Calificar
8,5 12 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Un relato de deseos enterrados y traiciones indescriptibles. Una historia de amor que desafía los límites. Una novela mágica e inolvidable. Imagina que los libros no solo contienen historias. Imagina que puedes ocultar entre sus páginas tus mayores miedos, tu dolor más profundo, tus secretos más oscuros. A todo el mundo. Incluso a ti mismo. Para siempre. Emmett Farmer, después de un largo día de trabajo en el campo, recibe una misteriosa carta que le cita a incorporarse como aprendiz de encuadernador. Es una profesión que despierta miedo y superstición en su entorno. Sin embargo, como humilde campesino sin recursos, no le queda más remedio que abandonar la granja familiar. En la casa aislada donde vive su maestra, la anciana Seredith, Emmett aprenderá a elaborar libros que, más allá de tener unos acabados muy cuidados, son tomos mágicos que conservan los recuerdos de las personas y atesoran secretos del pasado. Quien quiere olvidarse de algún episodio del pasado, puede acudir al lugar donde los encuadernadores encierran estas vivencias en volúmenes que guardan en una cripta bajo el taller: una suerte de biblioteca del olvido en la que todo permanece a la espera. Pero un día Emmett descubre su nombre en uno de esos libros...

Año de publicación:2020

8 reseñas sobre el libro EL ENCUADERNADOR

Resumen: ¿Qué pasaría si los libros no fueran solo historias? Si el oficio de encuadernador estuviera mal visto por muchos. Emmet Farmer recibe un día una cita, después de un duro día de trabajo en la granja de su familia, para convertirse en el nuevo aprendiz de encuadernador de la anciana Seredith. Allí descubre que le han estado ocultado cosas durante toda su vida, cosas que todavía no es capaz de comprender y mucho menos de aceptar. Los libros son objetos que la mayoría de la gente evita a toda costa, pero un día descubre uno que lleva su nombre y no puede resistirse a investigar. Opinión: He estado dudando entre darle tres o cuatro estrellas. Tengo que reconocer que tenía muchas esperanzas puestas en este libro y que me esperaba que fuera otra cosa, pero he pensado que no sería justo ponerle tres estrellas cuando la historia en si misma me ha enganchado y ha hecho que no pueda parar de leer, aunque tengo que ponerle algunos peros. En ocasiones he sentido que la autora se ha extendido demasiado contando determinadas partes de la historia, que si bien son importantes creo que se podrían haber contado en menos páginas. También le pongo alguna pega a la parte final, creo que los acontecimientos se han precipitado demasiado rápido y me he quedado con algunas dudas tras leer el libro. Desconozco si es un libro autoconclusivo o si forma parte de alguna saga o trilogía. Sin embargo, la historia me ha gustado, me ha parecido muy original y ha despertado todo tipo de sentimientos y sensaciones mientras lo leía. He disfrutado y me ha tenido enganchada ya que lo único que quería era leer un capítulo más para saber que pasaba. Creo que puede ser una buena lectura para pasar el rato y para leer algo que no es demasiado complicado, ya que la trama no es nada difícil de seguir.


He sufrido con una primera parte que te va dejando pistas para que las recojas, lloré en la segunda por la historia del hombre incomprendido y en el tercero he amado, me he indignado, odiado y liberado ante todo lo que va ocurriendo mientras tres voces te cuentan este bello tesoro. EL ENCUADERNADOR, para mi ha sido una obra mucho más allá de la fantasía, es la historia de un hombre que amó, que ama y que en su alma grita por estar en paz. Te habla de prejuicios contra una profesión, contra una forma de amar, de hipocresía egoísta a la vez, te habla de pureza y de honorabilidad, por lo que me ha encantado ver los extremos de esta hermosura que tiene tantas cosas como la vida misma y que seguro que te va a encantar.Bridget Collins realmente me ha dejado sin palabras, tiene tal ligereza en su pluma que no me enteré que me estaba terminando la obra hasta ese final y me dejó satisfecha, pero con ganas de probar más de ella, así que aguardo que seguro llegará en el justo momento ¡Feliz lectura!


Se trata de un libro dividido en tres partes y no voy a negar que me sorprendió el cambio que hubo en la segunda parte con respecto a la primera, esa que me cautivó con todo ese misterio que desprendía desde el primer momento, al comenzar el libro. Pero he de decir que esa segunda parte me cautivó, me emocionó y me llevó a olvidarme incluso de todo lo que en un principio pensé que sería este libro. Sin duda, me quedo con toda esa magia que describe que debe tener un libro, que en realidad posee y que es un libro recomendaría sin dudarlo.


Una de las personas que más conoce mis gustos literarios me recomendó esta novela. Me sumergí en la historia con plena confianza, sin leer siquiera la sipnosis. Y he de reconocer que fue todo un acierto. Tener en las manos este libro, con la encuadernación que tiene, es una maravilla. Se divide en 3 partes, todas ellas redactadas en primera persona. Es esto lo que hace que empatice muchísimo más con los personajes principales. Nos habla un poquito sobre el oficio del encuadernador (a veces utilizando palabras algo más técnicas para referirse a utensilios y materiales) pero una vez que llegamos a la segunda parte todo esto se queda atrás para dar paso a una segunda historia, para mi, muchísimo más tierna e interesante. A medida que vas leyendo, vas entendiendo y te vas anticipando a los hechos sin errar, pues es bastante predecible, al menos lo fue para mí. Esto no le quita magia y es sorprendente darte cuenta de que es un libro escrito en una época pasada y que para esa época pasada trata temas bastante controvertidos. Si hay algo con lo que no me he quedado muy conforme fue con el final. No sé si el objetivo es hacer una segunda parte, aunque lo dudo, pero me faltó esa magia, esa fuerza, esa valentía y amor que viví durante prácticamente toda la novela. Imaginé un final súper bonito, muy emotivo y aunque no está mal, me faltó ese algo que me hiciese suspirar! Aún así es una novela con la que he disfrutado un montón y que por supuesto recomiendo encarecidamente! Seguro que os va a sorprender!!


¿Este libro ha podido enamorarme y decepcionarme al mismo tiempo? Sí, ha podido, y no necesariamente en ese orden. No voy a hacer un resumen porque hay muchos por todos lados, pero hay que dejar claro que este libro no cumple lo que parece prometer en un primer momento. La manera de venderlo es que nos lo presentan como un libro de fantasía, en el que vas a descubrir el misterioso e interesante oficio de la encuadernación en un mundo que parece tener mucho que decir sobre ello (para mal) y que está más que estigmatizado. El libro está dividido en tres partes, y en la primera parece ir por el mismo camino que nos prometieron al venderlo: nos muestran cómo Emmett Farmer, después de una enfermedad que parece cambiarle la vida, se da de bruces con que tendrá que trabajar de algo que siempre le habían dicho que estaba mal, y a lo que se suponía que no debía acercarse. Entonces vas leyendo y vas encontrando varias pistas de lo que está ocurriendo pero que en un primer momento no terminas de entender. Sientes que te falta algo, que hay alguna información que no te están dando, que hay alguna parte del oficio de encuadernador que no estás entendiendo. ¿Qué ocurre con los libros? ¿Por qué son tan horribles y tan enigmáticos? ¿Qué es lo que los hace especiales? ¿Cuál es su secreto? A pesar de que todo esto nos lo cuentan en esa primera parte, empezamos la segunda sabiendo que todavía hay cosas que no sabemos sobre ellos; con esa misma sensación de que falta algo. En esta segunda parte es cuando empezamos a entender lo que ocurre, y es fácil darse cuenta antes de que el propio libro te lo grite a la cara. Está claro: esta es la verdadera historia; no la que nos prometieron al principio. Te vas a quedar con las ganas de saber más y de profundizar en el oficio, porque en la tercera parte tan solo resolvemos el conflicto que nos explicó Emmett en la segunda. Y el final... crudo. Es posible que, a pesar del giro de trama que no esperabas, te siga gustando el libro. A mí me enamoró; no puedo negarlo. Pero también es posible que te quedes con mal sabor de boca, que te sepa mal porque te hicieron una promesa que no han cumplido, y que ni siquiera te interese el giro de trama que hacen. Es posible, factible. Ahora, creo que la clave para disfrutarlo es ir con la mente abierta a leer un libro del que no sabes lo que esperar, que sabes que en la segunda parte te va a sorprender, quizás para bien o quizás para mal (depende de qué tipo de lector seas). Y con respecto al final: me escuece que se haya quedado ahí. No sé si la autora piensa hacer un segundo libro, pero yo estaría encantada de leerlo (sobre todo si soluciona el problema con la primera parte del primero). En resumen: es un libro muy disfrutable, pero no esperes lo que piensas en un primer momento. ¿Lo recomendaría? Dependiendo del tipo de lecturas que te gusten. Si buscas fantasía, este no es tu libro.


Emmett Farmer es un joven granjero que, tras enfermar de una extraña dolencia dolencia, es requerido por carta por Seredith, la encuadernadora de las marismas para que sea su aprendiz. A pesar que no es lo que él había esperado para su futuro, no le queda otro remedio que irse a su casa. Ella es una persona mayor y un tanto huraña, algunos la temen, muchos la odian pero en el fondo la necesitan, y lo mismo pasa con su profesión, que está rodeada de supersticiones y perjuicios, así como los libros....que son odiados y queridos a partes iguales. Emmett desconoce todo esto, y lo único que siente es fascinación por los libros, hasta que aparece Lucian Darnay tratandolo de la peor manera posible. Por qué? Que secretos esconde la profesión de encuadernador? Qué es lo que Emmett ingona y Seredith parece saber? Por qué este hombre que no conoce le trata asi? La verdad ir más allá sería hacer un destripe en toda regla de la historia así qué para averiguar más cosas no os queda otro remedio que leer el libro. La pluma de la autora es muy fluida y, cuando llega el momento, se convierte en adictiva aunque, si bien es cierto, para algunos podría considerarse que la primera parte sea un poquito lenta, aunque para mi gusto personal, no ha sido el caso. La historia está dividida en tres partes, todas escritas en primera persona desde el punto de vista se los personajes principales, lo que te lleva quiza a acercarte más a la historia y empatizar con los personajes, dada su situación (que de nuevo, no voy a contar). Cabe mencionar que la segunda parte nos lleva al pasado, y nos sirve para despejar algunas incógnitas de la historia y entender lo que llevamos leído hasta ese momento, aunque también hace un giro de 180° y, lo que yo esperaba que fuera la trama, deja de serlo para mostrarnos otra historia tontamente diferente e inesperada (sobretodo en mi caso que no leí la sinopsis e iba a ciegas....cosa que recomiendo bastante por cierto). Al ser, aparentemente una historia autoconclusiva, la tercera parte nos trae de nuevo al presente para llevarnos al desenlace de la historia, con unas ganas de seguir leyendo muy altas y deseando que todos los misterios y tramas se desenvuelvan....de alguna manera. Cabe destacar que me sorprendió que tocara los temas que toca, teniendo en cuenta que la historia está ambientada en una época pasada, y siendo estos bastante duros, tanto en la época en la que podría situarse la historia, como en la época actual. Quizá también por ello necesitaba seguir leyendo para saber como ina a concluir la autora la historia. La verdad, no era la historia que me había esperado encontrar, y me ha faltado quizá que ahondara más en la magia de la encuadernación, y en el porque de algunas cosas, aún así y a pesar del final (que tendréis que leer) he de decir que me ha gustado bastante la historia.


Un buen libro, está escrito más como se piensa una historia que como se cuenta, lo único el final un poco seco.


Tengo sentimientos encontrados, el principio tiene fuerza y es muy original. Después de va desviándoos otros derroteros que no me convencen tanto


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases de EL ENCUADERNADOR

-Es la encuadernación lo que importa. El oficio, la dignidad. Digamos que una mujer acude a mí por un libro. Yo hago un libro para ella. Para ella ¿entiendes?, no para que lo miren embobados unos desconocidos. []

Publicado por:

Naitora

Cuando empiezas a encuadernar, hay un momento en el que el encuadernador y la encuadernación se convierten en uno.

Publicado por:

kyma_booklover [IG]