Calificar:

7,7

322 votos

Sinopsis de LA DEPENDIENTA

Keiko Furukura tiene 36 años y está soltera. De hecho, nunca ha tenido pareja. Desde que abandonó a su tradicional familia para mudarse a Tokio, trabaja a tiempo parcial como dependienta de una konbini, un supermercado japonés abierto las 24 horas del día. Siempre ha sentido que no encajaba en la sociedad, pero en la tienda ha encontrado un mundo predecible, gobernado por un manual que dicta a los trabajadores cómo actuar y qué decir. Ha conseguido lograr esa normalidad que la sociedad le reclama: todos quieren ver a Keiko formar un hogar, seguir un camino convencional que la convierta, a sus ojos, en una adulta.

106 reseñas sobre el libro LA DEPENDIENTA

La dependienta es la historia de Keiko, una mujer de 36 años que no encaja en la sociedad japonesa. Esta lectura me ha parecido interesante y crítica, donde expone como una sociedad puede “apartar” a una persona que es “rara” y no se siente bien con las “normas y costumbres de la sociedad “. En Keiko vemos que siempre ha sido antisocial en sus 36 años y que al encontrar el empleo por horas en una tienda de autoservicio las 24 horas del día y los 365 días de año, se siente bien ahí, sin embargo,  también vemos las críticas que recibe por no buscar algo mejor y sobretodo por no tener pareja o formar una familia. Es una historia que me ha gustado y parecido entretenida. Además, creo que algunos en algún momento hemos sentido que no encajamos en el entorno en el que estamos. Esto me recuerda al pensamiento mágico pendejo que expone Odin Dupeyron en una entrevista.


Mayo 2021 La dependienta es un canto al derecho a la diferencia, a la libertad individual de ser la nota discordante sin que ello implique dejar de tener cabida en la sociedad, ni ser señalado o excluido de ella. Keiko es “rara”,una chica soltera de 36 años que nunca ha tenido pareja y que trabaja desde hace años como dependienta en un supermercado de 24 horas donde las rutinas y las normas de comportamiento dirigidas y reguladas por la empresa y que ella acata escrupulosamente, le hacen sentirse segura y feliz. Pero a pesar de eso nota como todos a su alrededor parecen esperar algo más de ella, lo que le hace reaccionar de forma sorprendente en un esfuerzo por intentar integrarse y así alcanzar la tan ansiada normalidad. Una obra breve pero intensa, que busca remover conciencias, que nos aboca a plantearnos si es correcto obligar al individuo para encajar en el grupo, que nos invita a respetar lo peculiar. Una crítica a la sociedad actual que nos obliga a menudo a soterrar nuestras particularidades para llevar una vida dentro de los parámetros establecidos y aceptados por la mayoría como “normales”. Una historia tierna, divertida, irónica, bien escrita y con un gran mensaje. Imposible no recomendar su lectura.


Me encanto. El libro vino a mi gracias a que fui a la biblioteca y este era uno de los tantos que tenía ganas de leer. La historia me ha encantado pero muchísimo es entretenida y te enseña que a veces la sociedad hace que no encajamos en el mundo como la edad de piedra que estamos hechos para casarnos no para seguir solteros la sociedad en muchos aspectos como éste nombrado no te aceptan en el mundo. Siempre esperan de nosotros muchos aspectos que si no eres así como la sociedad ya no eres UNA PERSONA NORMAL, si no una persona que no encaja diferente. Un gran mensaje muy importante y de suma importancia es lo que nos transmite está bonita historia. FEBRERO DE 2022.


Libro corto y lleno de prejuicios. Los estereotipos están claramente marcados en este contexto, por lo cual es "aberrante" que una mujer de 36 años no esté casada y no tenga hijos. Keiko es una mujer que trabaja en una tienda, vive tranquila con este trabajo aunque parece ser que los demás no están conformes con su estilo de vida, por lo cual no sabe qué hacer o cómo actuar. Solo su trabajo le ofrece el manual de instrucciones de lo que tiene que hacer, sin necesidad de plantearse un comportamiento determinado. Veremos cómo la sociedad puede ser muy crítica con ella, presionando para que su aporte sea casarse, tener hijos, un trabajo estable o al menos una pareja. La historia es personal, está narrada en primera persona, por lo que es fácil estar en la perspectiva de Keiko, sin necesidad de tratar de entenderla. Sus explicaciones cortas y sencillas nos haces ver que su confusión es real y llega incluso a conmover cómo es que trata de adaptarse a los mandatos sociales. Lo recomiendo como una lectura ligera o para pasar el rato.


Libro lento y aburrido donde los haya, estructura muy repetitiva y narración simple. La crítica a lo que tiene que ser "lo normal" en la sociedad está clara pero se puede presentar de una forma más amena...Mi primer contacto con la literatura japonesa no ha sido para tirar cohetes pero lo seguiré intentando. Lo mejor para mí de este libro, ha sido mi compañera de conjunta @JuliaBl, un placer descubrirte solete 😉 Mil gracias 😘😘


Es claramente una "queja" a la sociedad en que vivimos, a la comunidad que pertenecemos. Donde todos tenemos que hacer las mismas cosas que se consideran normales ( trabajar, casarse, tener hijos) quien se sale de este rol ya no es aceptado por la comunidad y así es. Quien no tiene hijos a cierta edad es raro, quien no trabaja es raro, quien no tiene pareja es raro y por lo tanto excluido, pero ¡cuidado! Si tu trabajo no es "importante" para la sociedad es que algo te pasa y eres raro. Juzgamos la vida de otras personas con ligereza sin saber nada y sin dar libertad a cada ser humano de hacer lo que le plazca si eso le hace feliz. "Si te disfrazas de persona normal y te comportas según el manual, nadie te echará de la comunidad ni te tratará como si estuvieras de más" Es una lectura muy interesante, me ha encantado.


La dependienta es una pequeña historia simple sobre Keiko Furukura, un personaje totalmente peculiar e irremediablemente inepto, pero de una manera totalmente encantadora y dulce. Ella es un personaje que desafía las normas de la sociedad al oponerse al papel tradicional designado para las mujeres que les exige tener un trabajo "adecuado" o "normal", un marido y hijos a cierta edad. Sentí una profunda tristeza porque Keiko siempre estaba sujeta a juicios y cómo siempre estaba poniendo excusas por sus elecciones de vida. Sentí un verdadero tirón en las fibras de mi corazón. Terminé totalmente enamorada de este personaje. Muchas veces quise envolver a Keiko en algodón y protegerla de esos implacables ojos críticos. El hecho de que esto estuviera ambientado en Japón también hizo que me encantará este libro un poco más como adoro la cultura japonesa, y los pocos libros que he leído de allí siempre han sido un placer. Lo que al principio parece ser una historia simple de una mujer sencilla que vive su vida sencilla, realmente se convierte en un examen de las presiones de la sociedad y el daño que puede causar a las personas que no encajan en ese molde. Este libro puede ser pequeño pero tiene un gran corazón. "El pasatiempo favorito de las personas normales es juzgar a las que no lo son."


Keiko Furukura, es una mujer de 36 años que trabaja en una konbini (tienda japonesa de suministros que abre las 24 horas), pero por su edad y por trabajar en una tienda por horas, no es aceptada en la sociedad que dicta que ya debería de estar casada, con hijos y trabajando en un lugar estable, ya que las konbinis no se consideraban trabajos estables. La novela no lo menciona, pero se puede entender que Keiko es Autista o Asperger, ya que para ella es difícil asimilar el por qué la juzgan, por lo tanto empieza a copiar a los demás para encajar, el trabajo en la konbini es su zona de confort, porque solo tiene que seguir un manual, lo difícil es hacerlo en el mundo real. Me ha gustado mucho la novela, es un clara crítica a la sociedad, que siempre juzgan mal lo que no entienden, lo que no encaja en el protocolo, y sino encajas eres raro y estás mal. Tengo sobrinos con Autismo y Asperger, y sus padres han estado en continua lucha contra todo, la sociedad, los maestros en las escuelas, las miradas extrañas, etc., al leer el libro y ver que sus padres querían "curar" a Keiko, recordé tantos comentarios de la gente que no comprende la situación. Ellos son totalmente literales no entienden malas intenciones, ni sarcasmo, ni maldad, ojalá fuéramos más así, no habría tanto daño en el mundo. Un libro que vale la pena leer, es corto y narrado de manera sencilla, debo decir que es mi primer libro de autor japonés, y creo que inicié con pie derecho.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

PLÁSTICO CRUEL

JOSÉ SBARRA

Calificación General: 8,8Por leer

FRASES DEL LIBRO LA DEPENDIENTA

Por la mañana volvía a convertirme en una dependienta, un engranaje de la sociedad. Aquel trabajo era lo único que me permitía ser una persona normal.


Publicado porBarbiMore

Empezaba un nuevo día. Era la hora en que el mundo se despertaba y los engranajes de la sociedad empezaban a girar. Yo era uno de aquellos engranajes que giraban sin parar, una pieza del mundo encajada en esa franja del día que llamamos «mañana».


Publicado porBarbiMore

El mundo normal es un lugar muy exigente donde los cuerpos extraños son eliminados en silencio.


Publicado porRafaguillo

Aunque digan que la sociedad actual es individualista, quienes no se esfuerzan por establecer algún vínculo con la comunidad reciben toda clase de presiones y coacciones hasta que, al final, se les expulsa.


Publicado porDan02a🦄

En una tienda donde hay escasez de personal lo que te agradecen es que estés ahí, no importa si lo haces bien o mal.


Publicado porSofía P.

A los veinte años no necesitaba ninguna excusa porque a nadie le extrañaba que estuviera trabajando por horas, pero ahora era la única que no tenía ningún vínculo con la sociedad, ni marido, ni empleo estable.


Publicado pornmolia