Calificar
7,2 148 votos

Sinopsis

Un relato de agentes secretos y conspiradores, la gestación de documentos falsificados en Turín, Sicilia y París en la segunda mitad del siglo XX. Estamos en marzo de 1897, en París, espiando desde las primeras páginas de esta novela a un hombre de sesenta y siete años que escribe sentado a una mesa, en una habitación abarrotada de muebles: he aquí al capitán Simonini, un piamontés afincado en la capital francesa, que desde muy joven se dedica al noble arte de crear documentos falsos... Hombre de pocas palabras, misógino y glotón impenitente, el capitán se inspira en los folletines de Dumas y Sue para dar fe de complots inexistentes, fomentar intrigas o difamar a las grandes figuras de la política europea. Caballero sin escrúpulos, Simonini trabaja al servicio del mejor postor: si antes fue el Gobierno italiano quien pagó por sus imposturas, luego llegaron los encargos de Francia y Prusia, e incluso Hitler acabaría aprovechándose de sus malvados oficios.

Año de publicación:2010

8 reseñas sobre el libro EL CEMENTERIO DE PRAGA

París, 1897. Un hombre escribe sentado a una mesa en una habitación abarrotada de muebles: he aquí al capitán Simonini, un piamontés afincado en la capital francesa, que desde muy joven se dedica al noble arte de crear documentos falsos.


Alguno dirá que Eco siempre habla de lo mismo, que todo siempre ronda en el calor de la palabra, de los símbolos. Pero el viejo sabía reinventarse en cada libro. De todas sus obras está quizas es la menos ceremoniosa y digirible, no por eso menos buena. Más bien todo lo contrario.


Me costó leer este panfleto narrado por un personaje realmente nefasto. Lamentablente la historia y la actualidad no desmienten la maldad que corrompe el mundo. El odio que circula en estas páginas me hizo abandonar varias veces su lectura. Pero bueno, estas cosas no hay que negarlas. Me resultó muy extenso y triste.


Impecable novela que nos recorre por la historia europea occidental del Siglo XIX y nos prepara para el demente Siglo XX. Solo puedo decir que muchas veces me encontré en ambas personalidades, a veces Simonini y a veces Dalla Picola


Un libro que te dejará pensando y a la vez dudando de toda la información que se encuentra al alcance de todos nosotros. La información es poder, y cómo pueden sacar beneficios de ella y a la vez desprestigiar a otros tantos. Cuando comencé a leer me resultó difícil y muy denso pero cuando lo terminé me di cuenta de su mensaje... Un libro en manos incorrectas pueden convertirse en un arma o en una salvación... Sinceramente no nos alejamos mucho de todo esto.


Tenía ganas de leer a Eco, de quien solo había leído, hace muchos años, El Nombre de la Rosa. Encontré este libro destacado en una librería (ya ni recuerdo cual) y lo compré. Estuvo virgen en mi biblioteca por mucho tiempo. Finalmente me llamó la atención, estudié su tapa, leí su contratapa, y me animé. Me costo varios meses leerlo (no por el libro sino por que mi mente estuvo bastante dispersa estos últimos meses), pero finalmente lo terminé. A continuación una brevísima síntesis: Octubre 2012. Exquisita novela del Señor Humberto Eco. La historia transcurre en Europa durante la última parte del siglo XIX y tiene como actor principal a un estafador y falsificador profesional. Tanto él como otros talentosos narradores son contratados por dirigentes sociales, religiosos, militares y políticos para inventar historias afines a los intereses de dichos dirigentes. Mucho dinero puesto al servicio de la mentira, construye un relato que concluye, finalmente, en la aún increibe y espantosa matanza de millones de judíos. Lo que se les pide que inventen a estos talentosos escritores son falsas historias de judíos, donde son involucrados en hechos, confabulaciones, organizaciones, etc. con el único fin de generar un clima social antisemita que favorezca, como decía antes, a los intereses de algunos miserables. Es decir, inventan un relato, lo difunden masivamente y manipulan a la sociedad para que apoye causas "vestidas de nobles" pero que no tienen otro objetivo que el poder, la acumulación de riqueza y la eliminación del que piensa distinto. Esta historia termina en 1899. Pocos años después Hitler, apoyado mayoritariamente por un pueblo que se había creido todas esas mentiras, lidera un proceso de exterminio de millones de personas cuyo único pecado fue profesar la fe judía. Construcción de un relato falso con el único fin de beneficiar a unos pocos dirigentes acomodados que pretenden incrementar su poder y dinero. Cualquier similutud con la realidad Argentina 2012 es pura coincidencia.


La verdad es que a Eco no le pillo el punto después de El Nombre De la Rosa.El famoso Pendulo de Foucault me pareció también una castaña aburrida, escrito solo para demostrar su erudición en temas esotéricos y dioses de religiones tropicales.Este “cementerio“ me hizo desear que me llevaran a uno para que la pesadilla de leer este libro acabase.


Me costó mucho terminarlo. Se me hizo pesado, aunque tiene la calidad de Eco.