Calificar
8,4 36 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL LUGAR SIN LIMITES

El lugar sin límites juega eficazmente con el engañoso espejo de los sexos en un prostíbulo de pueblo, especie de infierno anodino donde confluyen no sólo las pasiones eróticas, sino además los sórdidos juegos de poder y dominación que suelen marcar los territorios degradados. Esta novela muestra una marginalidad contra la cual el doble filo de las apariencias parece la única estrategia posible, aunque signifique tentar a la muerte.

Año de publicación:2011

9 reseñas sobre el libro EL LUGAR SIN LIMITES

Perturbador, en muchos sentidos , así lo describiría, las múltiples connotaciones sexuales de alguna manera me calaron, el darme cuenta de lo que sucede cuando la promesa y esperanza de un pueblo se ven frustradas por arbitrarias decisiones . Y ...la decadencia, moral, social, económica, campean por sobre la perspectiva de los pobladores y a costa de sus necesidades e ilusiones, “ la Manola” la Japonesita, Pancho, .. tan humanos,, cada cual en su línea., El ser humano vive de estirar los límites, ¿ como se hace cuando estos no existen ? También película. Mucho menos lograda, pero igual de abierta en su contexto


Este libro de menos de 150 páginas no estaba en mis registros, sin embargo a partir del estreno de "Tengo miedo torer0" de Pedro Lemebel, vi una entrevista que le hicieron en "Off de record" el año 2004 y en ella señala a dos referentes de su única novela "El beso de la mujer araña" de Manuel Puig del 1976 y "El lugar sin límite" de Donoso del 1978. Así llegué a este libro, cuya historia nos introduce a la sociedad decadente de la aristocracia chilena y donde el doble estándar reina y nos permite mirar por un breve momento en la relación de amor y odio que sienten los hombres ante las locas, esa fascinación que los violenta por miedo, el miedo pavoroso a estos seres los embrujen, los enreden y les menoscaben su masculinidad. Dato al margen: dicen que hay una película mexicana sobre este libro del mismo nombre que es muy buena.


Novela bien narrada: desencanto, decepción y deterioro en estado puro. En modo Donoso.


Intensa. A lo largo del libro el autor nos muestra la realidad desde diferentes miradas, revelando la oscuridad y la luz de los personajes. Sin duda es una novela que permite un análisis profundo. Personalmente, me llama la atención la sensación de esperanza y desesperanza que oscila entre las páginas . La esperanza de que la vida (perversamente manipulada por don Alejo) le sonría al pueblo del Olivo y que junto a la luz eléctrica, vuelva la prosperidad de antaño al pueblo y a la casa de la Japonesita y la Manuela. Este último personaje, es el protagonista de la historia y quien da vida y voz a los "maricones", reflejando de forma muy clara la tensión existente entre la sociedad conservadora y la diversidad sexual. Libro de pocas páginas pero que logra darnos un baño frío de realidad, abordando temáticas que lamentablemente permanecen muy vigentes. Específicamente el poder de los ricos sobre los pobres, asi como la negación y rechazo hacia lo distinto.


Un libro muy rico para analizar y debatir, me encanta la trama realista que tiene y los personajes♡ 10/10


La decadencia de un pueblo , el olor a vino barato y la esperanza que no se pierde, todo eso contado desde una perspectiva cotidiana pero no por eso menos interesante. La vida y traspiés de la Manuela me dejaron con un gusto amargo en la boca.


Las apariencias y las realidades en El lugar sin límites ¿Hasta dónde llegan los límites de la realidad? ¿Cómo se expande el acontecer diario de un pueblo rayano en la desaparición, mantenido a flote a punta del miedo, de los deseos soterrados, de las argucias y las falsas esperanzas? En El lugar sin límites, novela escrita por José Donoso en 1966, las apariencias se superponen a las realidades en un intento por encubrir las intenciones, escamotear las verdades y consolidar el poder. Conforme nos adentramos en la obra, las máscaras se desprenden y evidenciamos los rostros verdaderos. El Fundo el Olivo, un pueblo al que se le augura prosperidad, es en realidad un caserío miserable destinado al olvido desde que el trazado del tren, originalmente concebido para que cruzara la localidad, cambió de ruta. Ahora sólo lo habitan unos cuantos vecinos y un grupo de prostitutas regenteadas por la Manuela, un personaje estancado en sus viejas glorias –¿reales, inventadas?–, homosexual y padre, amante del boato en un mundo que se vence ante la ruina. La única cosa que le permite anclarse a la falacia es su vestido de ‘Manola’; ataviado con él, las apariencias, aunque efímeras, subyugan a las realidades. Su hija, ‘la Japonesita’, virgen entre las putas, se proclama ajena a las voluptuosidades, mientras que secretamente desea ser poseída por Pancho Vega para ser llevada a un arrebato sexual que desconoce. La Japonesita no espera la llegada de la luz eléctrica, sino la arremetida salvaje de un hombre. El destino del fundo está supeditado a los deseos de don Alejo, hombre entrado en años, senador, propietario de las viñas cercanas y de la mayoría de las viviendas del fundo. Los pobladores esperan el cumplimiento de la promesa del político de que la energía eléctrica y el progreso llegarán al pueblo. Pero el latifundista no se interesa por el bien público, busca recuperar una propiedad perdida años atrás y con ella la posesión de todo el fundo. De tiempo en tiempo aparece por el pueblo Pancho Vega, joven pendenciero, chofer de un camión de fletes. Pancho desea a la Japonesita y odia a muerte a la Manuela. Ha jurado poseer a la muchacha y darle su merecido a su padre a la primera oportunidad. Pero a la vista del cuerpo enjuto y viejo del homosexual que baila ataviado con un traje de ‘Manola’, ardores reprimidos copan la carne de Pancho, le revelan deseos inesperados que lo llevarán a tomar una decisión tajante. ¿Sucumbirá a la verdad que le grita su sangre o se aferrará a la protección de la máscara? Retomo las preguntas iniciales: ¿Hasta dónde llegan los límites de la realidad? ¿Cómo ensanchar el mundo cuando no se tienen otros sustentos más que el deseo, la esperanza fallida y las ambiciones? Tal vez la respuesta se encuentre en la continua representación teatral de los seres que lo habitan. Cuando la realidad les resulta hostil, inconveniente, desalentadora y, sobre todo, perecedera, el juego de las apariencias rompe las lindes de lo real y ensancha los márgenes de la vida hasta puntos quizá inconmensurables. Andrés Briseño Hernández


Excelente novela. Disfruté muchísimo la historia y todo lo que representa principalmente en cuanto a los estereotipos de género y las implicaciones sociales de esos estereotipos. Me sentí un poco abrumada por tantos análisis que presenta ésta edición crítica aunque enriquecen la lectura y proporcionan otras perspectivas. Una gran obra que rompe con las perspectivas precedentes de lo que es hacer arte y la tarea del arte, una obra que comunica y representa una realidad para ser analizada como una crítica a la sociedad (ese lugar donde parece que el infierno se extiende sin límites).


Ver más reseñas

Más libros del autor JOSÉ DONOSO


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA