Y Kafka lo retrata en este relato de tal forma que uno cavila profundamente en lo esclavizante que resulta a veces el trabajo, las deudas y las cosas materiales. Como te roba vida el sistema y el tiempo corto que uno tiene. Kafka es un genio porque logra conectar con el interior de uno, con un relato tan breve y alegórico. Uno es otro cuando termina de leer a Kafka, por eso tantos escritores tienen su influencia en sus relatos. Desde 1915, y su alcance es perdurable.


¡Pobrecillo Gregorio Samsa! De la noche a la mañana se convierte en una horrible y monstruosa cucaracha y su vida cambia radicalmente. De ser el sostén de su familia, venida a menos, con un empleo de viajante de comercio en el que había ido ascendiendo a base de trabajar muchas horas y con mucha dedicación, a verse encerrado en su habitación, mal alimentado, despreciado, maltratado y olvidado por su familia... Kafka, nos enfrenta con este cuento a la realidad de una sociedad (que no ha cambiado mucho hasta la fecha) que no acepta al diferente, que lo rechaza y lo excluye, lo aparta porque molesta y distorsiona, lo encierra y lo abandona. Y lo hace encarnando esta diferencia en un animal que produce al humano un rechazo y una aversión atávicos: la cucaracha, el insecto repugnante por antonomasia. El autor nos cuenta cómo el protagonista se va degradando y deshumanizando encerrado en su habitación, esperando un cambio que no llega, otra metamorfosis que lo convierta en lo que era antes, una persona con una familia que le quería y le apreciaba. En los primeros días su hermana se encarga de la limpieza de su habitación y de su alimentación, pero la situación va cambiando y, a medida que el tiempo pasa, el rechazo a su anormalidad se hace más y más patente, se convierte en desprecio e incomprensión; su familia le ve como una amenaza y le tiene miedo, incluso su padre le ataca para defenderse de una hipotética agresión. Vemos cómo Gregorio se deja ir, ya no le importa la vida, deja de comer y se va desintegrando, solo, encerrado, rodeado de inmundicia y suciedad... Un final aterrador para Gregorio... Un alivio para su familia que ya no lo consideraba uno de los suyos... Una historia que no ha pasado de moda, a pesar de haber visto la luz hace más de un siglo... Da qué pensar... y mucho... 26 de mayo de 2021


Menos mal que Kafka no se explayó más en este libro. Creo que de haber sido más largo, me hubiese resultado imposible soportarlo. Durante toda la lectura he tenido el estomago encogido, literalmente, y una sensación de rabia e impotencia difícil de explicar. Y asco, muchísimo asco, Pero !cuidado! no por Gregorio, no, al contrario, por él he sentido en muchas ocasiones ternura y cariño, sino por esos seres despreciables que dicen ser su familia, personas aprovechadas, interesadas, perezosas y egocéntricas, incapaces de mirar más allá de si mismos. Al empezar el libro me intenté poner en el pellejo de Gregorio Samsa y, a parte de la tremenda metáfora con la que Kafka lleva la historia hasta el limite, he podido comprenderlo y empatizar de maravilla con él, porque en muchas ocasiones, a lo largo de mi vida, me he despertado con esa sensación, la sensación de no poder con el peso de la responsabilidad, sintiendo, casi físicamente, la dificultad de levantarme y ponerme en marcha. Creo que en mayor o menor medida a casi todo el mundo le habrá ocurrido esto alguna vez. Aunque, evidentemente, cada persona es un mundo. Después ya no. Yo no sería como Gregorio. Él necesita de muchas, demasiadas humillaciones para empezar a sentir, algo, no demasiada, rabia. Yo los habría asustado con gusto y disfrutándolo, sin piedad. Hay varias interpretaciones sobre ese complejo librito, yo me quedo con lo más evidente, el egoísmo humano y como, ese egoísmo, se aprovecha sin remordimiento de esas otras personas que, por suerte, también están ahí, las personas buenas y bondadosas. Gregorio solo pensaba en su familia, quería que todos viviesen felices y darle un buen futuro a su hermana, a costa, incluso, de su propia felicidad. En una situación como la que le ocurre, se merecía comprensión, cuidados y mucho cariño. Seguramente, de haber sido así, el libro habría terminado con un Gregorio que se despierta de nuevo, feliz, y se va a trabajar. Un cuento por desgracia muy real. Kafka hace esta critica desde el surrealismo que, desde luego, maneja a la perfección. Nos narra a través del pensamiento de Gregorio, lo que siente después de su trasformación en un terrible insecto, ahora todo es diferente, tiene que aprender a moverse con muchas patitas y con un caparazón de gran tamaño, todo a cambiado para él y se tiene que adaptar a su nueva situación. A la vez, sus sentimientos son los de una persona, porque eso es lo que es, que se enfrenta a una realidad que, seguramente, jamás se hubiese imaginado. A un gran desengaño. "El tranvía, en el cual eran lo únicos pasajeros, estaba inundado por la cálida luz del sol. Cómodamente recostados en sus asientos, fueron cambiando impresiones acerca del futuro, y concluyeron que, bien mirado, no era tan negro, pues sus respectivos empleos eran muy buenos y, sobre todo, prometían mejorar en el futuro" Eso también lo podían haber hecho antes, aunque era más cómodo no hacerlo, por supuesto, era tan sencillo como trabajar y de esta forma, no cargar el peso en las espaldas de, para mí, esta maravillosa cucaracha. El libro me ha gustado mucho. A pesar de las feas sensaciones. Todas las emociones son necesarias.


Si quieren recuperar la fe en la humanidad, NO lean ese libro. En la metamorfosis, cuando se despierta para ir al trabajo, un joven llamado Gregorio Samsa descubre que se ha convertido en cucaracha. Sí, de todos los animales habidos en la viña del señor, Kafka eligió al bicho mas inmundo sobre la faz de la tierra, y déjenme aclararles que no es una cuchara tamaño standar, no señor, sino que el pobre Gregorio se transforma en un flor de cucarachon... El relato gira en torno a cómo lidia gregorio con su estado, siendo totalmente consciente de la degradación de su cuerpo y en cómo la familia reacciona ante tal situación que aunque les parezca mentira, da mas asco esto ultimo que la cucaracha gigante. Para mí, este libro es una descripción cruda y deprimente de lo que hace la sociedad con lo enfermo y lo diferente: lo rechaza, encierra, lo aísla, lo transforma en monstruo y finalmente lo abandona. Me gustó? y...no... es realmente triste. Kafka relata "demasiado" bien como se siente Gregorio, como es rechazado y como él mismo va perdiendo su humanidad al ser aislado. De verdad que no me hizo sentir nada bien. De todas formas, sí lo recomiendo porque es un relato super corto, perfectamente escrito que conmueve y que te deja reflexionando inexorablemente sobre la necesidad imperiosa de tolerancia que tanto falta hace en la sociedad,


LA METAMORFOSIS Una vez más Kafka se la vuelve a lucir con este cuento donde la tristeza, la soledad, la música, la explotación y la expectativa son los ingredientes más importantes de esta obra, y que a diferencia de otros libros, creo que es el más controvertido. Además, según el mismo autor, este refleja de una forma muy personal sus peculiaridades, que desde pequeño, todo en su vida iba en contra de su debilidad, la literatura. Gregorio Samsa, un joven comerciante de telas que vive con sus padres y es el sustento de ellos, una mañana despierta y comienza a sentirse raro, una sensación que nunca ha vivido, algo fuera de lo común ¿Y que será lo que le sucede a Gregorio? ¿Por qué esta indispuesto para pararse de la cama e irse a laborar? Una historia corta pero conmovedora distinta a lo que he leído de Kafka, pero con un mensaje bárbaro con el cual me identifico, porque a veces nos tiramos la carga encima de todo el que nos rodea, queremos ser el que resuelva todos los problemas; sin embargo, echamos a un lado los nuestros, cuando cada uno debe hacer su parte para que las cosas funcionen. Un cuento que describe un mundo en el que vivimos, desde lo particular de un tema, pero que encierra mensajes mucho más profundos, donde un chico a pesar de estar indispuesto para el trabajo, intenta cumplir con el mismo, quedar bien con su explotador empleador, y poder seguir manteniendo a su familia, a pesar de la ingratitud y el desprecio con el que le pagaron, ya que estos estaban totalmente en la capacidad de hacer lo suyo y aportar al sustento de la casa. Es rápida, de fácil lectura y poco aburridora, por lo que recomiendo darle lectura si es lo primero de Kafka que vas a leer.


Desde mi punto de vista nos encontramos ante una obra completamente metafórica de la cual se podrían sacar diferentes ideas, percepciones y análisis. Si bien siempre se ha dicho que dos personas nunca leen el mismo libro, éste en particular es un relato que inclusive la misma persona leyéndolo en diferentes etapas de su vida podría tener una experiencia completamente diferente. Fueron tres los temas que en esta segunda ocasión de leer La Metamorfosis logré identificar y me generaron impacto: 1. La subordinación a la cual nos enfrentamos la mayoría de seres humanos en gran parte de la vida y como inclusive permitimos que el trabajo nos consuma e invada nuestra privacidad, los espacios y momentos que deberían ser exclusivos de nuestro entorno familiar. 2. El amor y su incondicionalidad: ¿Realmente el amor todo lo puede, todo lo supera y todo lo soporta? ¿Qué tan grande es la capacidad que tiene el ser humano para seguir amando aún en las peores circunstancias? Dudas, dudas y más dudas. Cada quién tendrá una respuesta diferente de acuerdo a su propia experiencia. 3. El trato que damos a las personas más vulnerables, enfermas, discapacitadas o simplemente a quienes consideramos son “diferentes”, incluso entre familiares. Kafka me hace reflexionar como a veces con indiferencia u olvido hacemos a un lado a personas que en algún momento contaban con nosotros. De seguro hay muchos más temas y reflexiones que les podrá dejar esta gran obra, un libro de lectura obligatoria en cualquier momento de la vida.


Creo que es una manera diferente de ver la vida de una persona que es considerada la cabeza de la familia, y que por alguna razón a esta persona le pasa o hace algo que afecta a los demás, pero claro también está por ver qué hace el resto de la familia, porque está Gregor que se ve que es quien trabaja más, pero y el resto de la familia? Que esto pasa en la vida real, no me refiero a que te conviertes en un animal de la noche a la mañana, pero si, que por alguna razón no puedes seguir sosteniendo a tu familia, por varias razones, pero claro se supone que para eso está la familia, para ayudarse los unos a los otros, es normal también que se cansen, pero también se da esfuerzo, porque la hermana de Gregor si se preocupo por él. Y claro es entendible que se cansara de él, si me sorprendió un poco el final, no se esperaba un final feliz para Gregor.


Ver más reseñas

Más libros del autor FRANZ KAFKA


También se buscó en CLÁSICOS UNIVERSALES


Frases del libro LA METAMORFOSIS

Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto.”

Publicado por:

julia1955

Pero al mismo tiempo no olvidaba recordar de vez en cuando que reflexionar serena, muy serenamente, es mejor que tomar decisiones desesperadas.

Publicado por:

ANNA .Z.

Reflexionar serena, muy serenamente, es mejor que tomar decisiones desesperadas.

Publicado por:

Nines65

A pesar de su triste y repulsivo aspecto, era un miembro de la familia al que no se podía tratar como a un enemigo.

Publicado por:

Nines65

•Reflexionar serena, muy serenamente, es mejor que tomar decisiones desesperadas. ...

Publicado por:

Semy Castillo 💜

Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. Hubiera necesitado brazos y manos para incorporarse, pero en su lugar tenía muchas patitas..."

Publicado por:

Miri L.