Calificar
8,3 146 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL BARON RAMPANTE

La historia de una persona que se fija voluntariamente una difícil regla y la sigue hasta sus últimas consecuencias, ya que sin ella no sería él mismo ni para sí ni para los otros. Cuando tenía doce años, Cosimo Piovasco, barón de Rondó, en un gesto de rebelión contra la tiranía familiar, se encaramó a una encina del jardín de la casa paterna. Ese mismo día, el 15 de junio de 1767, encontró a la hija de los marqueses de Ondarivia y le anunció su propósito de no bajar nunca de los árboles. Desde entonces y hasta el final de su vida, Cosimo permanece fiel a una disciplina que él mismo se ha impuesto. La acción fantástica transcurre en las postrimerías del siglo XVIII y en los albores del XIX. Cosimo participa tanto en la revolución francesa como en las invasiones napoleónicas, pero sin abandonar nunca esa distancia necesaria que le permite estar dentro y fuera de las cosas al mismo tiempo.

Año de publicación:2015

14 reseñas sobre el libro EL BARON RAMPANTE

¡ Caracoles ! . Si todo empieza con caracoles, los que escapan del barril, los que sobran en la cazuela y los que Cosimo Piovasco. Con sus doce años se niega a comer. Resultado de esta negativa, a aceptar las disparatadas artes culinarias de su hermana y la desmesurada rigidez de su aristocrático padre, determina no volver a poner un pie en tierra, literalmente, se lanza a vivir entre los árboles, con una férrea determinación permanece el resto de su vida entre hojas ramas, tallos, troncos. Al tiempo que desgrana aventuras, desarrolla habilidades, crea de la nada ( o en el aire ) soluciones a problemas que la población de Ombrosa debe afrontar, y Heráldicamente..y en todas las otras ascepciones se convierte en un Baron Rampante, que asciende desafía y desprecia la vida sobre la superficie de la tierra. Por esta novela pasan piratas, Exiliados españoles arboricolas, incendios, conjuras, amoríos, amores, literatura, libros revoluciones, revueltas, asesinos convertidos a lectores irredentos. Pasa incluso un Napoleón vuelto del revés y medio ridiculizado, al revivir la anécdota de Alejandro Magno y Diogenes , pero sobre todo pasa la persistencia y la férrea decisión de apegarse a las ideas propias, sin desapegarse de la comunidad, en la medida de que su servicio sea en pro de beneficios colectivos, aunque se le acuse de loco, por haber sido el más coherente con sus principios. Todo ello emanado de la pluma de Italo Calvino, y contado a través de los ojos de Biaggio, ( hermano de Cosimo ) quien narra lo sucedido, apoyado en su memoria y lo que Cosimo le ha contado y ha dejado escrito y suscrito. Me ha ilustrado, me ha divertido, me ha hecho reír, me pone a reflexionar, me ha desafiado. Y me he rendido a la narrativa de Calvino, a la individualidad y resistencia de Cosimo. Italo Calvino me ha arrasado con su prosa exquisitamente festiva, me ha acribillado con frases a ser rescatadas. Hizo volar mi imaginación prendida de la cola del gato del gorro de Cosimo . El resto, ideales, ideologías, cambios sociales, comportamientos colectivos, han quedado reducidos a cenizas que se llevó el viento, por entre los árboles y sobre los cielos... Como al legendario Cosimo


Esta novela es una fábula, una historia inverosímil en la que el barón Cosimo de doce años, por un acto de rebeldía hacia su familia se sube a una encina del jardín. Al principio lo que parece algo temporal se convierte en llevar una idea a sus últimas consecuencias. La novela se sitúa en el S. XVIII, llamado siglo de las Luces donde la razón es la norma con la que se valoran todas las manifestaciones humanas y si bien esto no sirve para calificar la conducta de Cosimo como razonable a nuestro entender, para mí él representa ese espíritu de la Ilustración, porque se rebela contra lo tradicional y cambia de vida, a través de la lectura conoce conceptos de igualdad, independencia y libre crítica. Cosimo no pretende ser como los demás, por ello , la gente lo consideran un loco pero a él le da igual. En cuanto a la narración, el tiempo en la novela es lineal, dividida en capítulos cortos. También nos ofrece algunas descripciones magistrales y muchas pinceladas de humor. Su lectura me ha resultado muy amena y gratificante.


El joven Cósimo no es solamente un noble encaprichado en pasar el resto de su vida sobre las ramas de los árboles apartado de la sociedad; por el contrario: su compromiso con sus conciudadanos es profundo y concreto. Historia desarrollada durante los últimos años del siglo XVIII hasta los albores del XIX, con la Revolución Francesa y las guerras napoleónicas como fondo, el drama de los exiliados políticos españoles, los abusos de las clases acomodadas, las sociedades secretas, los piratas, la literatura, el amor, la naturaleza, la soledad... Una novela corta en la que se agrupan varias temáticas narradas por medio de una fábula inolvidable y amena. Sin ánimo de arruinar el final voy a citar las palabras inscriptas sobre la tumba del Barón rampante: "- Vivió en los árboles - Amó la tierra - Subió al cielo. "


En esta espléndida obra, Calvino se enfrenta con el que, según él mismo declaró, es su verdadero tema narrativo: “Una persona se fija voluntariamente una difícil regla y la sigue hasta sus últimas consecuencias, ya que sin ella no sería él mismo ni para sí ni para los otros”. Me pareció una novela de una originalidad insuperable.


El barón rampante el escritor italiano nos ubica en un paraje decimonónico en el que un joven hidalgo decide dejar de pisar el suelo y vivir por siempre en los árboles. Este niño de 12 años es Cosimo y su hermano Biaggio es el que nos cuenta la historia, es el narrador. Agradable de leer, excelente descripción de los arboles, linda cadencia


El valor de ser fiel a las convicciones pase lo que pase. Una de las novelas más inspiradoras que he leído.


Una novela maravillosa, inspiradora, de un romanticismo sublime.


Me encanto, una de las mejores novelas de Italo Calvino a mi gusto. La historia muy rica y tan profunda! Invita a la reflexión!


Ver más reseñas

Más libros del autor ITALO CALVINO


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro EL BARON RAMPANTE

no conocía todavía el amor, y toda experiencia, sin ésa, ¿qué es? ¿De qué sirve haber arriesgado la vida, cuando de la vida aún no conoces el sabor?

Publicado por:

Edd62

Era el amor tan esperado por Cósimo y ahora inesperadamente llegado, y tan hermoso que no comprendía cómo era posible imaginárselo hermoso antes. Y de su hermosura lo más nuevo era el ser tan simple, y al muchacho en ese momento le parece que tenga que ser siempre así.

Publicado por:

Edd62

Hay que decir que en esa época por aquí los inviernos eran benignos, no con ese frío de ahora que, según dicen, lo ha sacado Napoleón de Rusia y lo ha traído detrás suyo.

Publicado por:

Edd62

El pachón alzó el hocico hacia él, con la mirada de los perros cuando no entienden y no saben que pueden tener razón al no entender,

Publicado por:

Edd62

Se conocieron. Él la conoció a ella y a sí mismo, porque en realidad no se había conocido nunca. Y ella lo conoció a él y a sí misma, porque aun habiéndose conocido siempre, nunca se había podido reconocer así

Publicado por:

Edd62

le había entrado esa manía de quien cuenta historias y no sabe si son más hermosas las que le ocurrieron y que al evocarlas traen todo un mar de horas pasadas, de sentimientos, tedios, felicidades, incertidumbres, vanaglorias, náuseas de uno mismo, o bien las que se inventa,

Publicado por:

Edd62

En fin, existían también entre nosotros todas las causas de la Revolución francesa. Sólo que no estábamos en Francia, y no hubo Revolución. Vivíamos en un país donde se verifican siempre las causas y no los efectos.

Publicado por:

Edd62

También yo - respondió Cósimo -, vivo desde hace muchos años por unos ideales que no sabría explicarme siquiera a mí mismo:

Publicado por:

Edd62

Sé que cuando tengo más ideas que los demás, doy a los demás estas ideas, si las aceptan; y esto es mandar.

Publicado por:

Edd62

a Cósimo le entró tal pasión por las letras y por todo el saber humano que no le eran suficientes las horas desde el alba al ocaso para lo que habría querido leer, y seguía incluso en la oscuridad, a la luz de una linterna.

Publicado por:

Edd62

llevó siempre consigo la imagen insólita del caballero abogado, como advertencia de aquello en que puede convertirse el hombre que separa su suerte de la de los demás, y consiguió no parecérsele nunca.

Publicado por:

Edd62

Era Viola, quien le había descubierto la plenitud; y con ella jamás conoció la tristeza después del amor, predicada por los teólogos; más aún, sobre este tema escribió una carta filosófica a Rousseau que, quizá turbado, no contestó.

Publicado por:

Edd62

revelándose como uno de esos inseguros impulsivos o impulsivos inseguros que parece que nunca sepan aprovechar el momento justo y por el contrario atinan siempre.

Publicado por:

Edd62

En suma, el amor por éste su elemento arbóreo también lo supo convertir en despiadado y doloroso, como es propio de todos los amores verdaderos, que hieren y cortan para hacer crecer y dar forma.

Publicado por:

Edd62

porque él consideraba los libros un poco como pájaros, y no quería verlos quietos o enjaulados, de lo contrario decía que entristecían.

Publicado por:

Edd62