Calificar:

8,6

94 votos

Sinopsis de MISTERIOSA BUENOS AIRES

Cuarenta y dos cuentos ambientados en la capital porteña. Personajes, paisajes, costumbres y leyendas que convierten al libro en una suerte de historia de la ciudad con la que Manuel Mújica Láinez nos muestra, una vez más, su cosmovisión y su peculiar modo de revivir el pasado, en una magnífica obra de arqueología literaria. Un clásico de la literatura argentina.

11 reseñas sobre el libro MISTERIOSA BUENOS AIRES

Imagino que Mujica Laínez camina por un sendero con un saco al hombro. El sendero se inicia en un borde costero y se interna por un promontorio, tierra adentro. A medida que camina pone la mano en el saco y va dejando lo que parecen semillas a derecha e izquierda. El sendero serpentea por un terreno que hoy es Buenos Aires y nace allí, donde la imponente ciudad de ahora, no era más que un fuerte precario rodeado de empalizadas. Las semillas son relatos que va sembrando. A un lado va distribuyendo aquellos que son de un mundo mágico. Por el otro, los que son de una cotidiana realidad. Y así encontramos estos 42 relatos, los de ambos lados del sendero, siempre conectados con la naturaleza humana. En “El hambre” la civilización y la barbarie. En “Las ropas del maestro” los celos. En “Los pelícanos de plata” la venganza. En “El vagamundo” los pecados no dejan alcanzar el descanso. En “Un granadero” las ingratitudes de todo un pueblo (un homenaje a San Martín, el libertador, sin decirlo). Este relato y el de El Hambre fueron los que más me conmovieron. Un sendero que también es mágico. Viene de atrás en el tiempo y avanza de década en década, hasta recorrer casi cuatro siglos. Pasa por el medio de Buenos Aires, pero no la que conocemos hoy, sino aquella que fue un pueblo miserable, que tuvo empalizadas, casuchas, y que luego su paisaje físico y humano fue cambiando lentamente. Así aparecen calles, quintas y conventos, edificios públicos, iglesias, casas señoriales, tugurios y boliches. En ellos se recrean los 42 relatos. Hasta un eructo puede sonar a lírico y mágico en la prosa de Mujica Lainez. Refinada y florida, erudita y según el lenguaje de cada tiempo, me recuerda a Delibes, aunque aquí el talento está provisto desde este lado del mundo. De este mundo nuevo y misterioso, que va retratando a través de personajes ficticios y reales, tan vivos y presentes en esa línea de tiempo que va desde 1536 a 1904. Leído por dos razones: Lo encontré en El Ateneo, ese templo bonaerense del libro. Lo tomé del estante y al leer la contratapa me pregunté ¿Qué habría aquí hace 400 años atrás, aquí donde estoy parado? Y la segunda razón fue conocer a Mujica Laínez. Y así me sumergí en esta Buenos Aires misteriosa.


Mujica Lainez, nos lleva de paseo, por Buenos Aires. Pero no es un paseo común, es un libro de viajes,... pero a través del tiempo, en el cual va tejiendo la historia paralela de Buenos Aires, de la mano de relatos más anecdóticos que históricos.Así, tomados de la mano del Hambre, un sobre cogedor relato acerca de la conquista del territorio argentino, en un sitiado fuerte español. Desplazándonos en el tiempo a través de 600 años de cuentos, relatos, fantasías que acompañan el desarrollo a tropezones de la ahora capital federal Argentina.Argentino es su lenguaje, argentino es el repicar de sus palabras , por el musical sonido que les imprime.De ésta, muy agradable manera presenta truculentas historias, ( las ropas del maestro, el espejo desordenado, la pulsera de cascabeles) ennoblecidas por la calidad de su texto. Leyendas populares ( la enamorada del pequeño Dragón, Le Royal Cacambo, El ángel y el Payador, La escalinata de mármol)deliciosas fantasías ( la sirena , el pastor del Río, Memorias de Pablo y Virginia, El hombrecito de azulejo ) Hasta culminar con la decadencia, moral y social, como un excelente cierre a esta recopilación histórica, pero atemporal, ( El Salón Dorado ) Un viaje productivo, ilustrativo en alas de la imaginación con el motor del tiempo, que me ha llevado a descubrir, una pequeña parte de esa “misteriosa Buenos Aires”,


Sin duda es un gran libro para leer en el transporte público. A través de breves relatos, el autor recorre la historia de Buenos Aires desde perspectivas tan diversas como atractivas. La lectura es muy llevadera y realmente es posible encontrar una increíble variedad de historias, la mayoría muy buenas. Para los puristas, la prosa es elegante y un poco barroca y erudita, características que une todo el libro. Para mí, una obra indispensable.


MANUCHO TAMBIÉN ES PARA LOS PIBES! “El viento del sudoeste es loco. Viene galopando sobre la polvareda, y sus rebencazos relampaguean en el atardecer. Se ríe hasta las lágrimas; se mete en todas partes, con bufidos y chaparrones, tuerce los árboles. Y arroja puñados de hojas y de ramas; dispersa el ganado; sacude las casas aisladas en la llanura; golpea las puertas; echa a volar la ropa tendida; cruza la ciudad, donde se encabrita, mareando a las veletas y asustando a las campanas; y sigue adelante, hacia el río. Entonces parece que hubiera entrado en el agua un inmenso rodeo de toros. Es loco el Pampero.” (Del cuento EL PASTOR DEL RÍO incluido en el libro MISTERIOSA BUENOS AIRES) Este cuento de Manucho me gusta mucho (disculpen la rima fácil!) para contarle a los chicos, la historia es genial: un río muy ancho que todos conocemos se queda seco y necesita un “pastor de nubes lluviosas” que pueda arrearlas a su cauce. Misteriosa Buenos Aires tiene más de cuarenta, algunos de ellos podríamos llamarlos “infantiles” (aunque no lo son), como El hombrecito del azulejo que adquiere vida para salvar a su compañero de juegos. Otros son trágicos (El hambre), otros fantásticos (El vagabundo), los menos borgeanos (El libro)... Todo un abanico arqueológico de ficciones (o no tanto) que transcurren en algún tiempo de la ciudad de Buenos Aires.


Un pedazo de terreno en el que se construirá una casa en lo que será la Ciudad de Buenos Aires es el protagonista de todos los relatos que confirman este libro, que arranca con los castigos ejemplares de Don Pedro de Mendoza hasta un remate a principios del SXX, por ahí pasan diferentes hechos de la vida porteña y la historia argentina, escondidos en un baile de carnaval, un duende que salva a un niño enfermo, versos gauchescos y hasta actos de canibalismo.


Luego de transcurridos muchos años acabo de finalizar una segunda lectura de Misteriosa Buenos Aires. Manuel Mujica Lainez es un magnífico escritor, de eso no cabe duda y da fe de ello este libro donde la exquisitez y la voluptuosidad de la palabra escrita sirven de marco al refinamiento narrativo. Se trata de cuarenta y dos cuentos cortos ordenados por orden cronológico que pueden llegar a ser percibidos como una suerte de novela en episodios en los que hay un hilo conductor muy claro: las transformaciones de la ciudad de Buenos Aires, en la que transcurren todos los cuentos, entre 1536 y 1904. Son historias de ficción basadas en acontecimientos históricos; todo el libro tiene como soporte un trabajo de investigación histórica monumental. Los primeros relatos exponen la Buenos Aires fundacional para luego detenerse un largo trecho en la Buenos Aires colonial. Experto creador de climas, Mujica Lainez nos transporta con sus historias donde hay lugar para lo misterioso, lo mágico y lo sobrenatural, todo es muy visual; aunque la narrativa barroca a la que recurre puede resultar por momentos agobiante por un exceso de floritura escrita en la que abundan vocablos que no son de uso corriente. Los recursos que tenemos como lectores para paliar esto último dependen en gran medida de nuestras competencias como lectores y de nuestra propia enciclopedia lectora. Mis cuentos preferidos: I El hambre (1536)XIII Toinette (1658) X El espejo desordenado (1643) XXVII La princesa de Hungría (1802) XXXVIII Un granadero (1850) XLI El hombrecito del azulejo (1875) “Maroc entra de un salto gimnástico, como un niño bailarín. Maroc, sin turbante, sin babuchas, sin la faja verde. Maroc, desnudo como un adolescente salvaje, negrísimos los ojos, erizado el pelo crespo. Se llega a ella, indeciso. Luego se inclina, se pone de rodillas, como cuando la cuidaba en la tienda naranjada del puente. Acerca a la cara blanca la suya morena, ansiosa; acerca a los labios rojos su boca que tiembla. La besa largamente, hondamente. En medio de su pavor, desde el cepo que la tortura entre el moblaje fastuoso. Toinette siente ese beso de hombre. Es un beso distinto de los que le ha dado Monsieur de Fontenay, que hasta en el amor guarda un recato de ceremonia. Maroc le besa el cuello, le besa la piel lisa y perfumada”. (XIII Toinette. 1658)


Recuerdo cuando lo leí, muchos años atrás la impresión que me causó "Hambre", como me divertí con "El Espejo Desordenado" y ahora volvió a mis manos para leerle a mí hijo "El Hombrecito del azulejo" y porqué no, darle una relectura desordenada. Mujica es un gran narrador, con una prosa riquísima, y una erudición que le permite situar sus historias en cualquier periodo histórico con la comodidad de estar relatando lo que lo rodea como si fuera su entorno habitual. En este caso, cada relato se sus en un momento puntual y fechado al inicio de cada cuento de la incipiente Buenos Aires desde 1536 hasta la señorial de principios del siglo XX. De más está decir que además de disfrutar de increíbles cuentos llenos de magia y fantasía aprenderán mucho de historia con su lectura, ya que ningún detalle del entorno es mencionado sin estar documentado


Básicamente una reseña de cómo se fue construyendo Buenos Aires en los últimos 600 años. Sublime y magnánimo, como siempre Manucho.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

PLÁSTICO CRUEL

JOSÉ SBARRA

Calificación General: 8,8Por leer

FRASES DEL LIBRO MISTERIOSA BUENOS AIRES

Rodaron hasta este desgraciado puerto de Santa María de los Buenos Aires, donde ni es bueno el aire ni María nos alivia con el dulzor de su sonreír


Publicado porCeci Damiani ✨

No pensaba, mientras ejercía su oficio, en el dolor del torturado eso era parte de la fiesta la sangre era parte de la fiesta, con sus rubíes"


Publicado porCeci Damiani ✨

[La Sirena] no puede amar a un hombre. No puede amar a un hombre que sólo sea hombre, ni a un pez que sólo sea pez.


Publicado porGuardiana Saturno

¿Se detendrán los presuntos dueños del globo terráqueo a reflexionar sobre ese aspecto de la fatalidad libresca? Nos leen (cuando nos leen) en dos, tres, cinco días. Luego nos comprimen los unos contra los otros, sin que a menudo nada nos relacione con nuestros camaradas inmediatos. Y nos olvidan. ¿Qué representa esa veloz y excitante semana de comunicación, de intercambio, si se la compara con los meses, con los años, con los decenios de rígida expectativa, de esperanza y de desencanto?


Publicado porGuardiana Saturno

¿ Se detendrán, los presuntos dueños del globo terráqueo, a reflexionar sobre este aspecto de la fatalidad libresca ?. Nos leen en dos, tres, cinco días, nos comprimen los unos contra otros, sin que nada nos relacione., con nuestros camaradas inmediatos . Y, nos olvidan


Publicado porEdd62

Quisiera saber que dicen , que encierran esas misteriosas letras enemigas, tan atrayentes que su seducción pudo más que los encantos de los cuáles sólo goza el espejo impasible


Publicado porEdd62