1. ALIBRATE
  2. BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS
  3. LOS HUNDIDOS Y LOS SALVADOS (TRILOGÍA DE AUSCHWITZ #3)

BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS

LOS HUNDIDOS Y LOS SALVADOS (TRILOGÍA DE AUSCHWITZ #3)

PRIMO LEVI

Calificar:

9,0

31 votos

Sinopsis de LOS HUNDIDOS Y LOS SALVADOS (TRILOGÍA DE AUSCHWITZ #3)

Este libro, que cierra la trilogía de Primo Levi sobre los campos de exterminio, es una prueba viva de que sólo con la palabra, sólo si  el horror se vertebra, se está en condiciones de crear y fortalecer la conciencia crítica que exigen los tiempos. Los hundidos y los salvados supone la última reflexión del autor sobre su experiencia, una summa moral en la que indaga en las cuestiones más esenciales: la libertad, la vergüenza, la responsabilidad, la complicidad, el compromiso, el olvido... Y también un alegato a favor de la piedad como categoría básica de la ética humana. Hay libros que, como éste, se escriben para poder seguir viviendo. Primo Levi, que procuró en sus textos analizar la experiencia del horror como un momento ejemplar que permita la comprensión del hombre y sus límites, no lo consiguió, y se suicidó en 1987, poco después de acabarlo.

7 reseñas sobre el libro LOS HUNDIDOS Y LOS SALVADOS (TRILOGÍA DE AUSCHWITZ #3)

Pequeño ensayo que sirve de cierre a la trilogía, en el que se analizan detalladamente las dos partes implicadas en cada guerra y en cada exterminio que ha ocurrido, y que desgraciadamente, no tiene pinta de dejar de ocurrir. Me gustaron más las otras partes, porque eran vivencias directas, sin embargo este, aunque corto, es bastante más teórico. Me ha llamado la atención aquella persona que le pregunta “¿Por qué no se escapó usted?”, realmente me parece de muy mal gusto. No lo veo necesario para entender que cuando es cuestión de supervivencia, lo bueno y lo malo se pueden confundir y tengo muy claro que el miedo es libre, no se me ocurriría juzgar a una persona que mata para no morir, pero sí a aquella que lo hace por diversión. No lo volvería a leer, pero estoy contenta de dar por finiquitada la trilogía. Como conjunto muy aconsejable.


Este libro cierra la trilogía de Levi: 1-Si esto es un hombre. 2- La tregua. "De cualquier manera que termine esta guerra, la guerra contra vosotros la hemos ganado; ninguno de vosotros quedará para contarlo, pero incluso si alguno lograra escapar el mundo no lo creería. Tal vez haya sospechas, discusiones, investigaciones de los historiadores, pero no podrá haber ninguna certidumbre, porque con vosotros serán destruidas las pruebas. La gente dirá que los hechos que contáis son demasiado monstruosos para ser creídos; dirá que son exageraciones de la propaganda aliada, y nos creerá a nosotros, que lo negaremos todo..." Estas fueron palabras dichas por los soldados de las SS. El autor, luego de pasarse años de dar conferencias, responder cartas, leer, coincidir, rechazar, culmina la trilogía desdoblando los mecanismos psicológicos (terribles y tremendos) de los campos de concentración. Me sigue gustando por el "distanciamiento", Levi jamás es "víctima" en sus libros, logra ser "espectador" para trasmitir su experiencia como superviviente y desde un estilo analítico. Siendo la piedad, su llamado como "prima categoría de la condición humana" y haciendo una fotografía con palabras, sacando a la luz una vez más, las crueldades y opinando sobre la responsabilidad, la complicidad y el olvido del pueblo alemán. Un ensayo sobre la comprensión del hombre y sus límites. La división entre víctimas y verdugos, inocentes y culpables, es para Levi una simplificación que no hace justicia a una realidad más compleja. Entre ambos opuestos existió una" zona gris" de indefinición moral, difícil a veces hasta de juzgar sino se tiene la noción real de las atrocidades que pasaron. Siento como el autor relata, mira, recuerda, intentando no juzgar a quienes pasaron la raya y asumieron papel de víctima-verdugo porque las circunstancias le obligaron (obligaron?). Los rechaza (es claro) pero les intenta entender, aún cuando jamás él participó de alguna condición dual de este tipo. Léase aquí, a prisioneros; oficiales y soldados, tienen otro tratamiento, basado en aquel absurdo mandato de que los militares "obedecen", alegato más que gastado en los juicios de Núremberg. La pérdida de la dignidad, que hizo incluso que muchos sobrevivientes hasta le avergonzara salir con vida, es otro de los análisis escalofriantes de este texto. La maquinaria Nazi fue experta en llevar al ser humano a la más degradante condición animal y Levi desmenuza este análisis, subjetivo, pero certero. Un llamado a NO OLVIDAR. Y no deberíamos! Estos deberían ser textos en las escuelas, para honrar la memoria del autor que siempre temió la posibilidad de la repetición y como muestra real de hasta donde puede llegar la maldad humana, en nombre de infinidades de excusas.


“Los hundidos y los salvados”, tercer libro de la trilogía de Primo Levi, resulta un texto reflexivo y conmovedor. Su fina prosa reflexiva conduce al lector por los recuerdos de épocas terribles, vividas en los cautiverios nazzi. El autor no juzga la época ni se victimiza, solo comparte su doloroso monólogo con quien se aproxime a su obra. Son líneas que dejan cicatrices en el alma, pero no se regodean en descripciones violentas de la historia del Holocausto.


No se trata de una narración más de los horrores vividos en los campos de concentración nazis, se trata de una fotografía viva captada, revelada y enmarcada por letras que se convierten en palabras, palabras que se transforman en emociones, magistralmente escritas por Primo Levi, un sobreviviente, una prueba viva de la magnitud de arrogancia y maldad a la pueden llegar los seres humanos enceguecidos por la ambición, la violencia y la falta de raciocinio. Lo terrorífico del testimonio de la historia es que muchos de los aspectos y prácticas de esos campos de concentración siguen aplicándose, de una forma disfrazada, en nuestros días.


Libro que cierra la trilogía de Primo Levi sobre su experiencia en un campo de concentración. Más que una novela, es un ensayo en el que trata de razonar el porqué de las dos partes: El comportamiento cruel de los verdugos, y el sometimiento y la degradación de las víctimas. Me gustaron más "Si esto es un hombre" y "La Tregua", que están más noveladas, pero las tres en su conjunto conforman un testimonio desgarrado de dolor y de injusticia. No hay que olvidar que el autor acabó quitándose la vida. Quizá su estigma era tan grande y tan profundo, que llegó un momento en que ya no lo pudo soportar más.


Terrible temática, excelentemente tratada. Muy recomendable.


De los tres libros que forman la “trilogía de Auschwitz”, “Los hundidos y los salvados” me ha parecido el más profundo, el más reflexivo, el más contundente y el que mejor resume el pensamiento y las inquietudes más básicas y humanas de Primo Levi. Es un ensayo breve, ameno y potente, que abre montones de preguntas a la sociedad y en las que el autor intenta formarse una opinión. Es cierto que Si esto es un hombre es más impactante en cuanto a lo narrado, a los personajes reales, a los hechos. Pero en “Los hundidos y los salvados” Levi coge todas esas vivencias que ha sufrido, las madura y reflexiona sobre su base, su desarrollo y los resultados. Y los trata en siete puntos troncales en los que concentra sus conclusiones sobre lo que supusieron para la humanidad los Lager nazis: Por un lado, habla del recuerdo de los ultrajes. De cómo la realidad era tan exageradamente cruel, violenta e inhumana que, en un primer momento, nadie creía los primeros testimonios. Los propios nazis se jactaban de ello. “Aunque os escapéis, nadie os va a creer”. Y de cómo la sociedad, especialmente la alemana, limitaba a casos aislados y poco frecuentes el odio del estado al pueblo judío y su exterminio. Incluso los propios familiares y amigos de aquellos que no volvieron nunca a sus casas se refugiaban en no querer conocer la verdad que tanto dolor les generaba, aferrándose a falsas esperanzas basadas en noticias o creencias de que su ser querido seguía atrapado en algún lugar de Europa del Este sin recordar quién era o dónde estaba. La zona gris. La violencia de los opresores no dolía tanto como la que ejercían compañeros o el resto de presos. El sistema de destrucción del individuo que habían ideado los nazis era tan eficiente, además de por su maquinaria y tecnología de la muerte, por su sistema de jerarquías dentro de los propios presos y que permitía la guerra interna entre ellos para decidir quién ejercía también la violencia, el sistema de terror y decidía quién recibía más o menos castigo. Al terror de estar rodeado de soldados, gritos, perros adiestrados en cazar personas, un idioma que no conoces, humillaciones, ejecuciones… Añade el prisionero-funcionario, que en lugar de ayudarte u ofrecerte la mano, vuelca sobre ti toda su frustración y rencor ajeno. Y todas estas reflexiones, que son largas y profundas, pasan por preguntarse el por qué. ¿Qué grado de responsabilidad, de culpa, tenían esas personas? ¿Su supervivencia estaba por encima de la de los demás? ¿Puede ser juzgado un kapo? ¿Un soldado raso? Todos seguían órdenes. Y los juicios de Núremberg quizá no llegó a aclarar o dar respuesta a todas esas preguntas. Mientras leía esta parte no pude evitar recordar el experimento de Milgram, que comenzaron a realizarse en 1961. Si no lo conocéis, buscadlo en Wikipedia. Los resultados psicológicos que ofrecieron son escalofriantes para la sociedad.


MÁS LIBROS DEL AUTOR PRIMO LEVI


TRILOGIA DE AUSCHWITZ

PRIMO LEVI

Calificación General: 9,1Por leer

SI ESTO ES UN HOMBRE

PRIMO LEVI

Calificación General: 8,7Por leer

LA TREGUA

PRIMO LEVI

Calificación General: 8,3Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS


FEDERICO

ILU ROS

Calificación General: 9,8Por leer

ADIOS MUCHACHOS

SERGIO RAMIREZ

Calificación General: 8,7Por leer

FRASES DEL LIBRO LOS HUNDIDOS Y LOS SALVADOS (TRILOGÍA DE AUSCHWITZ #3)

No es ni fácil ni agradable sondear este abismo de maldad y, sin embargo, yo creo que debe hacerse, porque lo que ha sido posible perpetrar ayer puede ser posible que se intente hacer mañana y puede afectarnos a nosotros mismos y a nuestros hijos.


Publicado porRomeoGT

... el recuerdo de un trauma, padecido o infligido, es en sí mismo traumático porque recordarlo duele, o al menos molesta...


Publicado porRomeoGT

... el caso típico de quien acostumbrado a mentir públicamente, termina mintiendo también en privado, mintiéndose a sí mismo, edificándose una verdad confortable que le permite vivir en paz...


Publicado porRomeoGT

... es difícil defenderse de un ataque para el cual no se está preparado.


Publicado porRomeoGT

Los objetivos de la vida son la mejor defensa contra la muerte: no sólo en el Lager.


Publicado porGonzalo Martin

El poder es como una droga: la necesidad del uno y de la otra es desconocida para quienes no los han probado, pero después de iniciarse en ellos, lo cual puede ocurrir fortuitamente, aparece la dependencia y la necesidad de dosis cada vez más altas...


Publicado porRomeoGT