Calificar
7,7 48 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Los cuentos de Eduardo Sacheri se dieron a conocer a través de la radio y enseguida conquistaron a la audiencia con su extraordinaria pintura de sucesos cotidianos que emocionan y entretienen. Ya en forma de libro, encontraron una acogida multiplicada entre los numerosos lectores que tuvieron así el placer de leer y releer estas historias notables.Con humor, emoción y un gran conocimiento de los sentimientos y reacciones humanas, Sacheri plasma en sus cuentos conflictos vitales de hombres y mujeres de nuestro tiempo enfrentados a diferentes situaciones que transcurren en el barrio, en la calle o en la cancha, a través de las cuales nos habla de la amistad y el amor, la gratitud y la venganza, la lealtad y la traición, las pérdidas y la esperanza.En este volumen encontramos cuentos tan celebrados como 'Te conozco, Mendizábal' o 'El castigo', junto a otros excelentes relatos, creados por quien más tarde se convertiría en el consagrado autor de las novelas La pregunta de sus ojos y Papeles en el viento.

Año de publicación:2012

5 reseñas sobre el libro TE CONOZCO MENDIZABAL

Sacheri, con esa forma argentina, porteña, escribió uno de sus primeros libros de cuentos. El primero se llama “Te conozco, Mendizábal”. La primera oración del cuento, y del libro, es “Te conozco, Mendizábal”. Muchos cuentos de fútbol y de barrio. De situaciones comunes retratadas con un tono amable y romántico, encontrando la belleza de cada momento. Es un buen libro, sobre todo para el argentino, quizás porteño, que siente amor por la vida de barrio y sus momentos.


"Mi abuelo sabía mucho de fútbol", de Eduardo Sacheri, del libro 𝑻𝒆 𝒄𝒐𝒏𝒐𝒛𝒄𝒐, 𝑴𝒆𝒏𝒅𝒊𝒛𝒂́𝒃𝒂𝒍 . Este relato lo cuenta un pibe que tiene una profunda admiración por su abuelo; no conoce a una persona más entendida sobre fútbol que él. . El hombre trabaja en un club haciendo la "jardinería", prepara el césped de las canchas. Es un tipo muy meticuloso, siempre deja todo impecable. . En el club es querido por todo el mundo. Sabe absolutamente todo sobre los jugadores, sus técnicas, sus estrategias, sus debilidades y frotalezas. Todos le piden consejos para mejorar su juego, incluso los directores técnicos. . Un día, el viejo le dice a su nieto que observe bien a un tal Galarza que tiene mucho potencial. El pibito se re emociona y juntos empiezan a ver cómo el jugador se va transformando en crack. Los dos se aprenden cada uno de sus movimientos, sus pases, sus centros, sus gambetas. Todo eso, también, gracias a la ayuda del viejo. . Después, resulta que a Galarza lo van a ver a una práctica unos tipos grosos para llevarlo a Europa. El pendejo re contento le prepara una cartulina con sus fotos para que se la firme, y Galarza lo saca cagando. El viejo le dice que vaya de nuevo de parte de él, que seguro se había confundido por los nervios. Va y, por segunda vez, lo rechaza. La tercera va el abuelo, y el jugador le dice algo así como que ya le había avisado al nieto que no le rompieran las pelotas. El pibe llora, pero el abuelo, con tranquilidad absoluta, le pide que no le de bola, que el pendejo se había agrandado. . Al partido siguiente, van a la cancha, y, en la mejor jugada de Galarza (que conocen de memoria), se cae y se lesiona mala onda. Queda sin poder jugar 14 meses y los europeos sin llevarse nada. . Cuando ya todos abandonan el estadio, el viejo va y tapa el pocito que había dejado justo en el lugar donde sabía que Galarza hacía su jugada magistral. . Un tipazo el abuelo, pero solo dos cosas no tolera: la ingratitud y que le hagan daño a algún familiar.


Sacheri tiene una forma de relatar muy porteña y hace honor al barrio , la cancha y las situaciones cotidianas .Sacheri nunca defrauda a la hora de leer y este complicado de cuentos así lo muestra .


“Te conozco, Mendizábal. Te conozco tanto, mirá vos. No te miento si te digo que puedo contarte todo lo que hiciste desde que te escapaste, fijate. Todo este tiempo, estos años… Te puedo decir qué hiciste cada día, cada hora, atendeme, desde que te borraste del mapa.” Eduardo Sacheri en muy conocido por sus cuentos de futbol, tal vez este sea el menos futbolero de sus libros, “Te conozco Mendizabal”, “Nunca tuve suerte con las mujeres”, “El hombre”, “La última visita de Edmundo Sánchez” y varios más, por ejemplo, son cuentos donde no esta el fútbol presente. Sacheri no es malo contando cuentos, el tema es hay muchos buenos escritores de cuentos. Pero Sacheri es único contando cuentos de futbol, como en “Decí que el Carozo es un tipo de recursos” o el “El castigo”. Un libro muy interesante. RECOMENDABLE


Los cuentos de Eduardo Sacheri son todos de una gran picardía literaria. Son de un lenguaje coloquial y generalmente de anécdotas por las que todos pudimos haber pasado. Los recomiendo.


Más del autor EDUARDO SACHERI


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA