Calificar
7,2 91 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de RIÑA DE GATOS

Espionaje, aventuras y amor en el Madrid previo a la guerra civil. Leer un fragmentoUn inglés llamado Anthony Whitelands llega a bordo de un tren al Madrid convulso de la primavera de 1936. Deberá autenticar un cuadro desconocido, perteneciente a un amigo de José Antonio Primo de Rivera, cuyo valor económico puede resultar determinante para favorecer un cambio político crucial en la Historia de España. Turbulentos amores con mujeres de distintas clases sociales distraen al crítico de arte sin darle tiempo a calibrar cómo se van multiplicando sus perseguidores: policías, diplomáticos, políticos y espías, en una atmósfera de conspiración y de algarada. Las excepcionales dotes narrativas de Eduardo Mendoza combinan a la perfección la gravedad de los sucesos narrados con la presencia, muy sutil, de su conocido sentido del humor, ya que toda tragedia es también parte de la comedia humana.

Año de publicación:2010

12 reseñas sobre el libro RIÑA DE GATOS

Si esta novela fuera la primera que leyera de este escritor probablemente no le hubiera vuelto a leer. Pero desde que en el instituto me obligaran a analizar El misterio de la cripta embrujada (allá por el Jurásico Medio) le he seguido y admirado. Así que con este libro me he quedado un poco… ¿cómo decirlo?, ¿extrañada?… Se supone que es una comedia. Un crítico de arte británico llega a un Madrid convulsionado, meses antes del golpe de Estado para tasar unos cuadros de un noble que pretende venderlos para escapar del país. Y se encuentra con un lienzo desconocido de Velázquez. Además de trabar amistad con la pudiente familia su deambular por la capital le lleva a conocer personajes de condición mucho más humilde. Hasta ahí perfecto. Poco a poco el argumento se va complicando e intervienen secundarios siniestros que maldita la gracia que tienen ( Franco, Mola, Primo de Rivera…) y de comedia pasamos, después de algunas ejecuciones, a la tragedia. La lectura se vuelve oscura, se palpa la desgracia, hay que escapar como sea… lo cierto es que Mendoza facilita mucho el desenlace con esa forma suya de escribir fluida y sencilla. Una trama que engancha en un contexto y época que me chirrían. Desde luego el Madrid de 1936 no tiene nada que ver con la Barcelona de los prodigios que a mi parecer es su mejor obra. Solo sé que no sé nada aunque me lo imagino. Premio Planeta 2010.


La historia transcurre pocos meses antes del estallido de la guerra civil española y mezcla personajes históricos con personajes de ficción. Destaca José Antonio Primo de Rivera, hacia el que, en algún momento, hasta he llegado a sentir, casi simpatía. Pobre señorito rico lleno de buenas intenciones, o no. El personaje de Anthony se hace entrañable, a veces bordea casi el ridículo y decididamente no tiene mucha suerte. Y Paquita, pobre Paquita, presa de los usos y costumbres de la época, que pretende y aspira a ser una mujer emancipada y choca contra todo lo que la rodea. Eduardo Mendoza, como en casi todas sus novelas, se mueve con habilidad entre la comedia y el drama y nunca defrauda.


Novela que va de más a menos. La intriga inicial va perdiendo fuelle conforme se desarrolla la narración para perderse en una maraña inverosímil de acontecimientos. Bien en cuanto a las descripciones costumbristas de una época convulsa y llena de incertidumbre, preámbulo de un periodo incierto y triste de nuestra historia. Entretenida, no logra la tensión literaria de "La ciudad de los prodigios" de la que me veo obligado, sin pretenderlo, a comparar.


La historia trata de un académico inglés especialista en Velázquez quien debe expedirse sobre la autenticidad y autoría de una obra adjudicada al maestro español. Sin embargo de su pericia derivarán consecuencias inesperadas y el protagonista lidiará con dilemas éticos en forma constante.El libro es excelente, describe el ambiente pre guerra civil de la convulsionada España, de una sociedad que era incapaz de dialogar o comprenderse mutuamente. Me Transportó a la primavera de Madrid de 1936, a lo mejor de la pintura española, tiene enredos, comedia, drama, política. Mezcla (pero no confunde) personales reales y de ficción. La capacidad narrativa de Mendoza es admirable, no es casualidad que haya ganado el premio Cervantes. Me atrapó desde el primer momento.


Historia excelente muy bien contada. Superó con creces mis expectativas.


Me ha entretenido mucho, pero además, me ha sorprendido. Mezcla de humor, historia del arte y política. Muy recomendable.


Excelente historia de ficción ambientada en lugares y tiempos reales de la Guerra Civil Española.


Premio Planeta2010. Una obra en la que se entremezclan varios géneros de la novela. Puede decirse que es una novela histórica por la ambientación y el trasfondo político del Madrid de 1936. Nos situamos pocos meses antes del estallido de la Guerra civil, y donde el falangista José Antonio Primo de Rivera tiene un gran protagonismo; una comedia de enredos, burlesca y también en algunos momentos esperpéntica; además de una novela de intriga, de policías, espías y conspiraciones y también se puede considerar, una novela de acción y aventuras donde los personajes se ven envueltos en circunstancias varias en un Madrid lleno de peligros y lleno de violencia. El protagonista, un inglés experto y gran admirador de la pintura española del siglo de oro, y en concreto, de la figura y obra de Velázquez, Anthony Whitelands, viaja a Madrid para realizar un peritaje, pero se ve envuelto en frenéticas, disparatadas y peligrosas aventuras, en un juego de intrigas y conspiraciones, que mantienen el interés desde el principio de la novela hasta el final. Conocerá a José Antonio Primo de Rivera y a sus falangistas, convirtiéndose en una pieza imprescindible de la lucha de poderes que llevarán a la guerra civil. También nos encontramos con varios personajes históricos como los generales, Moa, Queipo de Llano, Azaña, Franco y por supuesto, los personajes de ficción, en una España a punto de estallar. La he leído en un par de días. Sorprendente es la palabra con que la definiría. El trasfondo y los personajes históricos del Madrid antes del levantamiento me han hecho interesarme por los mismos y también sobre Velázquez y sus cuadros. Se lee como una novela de intriga. Sabemos que con Eduardo Mendoza y su excepcional forma de narrar, no nos equivocamos.


Ver más reseñas

Más libros del autor EDUARDO MENDOZA


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro RIÑA DE GATOS

Las mujeres son una lata, pero son lo mejor que tenemos."

Publicado por:

Monte.

Y mientras tanto todos hablan de hacer la revolución. Menudo despropósito. Para hacer una revolución, de derechas o de izquierdas, lo primero es tomarse la cosa en serio: unidad y disciplina.

Publicado por:

Sylviabcn