1. ALIBRATE
  2. BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS
  3. PATRIMONIO: UNA HISTORIA VERDADERA

BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS

PATRIMONIO: UNA HISTORIA VERDADERA

PHILIP ROTH

Calificar:

8,7

36 votos

Sinopsis de PATRIMONIO: UNA HISTORIA VERDADERA

Herman Roth es un viudo de ochenta y seis años, un agente de seguros jubilado, conocido antaño por su genio, fortaleza y encanto, que lucha por su vida contra un tumor cerebral. En un portentoso acto de honestidad y sensibilidad, Philip Roth crea el que sin duda alguna es su mayor personaje: su padre, y lo hace en el marco de un relato impecable sobre la compleja relación que mantuvieron, sobre sí mismo, sobre la muerte y el temor que inspira.

7 reseñas sobre el libro PATRIMONIO: UNA HISTORIA VERDADERA

Pues...😭😭😭...y...😭😭😭. Qué libro precioso!! Este hombre escribe tan bien!! Sin que su prosa resplandezca, leerlo sigue siendo una exquisitez . No por una frase, no por una palabra bonita, sino por un todo tan pleno, tan conmovedor y tan extremadamente bien escrito. Roth es un hombre inteligente. Uno lo lee y puede percibirlo. Sabe ser mordaz, sabe ser irónico, sabe hacer reír, pero, sobre todo en este caso, sabe hacer llorar...😭😭😭. Me tuvo deshidratándome como una loca página tras página. El libro es autobiográfico y empieza cuando al padre de Roth, de 86 años, le detectan un tumor en el cerebro. Leí como este hombre se volvía loco tratando de paliar el sufrimiento del padre, cómo lo limpiaba, como le sostenía la mano, como lo escuchaba llorar extrañando a su mujer y como Philip Roth miraba y admiraba a su padre desafiando a la muerte y aferrándose a un ultimo soplo de vida con uñas y dientes. Sé que las comparaciones son horribles e inutiles, pero también sé que son inevitables. Hace poco leí un libro parecido: " las gratitudes" de Dephine Vigan, libro que me encantó. Pero aquí estamos hablando en otro idioma. La ficción, incluso la autoficción es bonita. El libro de Vigan es el que podes recomendar indiscutiblemente porque sabes con certeza que todos lo amarán. Este no. No es para todos pero es real. Es Roth, con el pecho abierto, desgarrado y sangrante, contándote lo que se siente ver apagarse a un padre. No tiene maquillaje, no es lindo, es crudo, es sucio, es totalmente verdadero y es bello. Porque no hay nada mas hermoso que ser humano, y Roth lo es tanto (🥺). Y para los que tenemos cierta edad, los que hemos perdido gente o los que sabemos que no falta tanto para ver a nuestros progenitores envejecer, deteriorarse, tal vez sufrir, perderlo todo...a todos nosotros este libro se nos meterá en las venas. Este tipo narra lo que muchos pasaremos, lo que hemos pasado, lo que estamos pasando. Duele, brilla, conmueve y rompe. Porque es Roth. Todo él. En carne viva. ⚠️Ahora en Alibrate hay dos corazones ❤💙 . Si te gusta una reseña, el like va en los dos. El que cuenta es el que está dentro de un circulo⭕. Gracias por leerme😊.


Desde mi perspectiva, el tema de este libro es dejar ir, así de simple, y desde mi perspectiva, lo ha logrado. Philip Roth, narra su experiencia al vivir la enfermedad terminal de su padre, momentos familiares que lo conectan con él y lo duro de tomar decisiones ante tremenda tragedia. Me cuesta, en este momento de mi vida, ser imparcial con mi crítica con esta novela. Muchos párrafos me han conmovido, porque es imposible no sentir empatía con el autor y su amor filial, sin embargo da tantas explicaciones (rebuscadas) para explicar la relación que tenía con su padre, que resulta pesado y me desenfocaba del propósito fundamental, por ejemplo: para contar cómo su padre y él compartían su afición por el béisbol nos narra en 10 páginas un partido de béisbol y yo ya me perdía de que era lo que quería decirnos Roth. Philip Roth es un gran escritor, pero tal vez yo no elegí su mejor libro para disfrutarlo.


Patrimony. A true story (1991), es una suerte de novela biográfica o autoficción que cuenta los últimos años de vida del padre de Philip Roth de nombre Herman, al que le fue diagnosticado un cáncer de cerebro a sus 86 años. Roth nos ofrece una radiografía de su padre: judío poderoso, severo, contradictorio, fiel a su familia, trabajo y patria. El autor aprovecha la muerte de su padre para también contarnos su propio devenir con la enfermedad y la muerte. Con gran sinceridad Roth se identifica plenamente en la fragilidad de su padre, puesto que él mismo ya estaba cerca de los 60 años y con problemas cardíacos cuando lo sepultó. Adicionalmente Roth nos ofrece meditaciones sobre sus padres y su familia: "Pero lo cierto es que el entretejido interior de la vida en común del padre y la madre, las dificultades y las desilusiones y las tensiones permanentes, se quedan para siempre en el misterio, sobre todo, quizá, cuando uno ha recibido una educación de buen chico –y, al mismo tiempo, de buena chica, en un hogar seguro y ordenado." Y medita sobre las distancias que al inicio lo separaron de su padre y que con edad y, la violencia del tiempo, lo unieron a él: "—A tu padre lo has perdonado. Le has perdonado la implacabilidad y la falla de tacto, el ansia de hacer encajar a todo el mundo en el mismo molde. Todos los hijos pagan un precio, y el perdón implica que perdones también el precio que pagaste. Hablas de él de un modo muy reconciliado." "Sí, siempre me estaba enseñando algo, no lo que enseña el típico padre norteamericano, no cosas del colegio, ni de deportes, ni de príncipes, azules, sino cosas más groseras y ordinarias de lo que podía aceptar mi adolescencia, ansiosa, con una muy predecible vanagloria, de un padre juicioso y digno que ocupara el lugar de aquel padre sin desbastar del que me avergonzaba a medias y que, sin embargo, al mismo tiempo –sobre todo en su condición de víctima del antisemitismo–, ponía en marcha mi solidaridad y me hacía detestar más a quienes lo envilecían. Él me enseñó la lengua vernácula. Él era la lengua vernácula, despoética y expresiva y a bocajarro, con todas sus cegadoras limitaciones y toda su perdurable fuerza." La novela tiene escenas muy gráficas sobre el dolor y la enfermedad: "Uno limpia la mierda de su padre porque no hay más remedio que limpiarla, pero después de haberla limpiado, todo lo que hay que sentir se siente como jamás antes se había sentido. Tampoco era la primera ocasión en que comprendía esto: una vez puesto a un lado el asco e ignorada la náusea, una vez se arroja uno más allá de las fobias, fortificadas como tabúes, queda muchísima vida por apreciar." "Éste era mi patrimonio: no el dinero, ni los tefelines, ni el cuenco de afeitar, sino la mierda." Roth tiene uno de los mejores cierres de toda su novelística: "Por la mañana me di cuenta de que se refería a este libro, que, como corresponde a la falta de decoro propia de mi profesión, estuve escribiendo durante toda su enfermedad y su agonía. El sueño me decía que –ya que no en mis libros ni en mi vida–, al menos en mis sueños yo seguiría siendo para siempre el hijo niño de mi padre, con la conciencia de un hijo niño, y que él seguiría vivo no solo como padre mío, sino como padre, en permanente juicio de todas mis acciones. No hay que olvidar nada." Patrimonio es una novela tierna, inteligente, notable, plagada de párrafos y momentos inolvidables que vale la pena leer y releer.


Intimista y revelador texto de Roth, una narración que no se queda en lo sensible solamente, pese al tema. En lo personal al haber pasado por una experiencia similar me resultó catártico.


Un hermoso libro. Corto, conciso, como los que me gustan. Poco se puede agregar a lo ya escrito en la reseña. Solo que me encantó!. Es el darnos cuenta del amor que sentimos por nuestros padres y que cuando somos jóvenes no sabemos que sentimos por ellos!. Altamente recomendable!


Roth es uno de mis preferidos. Pero está novela es increíble. El valor simbólico de lo que es un patrimonio es notable. La muerte del padre, el lugar que uno ocupa como hije de ese padre. Notable.


Un relato íntimo y realista. El proceso de enfrentar, entender y superar la pérdida contado al estilo de Roth: magnífico.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR PHILIP ROTH


PASTORAL AMERICANA

PHILIP ROTH

Calificación General: 8,7Por leer

INDIGNACION

PHILIP ROTH

Calificación General: 8,5Por leer

EL TEATRO DE SABBATH

PHILIP ROTH

Calificación General: 8,4Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS


SEVERINO DI GIOVANNI

OSVALDO BAYER

Calificación General: 9,3Por leer

ADIOS MUCHACHOS

SERGIO RAMIREZ

Calificación General: 8,6Por leer

FRASES DEL LIBRO PATRIMONIO: UNA HISTORIA VERDADERA

Hasta yo conocía la evidencia, que no se puede tener padre para siempre (🥺)."


Publicado pormarenpergamino

Para él, los ascensos venían a ser una especie de degradación. Lo suyo era pasarse la vida superando las cuestas más empinadas.


Publicado porJaperhig