Calificar
8,8 256 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LA BAILARINA DE AUSCHWITZ

Una emocionante historia de superación sobre la capacidad del ser humano para sanar y vencer la adversidad. Eger tenía dieciséis años cuando los nazis invadieron su pueblo de Hungría y se la llevaron con el resto de su familia a Auschwitz. Al pisar el campo, sus padres fueron enviados a la cámara de gas y ella permaneció junto a su hermana, pendiente de una muerte segura. Pero bailar El Danubio azul para Mengele salvó su vida, y a partir de entonces empezó una nueva lucha por la supervivencia. Primero en los campos de exterminio, luego en la Checoslovaquia tomada por los comunistas y, finalmente, en Estados Unidos, donde acabaría convirtiéndose en discípula de Viktor Frankl. Fue en ese momento, tras décadas ocultando su pasado, cuando se dio cuenta de la necesidad de curar sus heridas, de hablar del horror que había vivido y de perdonar como camino a la sanación. Su mensaje es claro: tenemos la capacidad de escapar de las prisiones que construimos en nuestras mentes y podemos elegir ser libres, sean cuales sean las circunstancias de nuestra vida.

Año de publicación:1970

74 reseñas sobre el libro LA BAILARINA DE AUSCHWITZ

La propia autora Edith Eger nos relata su historia como superviviente al holocausto, unas vivencias durísimas y crudas. Se podría decir que nos las cuenta en tres partes; su juventud cuando era una niña mas con sus sueños de bailarina. La segunda parte donde su vida se desmorona totalmente comenzando los prejuicios y determinación hacia la sociedad judía y su llegada a Auschwitz junto a su familia. La tercera pero no menos interesante, como fue su vida después de contemplar, vivir y sobrevivir al infierno. Con el tiempo Edith forma una familia y decide formarse como psicóloga. Al tratar a sus pacientes conocerá algunos con los cuales tendrá semejanzas con su pasado y esto influenciara en ella de una manera que no esperaba y se dará cuenta que sus traumas no están totalmente superados y que aun no es libre de verdad. Su historia me cautivo por completo, está escrita de manera maravillosa y llena de sentimientos, tanto que mientras leía podía sentir las emociones a flor de piel de la autora, sientes lo difícil que fue para los supervivientes retomar sus vidas, hacer las paces con su pasado y en muchos casos seguir, olvidar todo lo sucedido creyendo que escapando se arreglaran las cosas, pero en fin de cuentas siempre tropezando con la sombra del pasados. Sobreviviendo con secuelas que estarían presentes durante el resto de sus vidas. Es un relato durísimo ciertamente pero también muy bello del cual se puede aprender mucho, sobre empatía, perdón y superación. Una historia de supervivencia que me hizo derramar en más de una ocasión lagrimas. Siempre que leo sobre este tema termino con una tremenda sensación de tristeza y vació, algo que jamás debió ocurrir pero paso, y no se debe olvidar y mucho menos repetir. Lo recomiendo bastante, creo que es un libro que todos se debería leer al menos una vez, ya que, como dije su puede aprender mucho de él, eso sí, si estáis pasando por una mala racha puede no ser muy beneficioso, y agregar que tiene unas frases hermosas, tanto alentadoras como desgarradoras, de superación y la vida en sí.


¿Perdonar es olvidar? ¿Olvidar es superar? ¿Superar es perdonar? Narración histórica con un toque de autoayuda.


BUENISIMO LIBRO. Una forma de escribir cercana. Te hace reflexionar sobre ti mismo, va más alla de una historia de superación, te da una perspectiva personal y profesional de como sobrevivir a nuestros propios demonios. Lectura obligatoria.


Sólo puedo describir esté libro como increíble. La historia de una superviviente del holocausto que logró aceptar sus traumas y continuar con su vida de manera provechosa, escribe este libro para contar su historia y no sólo eso, transmite en cada página de este maravilloso libro palabras de aliento para esas personas que han sufrido o están sufriendo problemas que no pueden enfrentar ellos mismos. Cada que leía más, me sentía motivada por ella, sus palabras llegaban a lo profundo de mi ser, sentía empatía por su historia y las historias contadas de sus pacientes, sus consejos, sus frases y su manera de ver el mundo a pesar de todo tocaron una fibra en mí, estoy agradecida de haber podido leer esta obra de arte y lo recomiendo un montón, no sé los demás que lo leyeron pero yo puedo afirmar que cuando acabé me sentí renacida e inspirada.


Resumen: Edith Eger es enviada a Auschwitz junto a su familia. Allí, gracias a que era bailarina, consigue salvar su vida. Junto a su hermana intentará sobrevivir para salir del infierno y conseguir la libertad. Pero cuando la liberan, ¿es libre de verdad? “La Bailarina de Auschwitz” es un viaje a lo largo de toda una vida, desde los momentos en Auschwitz hasta su vida ya consolidada en Estados Unidos con una exitosa carrera profesional y todos los momentos por los que tuvo que pasar. Opinión: Este libro me ha sobrecogido. Me ha gustado ya que lo encuentro diferente porque no se limita solo a contarnos la vida en Auschwitz, sino también las secuelas con las que tuvo que vivir la protagonista tras su liberación. Es un recorrido por años de vivencias y como la sombra de Auschwitz y Menguele estuvo presente durante toda su vida. No es una simple novela, también te da pinceladas de autoayuda, fruto de su profesión ayudando a los demás a sanar. Me ha parecido increíble la forma en la que está narrada, como consigue que te metas en la historia y empatices con lo que está sucediendo. Sin embargo, no le pongo cinco estrellas porque el final me ha resultado un poco lento. Sentía que no avanzaba y que se repetían los acontecimientos. Pero aún así, es un libro que recomiendo.


Durante la lectura de este libro, en varias ocasiones, me inundó la emoción y brotaron lágrimas de mis ojos: siempre hay historias humanas que mueven las fibras de nuestro corazón. Edith Eger, una adolescente de tan solo 16 años, durante su permanencia en el campo de concentración de Auschwitz, de entre un grupo de prisioneras, es requerida por el Dr. Josef Mengele (médico, antropólogo y oficial de las SS) para que baile para él. Pide a los músicos que empiecen a tocar e interpretan el Danubio azul. Mientras empieza a bailar, embargada por un profundo miedo, como un pequeño susurro que aparece debajo de la música, escucha las palabras de su madre: “recuerda que nadie puede quitarte lo que pones en tu mente”. Su cuerpo entonces, entrenado para ello en su fase de bailarina de ballet, ejecuta movimientos acompasados que satisfacen al oficial alemán y le perdona la vida. Eger nos cuenta no solamente los horrores vividos en el campo de concentración, sino también, su lucha constante para superar los traumas y las circunstancias adversas a lo largo de su periplo. Considero que uno de los mensajes que nos deja el libro es que nosotros mismos nos podemos convertir en nuestros propios carceleros cuando nos sentimos como víctimas y no decidimos ser libres, desmantelando nuestra prisión mental ladrillo a ladrillo: no podemos modificar lo sucedido, pero podemos decidir como afrontar nuestras vidas en el aquí y en el ahora. Solamente nosotros podemos decidir transitar de las tinieblas a la luz.


No es solo una historia sobre los campos de exterminio nazi, que también, sino de superación personal. El paso por Auschwitz y la muerte de sus padres le dejaron una huella imborrable con la que ha tenido que luchar el resto de su vida. Una vida que ha sido una lucha consigo misma, contra sus traumas, en una época que no se conocía el Síndrome de Estrés Pos-traumático . Su libro refleja cómo poco a poco fue superando y venciendo sus miedos y logrando realizarse como persona. Y eso que lo tenía particularmente difícil: emigró a USA sin saber inglés, como “ama de casa”, empezó con trabajos no cualificados y acabó doctorándose en psicología primero y en psicología clínica después. Pero fue su encuentro con Viktor Frankl , y el convertirse en su discípula, lo que logró, a través de la Logoterápia, que comenzara a superar sus traumas. Aunque hoy, con 90 años, sigue luchando contra ellos, y ayudando a otras personas a salir de los suyos propios. La narración es muy emotiva en todo momento. y está muy bien escrito. La autora revisa su vida desde su óptica de psicóloga clínica, por un lado, y por el otro, nos introduce en muchos casos de su práctica médica. Un libro excelente!!!!.


Una historia de amor y superación. La historia demuestra que la vida de las personas es más importante que el poder. Por muchas guerras y genocidios las personas, aunque no todas, salen a flote y en todo ese caos existen historias como ésta. Personas con valor de recordar el horror y contarlo al mundo.


Ver más reseñas

También se buscó en BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS


Frases del libro LA BAILARINA DE AUSCHWITZ

Podemos decidir ser nuestros propios carceleros o podemos decidir ser libres.

Publicado por:

Vjóse

En realidad no importa lo que esperábamos de la vida, sino lo que la vida esperaba de nosotros.

Publicado por:

Vjóse

La libertad reside en aceptar lo sucedido. La libertad significa armarnos de valor para desmantelar la prisión pieza a pieza.

Publicado por:

Vjóse

Si no nos permitimos afligirnos por nuestras pérdidas, heridas y decepciones, estamos condenados a revivirlas.

Publicado por:

Vjóse

Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas — la elección de la actitud ante un conjunto de circunstancias — para decidir su propio camino.

Publicado por:

Vjóse

–Dicuka, escucha este consejo de tu hermana mayor. O eres sensible o no lo eres. Si eres sensible, sufres más. –¿Estaremos bien? —pregunto—. ¿Algún día? —Si —dice—. No. No lo sé. Hay una cosa que está clara: Hitler nos jodió bien.

Publicado por:

Vjóse

Comprende cómo un hombre, desposeído de todo en este mundo, puede todavía conocer la felicidad, aunque sea solo momentáneamente, si contempla al ser querido.

Publicado por:

Vjóse

Los tiempos cambian y nosotros cambiamos con ellos. Siempre estamos en proceso de cambio.

Publicado por:

Vjóse

Llegué a ver la liberación porque mantuve viva la esperanza en mi corazón. Llegué a ver la libertad porque aprendí a perdonar.

Publicado por:

Vjóse

Correr riesgos no significa lanzarnos a ciegas al peligro, sino asumir nuestros miedos para no ser prisioneros de ellos.

Publicado por:

Vjóse

¿La historia le está invadiendo el cerebro como a mí?

Publicado por:

Ferbz Cabrera

Tal vez curar no consista en borrar la cicatriz, o ni siquiera en provocar la cicatriz. Curar es apreciar la herida.

Publicado por:

Jeny2908

Qué extraño que la bondad parezca ahora un efecto óptico.

Publicado por:

Ferbz Cabrera

Lo sucedido no puede olvidarse ni cambiarse jamás. Pero, con el tiempo, he aprendido que puedo decidir cómo reaccionar ante el pasado.

Publicado por:

Jeny2908

No sabemos adónde vamos, no sabemos que va a pasar, pero nadie puede quitarte lo que pones en tu mente

Publicado por:

kyma_booklover [IG]