1. ALIBRATE
  2. HUMOR Y COMEDIA
  3. EL ASOMBROSO VIAJE DE POMPONIO FLATO

HUMOR Y COMEDIA

EL ASOMBROSO VIAJE DE POMPONIO FLATO

EDUARDO MENDOZA

Calificar:

7,1

136 votos

Sinopsis de EL ASOMBROSO VIAJE DE POMPONIO FLATO

Las andanzas de un detective romano en el Nazaret del siglo I. En el siglo I de nuestra era, Pomponio Flato viaja por los confines del Imperio romano en busca de unas aguas de efectos portentosos. El azar y la precariedad de su fortuna lo llevan a Nazaret, donde va a ser ejecutado el carpintero del pueblo, convicto del brutal asesinato de un rico ciudadano. Muy a su pesar, Pomponio se ve inmerso en la solución del crimen, contratado por el más extraordinario de los clientes: el hijo del carpintero, un niño candoroso y singular, convencido de la inocencia de su padre, hombre en apariencia pacífico y taciturno, que oculta, sin embargo, un gran secreto. Cruce de novela histórica, novela policíaca, hagiografía y parodia de todas ellas, El asombroso viaje de Pomponio Flato es la obra más insólita e inesperado de Eduardo Mendoza, y también una de las más ferozmente divertidas. Como en el Quijote se ponían en solfa los libros de caballerías, aquí se ajustan las cuentas a muchas novelas de consumo, y se construye, al mismo tiempo, una nueva modalidad del género más característico de Eduardo Mendoza: la trama detectivesca original e irónica, que desemboca en una sátira literaria y en una desternillante creación de inagotable vitalidad novelesca.

18 reseñas sobre el libro EL ASOMBROSO VIAJE DE POMPONIO FLATO

Advertencia: Esta novela no debe ser leída por personas sensibles, que detestan las burlas a sus credos religiosos y que aborrecen los dudosos complementos a la Historia Sagrada (en otros tiempos al buen Mendoza por escribir estas barbaridades, lo hubieran quemado tres veces en la hoguera, tras sumario juicio). Tampoco debe someterse a lectura de críticos literarios de alta alcurnia, (podrían contagiarse de los males estomacales del protagonista). Porque esta novela (novelita corta en realidad) es para gente de a pie, que le gusta leer por leer, que ama disfrutar un par de tardes sin complicarse (al menos en esas dos tardes), o le apetece descongestionarse después de haber leído La Araucana o El Péndulo de Foucault. Y que puede ser creyente o no y de serlo, tomarse las cosas con tolerancia. Porque de que es una novelita sacrílega e irreverente, efectivamente así es. El argumento no puede ser más sencillo. El noble romano Pomponio en el siglo I busca en el Asia Menor, ciertas aguas que le alivien las crónicas molestias intestinales a que hace referencia su apellido. Y llega a la aldea de Nazareth en Judea, donde los romanos están listos para crucificar a José, el carpintero del pueblo, acusado de haber cometido un crimen. Jesús, el pequeño hijo del carpintero, lo contrata para que encuentre al verdadero culpable. En sus investigaciones, conocerá a María, la madre de Jesús. Se va descubriendo que es una familia muy querible, especial y que guarda secretos. Y hay otras personas que años después aparecerán en otro libro muy leído, el Nuevo Testamento, como son Juan, María Magdalena, Mateo y Barrabás entre otros. Personajes bíblicos y un tema de riesgo en esta creación literaria, con una historia que fluye muy naturalmente, con toques de humor permanentes nacidos de la pluma de este pagano escritor. Una obra divertida, mezcla satírica de novela histórica y trama detectivesca. Llegué a este libro sin ninguna expectativa y salgo de él con la sensación de haber pasado buenos ratos, con algunas risas a mi haber. En todo caso, al humor irónico y cínico de don Eduardo, hay que ayudarlo con una favorable disposición.


@Rafa perez ¿Esto nos cuenta como histórica para siguientes retos? Hay romanos.


Una fábula histórica como el mismo autor aclara al final, hecha como travesura para divertirse un rato. Lectura sencilla sin muchas más pretensiones que pasar un rato.


12/2021 📘 🇪🇸 Novela detectivesca de las consideradas menores de Mendoza que con ironía, frescura, entretenimento, humor, sátira y diversion desarrolla una trama durante la época de la infancia de Jesús . Lectura fácil y entretenida además de sugerente e interesante, aunque a veces te lleve a tirar de diccionario.


¿Quieres probar algo diferente...? aquí lo tienes... En 192 páginas encontrarás un libro de humor y misterio, que con unas pinceladas de hechos y personajes históricos de la vida de Jesús, se recrea una ficción que recuerda a David Safier, en 'Jesús me quiere', pero ambientado en la antigüedad, concretamente en el siglo I en Palestina. Creo que es bastante respetuoso con los personajes y va jugando hasta con ternura con sus historias. Aunque las personas que tengan una creencia muy arraigada y sean especialmente sensible a que nombren a personajes de la Biblia creando una ficción nueva,igual no les agrada. Me sobran las primeras páginas, demasiado escatológico e incluso llegando a ser absurdo. Por lo demás, es un cuento que quiere entretener y divertir, me parece inteligente cómo entrelaza historia del nuevo testamento y lo poco que se cuenta de la vida de Jesús en la infancia. He leído poco de Eduardo Mendoza, pero viendo cómo es capaz de desenvolverse en una novela tan peculiar, me dan ganas de leerle más


Novela corta que se lee de tirón en una tarde, el libro es a ratos divertido, tierno y en ocasiones infantil y otras veces escatológico e incluso aburrido. Pomponio viaja a Nazaret y allí se ve envuelto en una situación detectivesca investigando a un José carpintero, siendo ayudado por un niño Jesús, situación surrealista como el libro. No es de los libros que recomendaría


El aventurero romano Pomponio Flato se ve inmiscuido en la investigación de unas misteriosas muertes en el extrarradio del todopoderoso imperio romano. Solicitó su ayuda y le acompaña en sus andanzas nada menos que un tal Jesús de Nazaret, para más señas hijo de María y de un carpintero llamado José. Otra disparatada historia de Eduardo Mendoza; una novela policíaca incrustada en la época de los inicios de la religión católica en Nazaret. Es entretenida y se deja leer con agilidad. Otro de los libros simpáticos del barcelonés Eduardo Mendoza.


No es una gran obra literaria, pero me lo he pasado bien leyéndola. Es difícil encontrar libros que me hagan reír o me diviertan y, cuando doy con uno, lo agradezco infinitamente.


MÁS LIBROS DEL AUTOR EDUARDO MENDOZA


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN HUMOR Y COMEDIA