Calificar
8,0 179 votos

Sinopsis

Fábulas, leyendas y alegorías son puestas por Alejandro al servicio de éticas y estéticas porteñas. "La leyenda del Ángel Gris de Flores asegura que, a medida que pase el tiempo, los sueños serán más largos y las vigilias más cortas... Y los Hombres Sensibles soñarán que un Ángel los acaricia con sus alas y los Refutadores de Leyendas soñarán que están despiertos y que los ángeles no existen." A través de un enfoque que conjuga en clave literario-humorística la cultura universal con el lenguaje y la filosofía genuinos del ciudadano bonaerense, estas crónicas -que conjugan la parodia, la fábula, la leyenda, la alegoría-, hilvanadas unas con otras recrean lugares y personajes cotidianos vistos dentro de un mundo onírico que se pretende posible. La lucha de los muchachos del Ángel Gris es sobre todo una lucha por la poesía. Y de ello también dan cuenta de modo impar las ilustraciones de Hermenegildo Sábat.

Año de publicación:1987

9 reseñas sobre el libro CRONICAS DEL ANGEL GRIS

Aquí Dolina realmente logra lucirse, es de lo más porteño que he leído, el ángel gris es el espíritu de esta ciudad y trae toda su idiosincracia pegada a él. Un libro nostálgico, romántico y amiguero. Una poesía nublada. Hay humor y hay tango, sirve para conocer a los porteños en general y para que nos miremos al espejo un poco, pero no para preguntarle quienes son los más bonitos sino para aprender y reírse de uno mismo.


A mi juicio este libro es ya un clásico argentino. Dolina -que habla como tipo de barrio y escribe de un modo más refinado- juega con el humor, con la ironía, con su aprendizaje de Borges, con Buenos Aires y con el ya casi mítico barrio de Flores (el de Roberto Arlt, el del Papa Francisco). Crea personajes bien porteños que reaparecerán en innumerables cuentos de libros siguientes. Un escritor romántico que genera la célebre división entre Hombres Sensibles y Refutadores de Leyendas. Vale la pena leerlo para cualquier argentino o cualquiera que quiera conocer de los argentinos o los porteños, y mientras tanto divertirse.


“Repasemos algunos rasgos del Ángel Gris en los que coinciden la mayoría de los autores consultados. El ángel era invisible. Se sabe, sin embargo, que llevaba una túnica gris y que sus alas estaban un poco sucias. Sus poderes eran escasos, como lo expresa una antigua copla: "Que puede ofrecer un ángel que no sea fantasía o algún humilde milagro de cuarta categoría." Se creía que había sido castigado por alguna transgresión. Su pecado debió haber sido también humilde, pues no había nada de satánico en sus procedimientos. Era servicial, pero todos procuraban evitar su ayuda. Por alguna razón, el Ángel creía que la melancolía y el desencuentro eran cosas deseables y entonces recompensaba a sus entenados con tristezas permanentes. Se ha dicho que odiaba a los automovilistas y por eso interfería el funcionamiento de los semáforos. Siempre le gustaron las canciones tristes. A veces dictaba composiciones al músico Ives Castagnino. Las rubias de la calle Caracas han oído serenatas angelicales que parecían surgir de la sombra o de la nada. Participaba en todos los juegos del barrio. El ruso Salzman afirmaba que la probabilidad de hacer un siete en el pase ingles era dos veces mayor en Flores que en cualquier otro lugar. Carlos Menéndez, un renombrado ventajero de la calle Bolivia, juro que en diez años de actividad en todas las timbas de la barriada jamas le había tocado el siete de oros, carta que recibía con razonable frecuencia en Caseros o en Palermo. Repartía sueños desde el anochecer hasta el alba, llevando una canasta de panadero. No le estaba permitido salir de Flores. Los duendes, los fantasmas y los demonios de otros rumbos se burlaban de él.” Genialidad de Dolina publicado por primera vez en 1988, siendo una recopilación de cuentos aparecidos en la revista HUMOR, es un libro bien porteño que hace referencia a un mundo que hace mucho tiempo no existe pero que en fondo todos no sentimos parte, una suerte de utopía literaria. Por suerte se sigue vendiendo, hay lectores nuevos, esperemos que nunca decaiga la ilusión a la cual no lleva la literatura.


Un genio el Negro leerlo es casi "escucharlo" en sus trasnochadas audiciones desde "Demasiado tarde para lagrimas" hasta "La venganza sera terrible". El genio porteño mezcla de atorrante y literato.


El mejor Dolina, lúcido, melancólico, combinando humor, reflexión y un perfil ecléctico, a veces borgiano, otras veces, atorrante de barrio. Mucha calle y mucha lectura, reflejadas con justeza en estas páginas.


10


El libro que me compre con mi primer sueldo. Como todo libro de Dolina es argentino hasta los huesos.


Cuentos y más cuentos de las crónicas desopilantes cargadas de cultura de barrio.


Ver más reseñas