COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Sólido thriller, apasionante novela histórica. Los conocimientos arqueológicos del autor de Alexandros al servicio de una historia que se sigue sin aliento. El Paladión es la sagrada imagen de la diosa Atenea, pero, una vez hallada, sucede que son muchos quienes quieren apoderarse de ella. Para adentrarse en el origen de este enigma, el autor lleva a cabo un mágico recorrido pr la antigüedad clásica.

Año de publicación:2016

1 reseña sobre el libro PALADION

‘Paladión’ es una novela que consiguió ilusionarme en un principio para después ir decepcionándome progresivamente. Esperaba una gran novela histórica con toques de misterio, pero la primera publicación de Manfredi fue evolucionando hacia una especie de thriller inverosímil que a mí no ha terminado de convencerme. Como experto en el mundo antiguo, Manfredi nos lleva a su campo en el que a mí, como amante de la historia de la Antigua Grecia y Roma consigue conquistarme en un principio. La trama central me resultó llamativa y resultona: un arqueólogo, Ottaviani, cree haber descubierto el Paladión, la sagrada imagen de la diosa Atenea, y con él una historia repleta de misterios y maldiciones que intentará sacar a la luz. Con dos feedback introductorios que sin duda son lo mejor de la novela, el autor nos mete en harina; pero cuando la historia se traslada al presente y se centra en dicha investigación, el tinte histórico se hace a un lado para dar paso a una carrera entre el protagonista y un grupo de hombres que pretenden utilizar el secreto del Paladión en beneficio propio. Sin ser un mal libro ni una gran decepción con todas las letras, ‘Paladión’ no ha conseguido conquistarme como creí que iba a hacerlo. Tal vez sea por mis altas expectativas o por una trama que considero que se podría haber desarrollado de manera distinta. A pesar de sus lagunas y algunos puntos desconcertantes, entretiene y es sencillo y rápido de leer.


También se buscó en NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN


Frases de PALADION

Cuando las naciones se dejan llevar por la tentación belicista son sordas a todo ruego.

Publicado por:

andrearslonga