HUMOR Y COMEDIA

EL MISTERIO DE LA CRIPTA EMBRUJADA

EDUARDO MENDOZA

Calificar
8,0 120 votos

Sinopsis

Historia de crímenes y enigmas y, una farsa burlesca y una sátira moral y social. "En aquella época me entretenía leer novelas policíacas. Acababa de leer una de Ross McDonald cuyo nombre no recuerdo, y tuve el capricho de seguir sus pasos a mi manera, más como un homenaje que como parodia. Así empecé y acabé, casi de un tirón, en el plazo de una semana, "El misterio de la cripta embrujada". Nunca más he vuelto a escribir con tanta despreocupación ni con tanto placer ni con tanto aprovechamiento de las horas." Eduardo Mendoza.Las enigmáticas desapariciones de niñas del colegio d elas madres Lazaristas de San Gervasio son el punto de inicio de la aventura indagatoria que tiene como protagonista a un cliente del manicomio, quien, obligado a convertirse en investigador, se verá envuelto en toda clase de percances de los que logrará salir llevando a cabo su cometido y descubriendo una intrincada farse de gente pudiente.Aparentemente nivelada y lisa, la escritura de Mendoza constituye un espléndido ejemplo de investigación literaria personal, ajena a todo mimetismo, que ahonda en las posibilidades de volver del revés, sin infringirlas a primera vista, las posibilidades del relato tradicional, e indagar así, como un buen detective, o como un personaje de Henry James en el dibujo que se nos muestra al dorso del tapiz de la trama.

Año de publicación:1978

3 reseñas sobre el libro EL MISTERIO DE LA CRIPTA EMBRUJADA

Uno de mis escritores favoritos


Aunque el comienzo es un poco desconcertante, la maestrīa de Mendoza y el continuo recurso a la ironía te hacen empatizar con el personaje que te adentra en el mundo sórdido de la Barcelona de los bajos fondos. Realmente divertida.


Siempre he encontrado un sabor especial en los libros de Eduardo Mendoza y, tras varios años sin leer nada de él, decidí adentrarme en el mundo esquizofrénico del personaje de El misterio de la cripta embrujada. Tras su lectura, comprendo perfectamente las palabras del propio Eduardo Mendoza comentando su "placer y disfrute pergeñando este libro"... aunque a mí me ha dejado un poco desorientado. El personaje lo encuentro fascinante, la temática muy buena, pero la fusión de todos los conceptos que componen un libro me ha dejado con la pata inclinada, con un sentimiento de si pero no, con una sonrisa de esas que no sabes ni por qué sonríes, vamos que ni sí ni no sino todo lo contrario.