Sinopsis de SEDA

La historia de un francés cuyo trabajo era suministrar huevos de gusanos de seda. Empieza con un hombre que atraviesa el mundo, y acaba con un lago que permanece inmóvil, en una jornada de viento. El hombre se llama Hervé Joncour. El lago, no se sabe. Se podría decir que es una historia de amor. Pero si solamente fuera eso, no habría valido la pena contarla. En ella están entremezclados deseos, y dolores, que no tienen un nombre exacto que los designe. Esto es algo muy antiguo. Cuando no se tiene un nombre para decir las cosas, entonces se utilizan historias. No hay mucho más que añadir. Quizá lo mejor sea aclarar que se trata de una historia decimonónica: lo justo para que nadie se espere aviones, lavadoras o psicoanalistas. No los hay. Quizá en otra ocasión. «Es una historia misteriosa, lacónica, perfecta» (Mario Vargas Llosa); «No paro de recomendar Seda» (J. Martí Gómez, La Vanguardia). Edición limitada en tapa dura.

139 reseñas sobre el libro SEDA

Bellísima historia de los viajes que un hombre hace al Japón para comprar gusanos de seda. Es un relato delicadamente escrito que llama la atención porque no busca explicar las razones que tienen los personajes para hacer lo que hacen, solo relata los hechos y, como lectores, nos debemos conformar con esto. Sin embargo, pienso que esa es una genialidad del escritor, pues en una narración tan corta logró causarme una profunda sensación de perplejidad. Es sorprendente cómo un sutil anhelo puede cambiar las vidas de un hombre y una mujer. Porque la realidad está llena de sucesos, a veces fragmentarios e inciertos, que se tejen en los dobleces de unas relaciones en apariencia tranquilas. Muy recomendable.


SEDA Cuanta elegancia y sutilidad en una novela con prosa sencilla y de tan pocas páginas. Así como la seda, creada a partir de un hermoso proceso descubierto en la antigua China y utilizado solo por la familia imperial. Asimismo como los gusanos tejen esta fibra natural, el autor Baricco, nos cuenta un relato donde se entrelazan sentimientos y emociones a todo dar, una que se va apoderando de tus sentidos y convirtiéndose en una historia inolvidable. Contada en tercera persona y con un estilo suave, el autor nos presenta una historia singular, sin muchos detalles de lugares o personajes, donde resalta la vida de un joven (Hervé Joncour), apasionado, entusiasta, que deja a un lado el llamado a ser soldado para irse a comercializar huevos de gusanos de seda, a fin de obtener la preciada SEDA y abastecer el comercio textil de su pueblo. Así pues, vamos conociendo sus viajes de ida y vuelta a oriente, en un contraste entre la felicidad y la tristeza, donde la obsesión por unos inquietantes ojos, la avaricia y el deseo por lo imposible se convierten en la más grande prueba que este personaje debe superar. Pero ¿A qué estás dispuesto por amor? ¿Puede el amor con el odio?. Por otra parte, esta hermosa novela nos muestra la situación de Europa del siglo XIX, una Francia donde se marchitaba la época de las monarquías y renacía la democracia censitaria, además de un Japón consumido por la guerra civil. Un libro fantástico que goza de magia, con un atractivo que todos saboreamos al leerlo pero que de alguna manera no sabemos expresar. Y al final, sin muchas pretensiones, esta obra te deja con la sensación de no saber si releer, o simplemente cerrar tus ojos para salir del sueño. Definitivamente inolvidable.


Dos sensaciones me ha dejado esta obra de tan acertado título, la de sentir que he disfrutado la lectura de una prosa sencilla, casi poética y la de cierto desasosiego, al haber llegado a la página última y sentirme interpelado a seguir pensando en los sentidos y derivadas que este librito tiene. También debo decir, que Seda no acepta lecturas apresuradas. Los buenos vinos hay que paladearlos lentamente para acoger en cuerpo propio toda esa regalada gama de sabores y mover la copa con suavidad, para que estos caldos de la tierra puedan manifestar sus aromas a plenitud. Con esta obra sucede lo mismo. Hay que hacer una lectura calma, acompañando las palabras escritas con suaves movimientos de la imaginación propia. Y dicho esto, veamos brevemente de qué se trata porque mucho no se puede contar. Estamos en la década de 1860 en una meridional provincia francesa. Hervé Joncour, treintañero, casado con Hélene, sin hijos, participaba de un lucrativo negocio: compraba y vendía minúsculos huevos de gusanos de seda. Para ello había que viajar, porque las epidemias obligaban a buscar los huevitos de la fortuna en Siria y en Egipto. Y luego a Japón, ese país ignoto, cerrado a cal y canto para los extranjeros, anclado en otra época pero donde estaba la mejor seda del mundo. Y cuando llega a Japón por primera vez, Hervé Joncour, de ser un hombre tranquilo que “contempla su destino de la misma forma en que la mayoría acostumbra contemplar un día de lluvia” pasa a ser un hombre obsesionado. ¿Qué es lo que lo intranquiliza, si tenía una considerable cuenta en el banco, llevaba una vida tranquila y albergaba la razonable ilusión de convertirse pronto en padre? Dos mundos. Uno bucólico y tranquilo, de estabilidad, amigos y familia. Otro exótico, misterioso, diferente en todos los sentidos para el privilegiado que lo conoce, lleno de riesgos. Una historia de amor única. Y dos tipos de viajes, geográficos y al interior de uno mismo. Me recuerda el viaje hacia el anhelado Sur de Aranmanoth, por aquella búsqueda de satisfacer los deseos y acabar con las obsesiones en los lugares equivocados. Todo esto y más es Seda, porque cada cual puede hacer sus propios rescates y conclusiones. Una lectura que merece futuras relecturas, como toda buena literatura.


Seda son las 100 páginas más hermosas que leí en mi vida. Alessandro Baricco encerró en ellas el amor y el desamor, el anhelo y la nostalgia, la felicidad y la tristeza. Con una calma aparente y mesurada nos cuenta la historia simple y llana de un comerciante de gusanos de seda...pero una palabra, una coma, un suspiro y Seda deviene secreto y pasión, se transforma en beso, susurro y mirada. Seda muta y se libera y es un pajaro azul surcando el cielo y es recuerdo y es promesa...de todo lo que pudo ser y nunca fué. Seda es el destino que nos golpea, nos desnuda y atraviesa. Amé este libro...sí que lo hice...pero Baricco en cien páginas me llenó y me vació, me amó y me abandonó, me hizo feliz y me destrozó.


Apenas 100 páginas que me han dejado sin palabras, no sabía muy bien que estaba leyendo. Lo leí por las magníficas reseñas y recomendaciones que habéis hecho en Alibrate. No voy hablar de la historia, ni siquiera sé si esto es una reseña solo voy a decir que me dejó sin aliento, no sé muy bien lo que esperaba, pero todo el relato es sentimiento (tristeza, alegría, amor, desamor, nostalgia, luz, oscuridad). Sentimientos que se contraponen, es pura poesía hecha prosa que te deja totalmente desarmado, te llena y te vacía por dentro en una misma página, por eso considero que es una historia de amor, pero de amor hacia uno mismo, para que sin dudarlo hurguemos en nuestro interior y nos conozcamos un poquito más (no somos tan diferentes como muchos piensan). Gracias a todos los que habéis recomendado esta lectura, estaré eternamente agradecida,


Seda es como ese tipo de libros que llegan con pocas palabras pero que quedan eternamente. Muchos han pasado por esta obra y siempre han dicho cosas maravillosas. Incluso, a veces, eso le quita emoción. Me suele pasar. Pero esto fue mucho más allá. Con la simple compra de gusanos de seda, donde la vida giraba en torno a unas pocas personas de un pueblito francés y el fin del mundo. La historia se transforma y se luce junto con la exquisita mano de Alessandro Baricco y que a simple vista parece sencilla pero es voraz. Las idas y vueltas de la vida que llevan al conflicto existencial pero también a la entrega, al deseo y otras facetas que van llenando ese algo que no sabía a vacío, o que incluso mueven lo sereno, lo cotidiano y se sale del confort. Una extraordinaria obra, profunda y llena de significados e inolvidable. La viví en sus páginas y me sorprendió… y me encantó. ⚠️⚠️⚠️SI te ha gustado esta obra (o la de algún otro usuario) EL LIKE VA EN EL CORAZÓN al lado de la pregunta, dentro de un círculo, arriba a la derecha. MUCHAS GRACIAS ♥️♥️♥️


Es un libro supremamente corto, fácil de leer sin prisa en 2-3 horas y por lo tanto pienso que debe ser analizado de manera diferente. Es lógico que en tan pocas páginas no nos vamos a encontrar con una elaboración detallada de personajes o descripciones extensas, lo que si nos encontraremos es una prosa hermosa, con palabras y expresiones escogidas con delicadeza y pronunciadas en el momento justo de la historia. Diálogos cortos pero precisos e inteligentes. Para mí resulta un libro diferente y agradable con una historia sencilla que repite los mismos 3 escenarios, con un final sorpresivo que desde mi punto de vista permite diferentes sentimientos e interpretaciones en cada lector. Los invito a degustar Seda como un buen postre después de una agradable cena, puede no ser el plato fuerte de sus lecturas, pero si un buen pie de limón; suave, ligero y de una agradable sensación para los sentidos.


Preciosa historia. Corta e intensa. Amores imposibles, clandestinos, platónicos, pero...¿Hay mayor amor que el de quien perdona? " Todas las historias tienen una música propia" y esta tiene la suya y es blanca, como la nada, como la seda. Libro que aparece en este: Salammbo de FLaubert.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR ALESSANDRO BARICCO


NOVECENTO

ALESSANDRO BARICCO

Calificación General: 8,6Por leer

CITY

ALESSANDRO BARICCO

Calificación General: 8,5Por leer

MR GWYN

ALESSANDRO BARICCO

Calificación General: 8,4Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,7Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,4Por leer

FRASES DEL LIBRO SEDA

—Tal vez la vida, a veces, te cambia de una forma que no hay nada más que decir. Dijo. —Nada más, para siempre.


Publicado porBarbiMore

Es un dolor extraño... Morir de nostalgia por algo que no vivirás nunca.


Publicado porLector_anónimo_

Recordó haber leído en un libro que los hombres orientales, para honrar la fidelidad de sus amantes, no acostumbraban regalarles joyas:sino pájaros refinados y bellísimos.


Publicado porolyopiza

Morir de nostalgia por algo que no vivirás nunca


Publicado porluciaoliver

Es siempre difícil resistir la tentación de volver, ¿no es cierto?


Publicado porluciaoliver

Todas las historias tienen una música propia