Sinopsis de EL APANDO

El apando, publicado por editorial Era en 1969, es la séptima novela de José Revueltas (1914-1976). Escrita entre los meses de febrero y marzo del mismo año desde la celda que ocupaba en la Cárcel Preventiva de Lecumberri. Es, quizá, la obra más comentada por la crítica y considerada por muchos una verdadera obra maestra del relato breve. Revueltas había ingresado al Palacio Negro acusado de incitación a la rebelión, asociación delictuosa, sedición, daño a propiedad ajena, ataques a las vías generales de comunicación, robo, despojo, acopio de armas, homicidio y lesiones.[1] La historia del apando es la historia de una cárcel dentro de la cárcel, y es también la historia de la degradación del ser humano, de la involución que lleva a la barbarie. Sus protagonistas son seres a los que Revueltas conoció durante su confinamiento. Polonio, Albino y El Carajo son “presos comunes”, como aquellos que en algún momento atacaron a los presos políticos y a quienes el novelista retrata con los ojos atentos del observador incansable que siempre fue. Entre la cárcel y la sociedad “libre” no hay diferencia. “Todos estamos presos” dice uno de los personajes de En algún valle de lágrimas (1957); ésta es la tesis de José Revueltas desarrollada a lo largo de su novelística y que sella con broche de oro en las páginas de El apando. Para el escritor, la sociedad “libre” marcha junto a la confinada creyendo pertenecer a su opuesto, cuando en realidad se trata de un mero reflejo. Sonia Adriana Peña Universidad Nacional Autónoma de México UNAM 2016 / 01 dic 2017

COMPRAR EN PAPEL

6 reseñas sobre el libro EL APANDO

El Apando es una historia corta de menos de 40 páginas, que trata de tres presos adictos, que involucran a sus “mujeres” y madre, para introducir droga al penal. La historia de José Revueltas es una denuncia de lo que vio en su corta instancia, la corrupción, la brutalidad de los castigos, las vejaciones de las mujeres que visitaban a sus presos y las mil y una maneras de introducir droga al hermoso “palacio”. La forma en que Revueltas escribió esta historia, parece un poco compleja, dado que no hay capítulos, no hay pausas, no hay divisiones de entradas de los personajes, no hay esos tiempos de una situación a otro. Me gusto el libro a medias. Una breve explicación. El Palacio de Lecumberri o Palacio Negro (como se le conocía) fue una penitenciaria, penal o cárcel en la Ciudad de México, de 1900 a 1976, dentro de este “palacio” existía un lugar en cada sección llamado El Apando, una celda de castigo. Años después, el Palacio de Lecumberri fue designado como sede del Archivo General de la Nación, lugar donde ahora se resguardan los documentos fundamentales de México y sus antecedentes históricos. Es un lugar donde puedes ir a consultar documentos de valor histórico que genera México. A este Palacio he acudido en tres o cuatro ocasiones, ya que te imparten cursos en materia de archivo y un servicio para consulta de documentos, además tienen visitas guiadas y un pequeño museo. El conocer a tan famoso lugar y que “albergo” a personalidades del medio artístico como Juan Gabriel, escritores como José Agustín, José Revueltas, pintores como David Alfaro Siqueiros y que en las visitas la pregunta que normalmente se les hace a los que te dan el recorrido es, ¿Dónde está la celda que ocupo Juan Gabriel?, ¿podemos pasar? Si, lo acepto, yo también lo pregunte.


El “Palacio Negro” de Lecumberri fue una temida cárcel del siglo pasado en la ciudad de México. En este oscuro lugar es donde se desarrolla esta novela corta, que narra la historia de tres presos confinados en “El Apando”, una celda pequeña en donde el alimento que les proveían era poco, no había luz, ventilación, ni baños. José Revueltas escribió esta novela cuando fue un preso político y estuvo recluido en este mismo lugar. Con su pluma retrató la degradación humana y las deplorables condiciones en las que convivían cientos de condenados. Sin duda una narración cruel y cruda que muestra como este reclusorio, lejos de haber sido una correccional, fue un lugar de tortura. En esta obra el autor manifiesta su destreza en el uso del lenguaje coloquial y en la creación de personajes con una psicología compleja.


Narra multiples historias al interior de la penitenciaria conocida como Lecumberri, “ el palacio negro” en la ciudad de Mexico, acerca de los presos, la forma de vida, las injusticias cometidas, la ciolacion de la ley, al interior del penal y de dentro a afuera tanto como de fuera a adentro, centrandose en el encierro en solitario en la celda que da nombre al libro, un gran ensayo, una buena novela, una prosa magnifica para una situacion tan inhumana,, Actualmente el penal ha sido cerrado, Existe una pelicula al rspecto, con mucha mayor censura, a pesar de toda su crudeza,


Excelente narrativa, donde describe de manera contundente situaciones que sucedieron y vivio en unas de los sistemas penitenciarios de México en el año 1968, llamada Lecumberri.


Una historia por demás cruda, dónde la realidad de las prisiones en México se ve representada con mucha nitidez. Desafortunadamente esta historia no pierde actualidad, y digo desafortunadamente no porque sea un mal relato, todo lo contrario, Revueltas maneja un realismo bárbaro que, inevitablemente te lleva a ver, oler y sentir lo que pasa en una celda. Desafortunado porque la realidad de los presos no ha cambiado después de tantas décadas que han pasado desde lo que plantea la historia hasta ahora.


16. El apando de José Revueltas (26 de marzo). [Club mágico de lectura] Para poner en contexto, este es un libro que escribió José Revueltas dentro de la cárcel en 1969, encerrando en varias ocasiones por su activismo, se dice que él fue unos de los que lideraron el movimiento estudiantil del 68, así que ya imaginarán cómo estaba el ambiente en aquella época. En este relato, se narra un suceso en una cárcel, con personajes que él mismo conoció durante su estancia en una de ellas. La manera de contar los hechos es muy cruda, como supongo, es en realidad la vida ahí, aunque como se menciona, la vida misma es así, como en el caso de los policías, a quienes llaman monos, ya que también ellos están presos y aquí hace una crítica a la corrupción y al dinero que de ella proviene, a la violencia que se sufre dentro, a la crueldad del ser humano, toca el tema de las drogas, entre otros. En lo personal es un libro que me gusta mucho, porque en tan pocas páginas toca temas muy reales y crueles que se viven día a día en nuestro país. Quizá para los primeros lectores puede que el lenguaje sea un poco confuso al inicio y a lo mejor se torne un poco pesada la lectura porque no hay descansos, toda la narración es seguida sin puntos y aparte, pero ya que logres prenderte de la lectura, te sorprenderá cómo se van dando las situaciones porque incluso es hasta poético en ocasiones aunque esté contándote situaciones muy fuertes.