COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EXPIACION

Una romántica historia de amor imposible, una durísima narración de guerra y la novela que dentro de la novela escribe uno de los personajes. En la gran casa de campo de la familia Tallis, la madre se ha encerrado en su habitación con migraña y el señor Tallis, un importante funcionario, está, como casi siempre, en Londres. Briony, la hija menor, de trece años, desesperada por ser adulta y ya herida por la literatura, ha escrito una obra de teatro para agasajar a su hermano Leon, que ha terminado sus exámenes en la universidad y hoy vuelve a casa con un amigo. Cecilia, la mayor de los Tallis, también ha regresado hace unos días de Cambridge, donde no ha obtenido las altas notas que esperaba. Quien sí lo ha hecho, en cambio, es Robbie Turner, el brillante hijo de la criada de los Tallis y protegido de la familia, que paga sus estudios. Es el día más caluroso del verano de 1935 y las vidas de los habitantes de la mansión parecen deslizarse, como la novela, con apacible elegancia. Pero si el lector ha aguzado el oído, ya habrá percibido unas sutiles notas disonantes y comienza a esperar el instante en que el gusano que habita en la deliciosa manzana asome la cabeza. ¿Por dónde lo hará? Hay una curiosa tensión entre Cecilia y Robbie. Otra situación potencialmente peligrosa es la de la hermana de la señora Tallis: ha abandonado a su marido, se ha marchado a París con otro hombre y ha enviado a su hija Lola, una quinceañera, sabia y seductora, a casa de sus tíos.

Año de publicación:2001

14 reseñas sobre el libro EXPIACION

Expiación es un libro que me ha resultado raro y diferente, pero que a su vez me ha gustado y me ha parecido original. La historia la forman una serie de piezas de puzle que al principio parece que no encajan, pero que según vamos leyendo van tomando sentido y encajando entre sí. La acción del libro la vamos viendo desde los diferentes personajes y en ocasiones vemos la misma escena desde distintos puntos de vista. Lo que nos ayuda a tener una visión más general de lo que está pasando y podemos llegar a entender mejor a los personajes. Esto me ha parecido muy original, y creo que no había leído algo así nunca, o al menos lo recuerdo. En la primera parte de la novela nos narra los acontecimientos de una noche que tendrán consecuencias en el futuro que iremos viendo en las partes posteriores. Llegando al último capítulo con el corazón encogido. Es un libro denso, en mi opinión, pero que creo que si sientes curiosidad deberías darle una oportunidad. Porque una vez leído te deja muy pensativo y reflexionando sobre él.


La familia Tallis era una familia inglesa tradicional de clase alta, aunque se reconoce sin abolengo, donde se crían sus hijos junto con el hijo de la casera a quien el Sr. Tallis costea sus estudios. La familia es disfuncional pero se esfuerza por mostrarse como una "familia normal". Cuando los niños crecen, también lo hacen los sentimientos y sucede lo inevitable entre el hijo de la casera y una de las chicas Tallis... hasta allí es una historia más. Sin embargo una noche, por un hecho fortuito, la historia pega un golpe de timón que la hace única. Todo esto en el contexto del inicio de la Segunda Guerra Mundial y la angustia, incertidumbre e incredulidad con la que los británicos vivieron ese comienzo. Sin lugar a dudas se puede decir que son tres libros en uno, la primera parte es meramente descriptiva (incluso se me hizo cuesta arriba la lectura porque aparentemente no pasaba nada), sin embargo hasta el menor detalle de esa primera parte tiene un correlato con lo que sucederá después. Luego el libro se sumerge en un sube y baja emocional enriquecido con una narración exquisita que hace imposible dejar de leerlo, más el recurso de "la historia que se escribe sobre la propia historia". Dos observaciones: 1. se nota que McEwan investigó mucho hasta el mínimo detalle, pues los relatos de las situaciones en el hospital o en la retirada de tropas inglesas del norte de Francia, son por demás puntillosos y ricos en detalles que generan una experiencia de inmersión del lector en la escena. 2. Está claro que McEwan tiene facilidad para "jugar" con el protagonista del relato de sus historias pues aquí va cambiando en el libro en distintas oportunidades y ese estilo "no tradicional" luego lo repetiría en "Cáscara de Nuez" y en "La cucaracha" (todavía no entiendo como tan buen escritor pudo escribir ese libro olvidable). Me gusta como escribe el autor pues siempre en sus obras tiene un vocabulario muy enriquecido pero no rebuscado (y claramente las traducciones son muy buenas). Como en las publicidades de los 80´ podemos decir que hay romance, sexo, guerra y más por el mismo precio. A mi me impacta (pero por un tema de deformación profesional) las reflexiones que se hacen sobre el "valor justicia" en relación al tiempo y como puede fallar un sistema judicial y una sociedad. Me impactó mucho, son de esos libros difíciles de olvidar, la narración es excelente, su mensaje es muy pero muy fuerte (hay que pasar el primer 25% del libro). No duden en leerlo!!!!


La forma de presentar este libro en tres tiempos, la creacion de los personajes tan vividos, las situaciones tan sentidas, aparece como una expiacion a su trabajo literario, Briony, la relatora y creadora de la historia, en sentido literal, como escritora talentosa, a la par de persona atormentada, crea imagenes en su mente que resuelvan su casi total carencia de sentimientos positivos, una gran novela , de la que surge una muy buena pelicula,


"Hasta entonces nunca había visto a hombres llorando. Al principio fue una conmoción, pero al cabo de una hora estaba acostumbrada. Por otra parte, le había asombrado, y hasta horrorizado, el estoicismo de algunos soldados. Hombres que acababan de sufrir una amputación parecían obligados a hacer bromas horribles. ¿Y ahora con qué le voy a dar una patada a la parienta? Todos los secretos del cuerpo quedaban al descubierto: huesos que asomaban entre la carne, vislumbres sacrílegos de un intestino o un nervio óptico. De ésta nueva perspectiva íntima extrajo una enseñanza simple, una cosa obvia que siempre había sabido y que todos sabían: que una persona es, entre todo lo demás, una cosa material, que se rompe fácilmente pero que no es fácil recomponer". Cuenta la historia de Briony, una mujer inglesa, en tres momentos distintos de su vida. Arranca en 1935 con la protagonista en su pre-adolescencia, aspirante a escritora y muy soñadora. A partir de un suceso que cree haber visto, el pretendiente de su hermana termina encarcelado, lo cual genera un alejamiento en la familia y el comienzo del horror que comienza a vivir la protagonista, pues no está cien por ciento segura de lo que pudo haber visto. De ahí la historia salta a la segunda guerra, donde la protagonista se encuentra realizando prácticas de enfermería en un hospital. Lo que le toca ver en este momento es inenarrable, con los pacientes provenientes del frente en los estados más atroces. También vamos a asistir al reencuentro de Briony con su hermana. La protagonista busca la expiacíon. Quiere reencontrarse con su hermana y el cargo de conciencia se agudiza más al saber que lo que suponía no era real. Y un tercer momento, en 1999, con una Briony anciana y enferma. Hermoso relato de Ian McEwan, bellamente contado. Me dejó pensando mucho acerca de las consecuencias de nuestros actos. La recomiendo cien por ciento.


Una de mis novelas preferida por tres razones; la historia en sí misma, apasionada y feroz, la narración que hace que uno corra por sus páginas con la necesidad de saber qué pasa y el final que me deja perpleja.


Una gran novela en tres partes, me atraparon especialmente las dos últimas y me quedé con ganas de más. Es imposible medir el efecto o las consecuencias (en este caso negativas) que nuestros actos van a tener sobre la vida de otra persona. A veces se tarda años en entender y asumir la culpa. Y a veces no alcanza una vida entera para expiar esa culpa. No vi la película todavía, me quedo con el sabor y la profundidad de una excelente historia narrada de manera prodigiosa.


El error más sentido de la literatura, y luego ¿cómo vivir con la culpa? Para leer y releer. McEwan siempre acertado.


McEwan juega en otra liga en la actualidad. En la primera parte descubres que quien escribe es otra: Briony Tallis. Recrea un estilo complejo, diría que hasta pretencioso, que aúna poesía y narrativa, a lo Virginia Woolf. Son los sueños de una niña que quiere ser una gran escritora. La novela continúa con un giro de ciento ochenta grados y te mete de lleno en un relato bélico, de los mejores que he leído. Y termina con un final excepcional, con un estilo de la ya no pequeña Briony más desnudo, en el que no hay expiación posible para la escritora (y, por ende, para McEwan) , que se desparraman sobre su manuscrito, el ficticio y el real. Impresionante metanovela.


Ver más reseñas

Más libros del autor IAN MCEWAN


EL INOCENTE

IAN MCEWAN

Calificación General:8,0

LA LEY DEL MENOR

IAN MCEWAN

Calificación General:7,8

SABADO

IAN MCEWAN

Calificación General:7,8

También se buscó en NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN


Frases del libro EXPIACION

De vez en cuando, totalmente sinquerer , alguien le enseñaba algo sobre si misma

Publicado por:

Edd62

Estaba muy bien escribir "Se sintió triste", o describir lo que hacía una persona triste, pero ¿cómo se describía la tristeza misma, cómo se pintaba de tal manera que se sintiese su cercanía enervante?

Publicado por:

Rincewind_80

¿ Como se describia la tristeza misma, como se pintaba de tal manera que se sintiera su cercania enervante ?

Publicado por:

Edd62

Un relato era una forma de telepatía. Mediante el proceso de trazar símbolos de tinta en una página, enviaba ideas y sentimientos desde su mente a la del lector. Era un proceso mágico, tan ordinario que nadie se detenía a pensarlo.

Publicado por:

Mery20407