Calificar
8,9 79 votos

Sinopsis

Nos muestra que incluso en la noche más oscura hay luz. Y que el amor es el arma más eficaz.¿Alguna vez ha caído en vuestras manos un libro que no habéis podido soltar ni un instante? Entre tonos de gris es uno de estos libros. No importa si tenéis doce, cuarenta o noventa años, esta novela os atrapará y hará que os olvidéis del mundo que os rodea. La novela comienza cuando Lina y su familia son arrancadas a la fuerza de lo que había sido su plácida existencia hasta ese momento, y los acontecimientos se precipitan por una terrible espiral. Desde las primeras líneas, la poderosa voz de Lina, su joven y valiente protagonista, nos arrastra. Su fuerza y su voluntad de mirar siempre hacia delante nos impresionan. Pero, sin duda, su dignidad y su determinación de ser ella misma a pesar de las circunstancias son lo que nos conquista para siempre.

Año de publicación:2011

22 reseñas sobre el libro ENTRE TONOS DE GRIS

Entre tonos de gris nos sitúa en el año de 1941, durante la invasión de Stalin a los países bálticos, y nos narra la atroz situación que vivieron los ciudadanos que fueron deportados a cárceles y campos de trabajo. Hay muchísimos libros basados en la época de la Segunda Guerra Mundial que nos narran el holocausto nazi, pero pocos tratan de los crímenes soviéticos que arrebataron la vida de veinte millones de personas. Es una parte de la historia muy poco conocida, pero igualmente inhumana, pues esos países perdieron hasta un tercio de su población. Nuestra protagonista Lina, con solo dieciséis años, nos mostrará lo inmundo que puede llegar a ser el mundo; junto a su madre y a su hermano menor lucharán por no perder lo único que les queda, su dignidad. Es un libre bastante duro pero necesario, ya que, en lo personal considero, que este tipo de lecturas nos ayuda a tomar conciencia de la maldad y oscuridad del ser humana para jamás volver hacer algo así. El libro está escrito exquisitamente, la pluma de la autora es única, trasmite muchísima sensibilidad, amor, coraje, miedo y sobre todo esperanza de qué habrá un mañana para todas las personas que estaban prisioneras y luchando por no desaparecer de la faz de la tierra. La autora crea unos personajes sumamente humanos que desde el primer capítulo quieres proteger y rescatar de donde están. Aunque hay ficción gran parte del libro está basado en hechos reales, ya que la autora fue con los sobrevivientes y los entrevistó. Aplaudo a Ruta Sepetys por este libro fuerte pero escrito desde el corazón.


Entre el 14 y el 18 de junio de 1941, menos de una semana antes de la invasión nazi, unos 17 000 lituanos fueron deportados a Siberia, donde muchos perecieron debido a las inhumanas condiciones de vida. Ese 14 de junio comienza la historia de Lina. La peor historia que vivirá jamás. Un libro lleno de dolor, de hambre, enfermedades y muerte. Pero, sobre todo, un libro lleno de esperanza. Esperanza por recuperar las vidas robadas. Dirigido a un público juvenil, la escritora narra de forma ligera, fluida y sencilla, las atrocidades que su propia familia y otros compatriotas vivieron en manos soviéticas. En dos ocasiones se me ha escapado alguna lágrima. Lo reconozco. Me ha gustado mucho la relación que Lina tiene con el arte y los dibujos durante toda la novela, así como su admiración a Munch. He imaginado cada trazo tal y como ella lo dibujaba. Una novela sin giros ni sorpresas que cumple su función. Narrar unos hechos horribles desconocidos por muchos.


Un libro de ficción histórica, nos narra la historia de Lina y su familia que son deportados de su propio pais, Lituania, hecho que se sitúa en el periodo de poder de Stalin durante la segunda guerra mundial, tratándolos como delincuentes son obligados a vivir en campos de trabajo forzado. Crudo, conciso y lleno de sentimientos, es un libro que es muy fácil y rapido de leer, recomendado.


Excelente lectura desarrollada durante la etapa de la segunda guerra mundial por la cual se puede apreciar la realidad vivida por algunos ciudadanos durante la ocupación de sus países por parte de Rusia, reflejando el trato inhumano recibido por órdenes de Stalin, la desesperación, la muerte, el egoísmo, la redención y el surgimiento de una nueva esperanza al final del camino.


Muy pocos libros me han hecho llorar y este sin duda alguna lo consiguió. Nos encontramos con la cruda realidad que tuvo que pasar Lina junto a su familia, todo el maltrato, y a pesar de eso cada día se levantaba con la voluntad de seguir a delante. Realmente muy admirable.


Entre tonos de gris nos cuenta la historia de Lina y su familia, provenientes de Lituania quienes terminan siendo deportados de su propio país en 1941; época en la que los soviéticos se adueñaron de los Estados Bálticos. La historia transcurre en un viaje donde cientos de miles de Lituanos, Letonios y Estonios no saben dónde terminaran. Esta historia nos cuenta el otro lado de la Segunda Guerra Mundial del que muchos de nosotros no teníamos idea que llegó a suceder pero es bueno enterarse y hacer memoria a todos aquellos que pasaron por eso. Este libro me transmitió tanto. No es tan fácil expresar con palabras todo lo que este libro te hace sentir, es difícil imaginar que tantas personas hayan pasado por tantas atrocidades de las cuales solo una pequeña parte logró sobrevivir y PEOR AÚN que no pudieran contar todo lo que pasaron porque a pesar de todo serían castigados.


Cuando me regalo mi hija este libro, no conocía ni la autora ni el libro. Que gran acierto tuvo regalandomelo. Gran libro, con una carga muy importante de sentimientos.


Me ha gustado mucho,la sencillez en el relato, la.dura historia y el poder del amor ante las adversidades


Ver más reseñas