Calificar
8,9 32 votos

Sinopsis

La tercera y última entrega de la trilogía Sombras de Magia. Vive lo que el destino les depara a tus amados héroes… y enemigos.  El equilibrio de poder finalmente se ha roto… La precaria estabilidad entre los Londres finalmente ha llegado a su punto de quiebre. La oscuridad ha proyectado sus sombras sobre el Imperio Maresh,  alguna vez vibrante con la vivacidad roja de la magia. ¿Aprovechará otro Londres para resurgir?  ¿Quién caerá? Kell, que creyó ser el último Antari vivo, comienza a flaquear bajo la presión de lealtades rivales. Frente a la tragedia, ¿podrá sobrevivir Arnes? ¿Quién se alzará? Lila Bard, alguna vez una ladrona común —pero jamás corriente—, ha sobrevivido y se ha vuelto cada vez más fuerte al atravesar una serie de combates mágicos. Pero ahora deberá aprender a controlar la magia, antes de que esta pueda consumirla. Mientras tanto, el desprestigiado capitán del Aguja Nocturna, Alucard Emery, reúne a su tripulación y juntos emprenden una carrera contra el tiempo para conseguir lo imposible.  ¿Quién tomará el control? Además, un viejo enemigo regresa a reclamar la corona, mientras un héroe caído intenta salvar a un mundo de la descomposición.

Año de publicación:2018

6 reseñas sobre el libro CONJURO DE LUZ

Desde las primeras hojas , supe que iba a amar este libro...y tanto. Lo tiene todo: acción, aventura, romance (pasional y ardiente) y magia en cada palabra, de la buena y de la mala, de la verdaderamente mala. Victoria Schwabb supo construir una historia vibrante en un mundo intrincado e increíble lleno de personajes complejos que nunca eran solo buenos o malos, siempre ambos (además de kell, mi favorito fue definitivamente Alucard Emery). Lo que más me sorprendió, es que a pesar de que el libro chorrea oscuridad por doquier, tiene mucho humor. Más de una vez, terminé riendo en voz alta como una loca.


Tercer y último libro de la trilogía Sombras de Magia y en mi opinión el mejor de todos ellos. Saga muy buena con un nivel altísimo de calidad, que sólo baja un poquito en el segundo. Es de todos los libros el que más se aproxima a la fantasía clásica, con sus jóvenes protagonistas (Kell y Lila) realizando “El viaje del héroe”, en busca del objeto mágico de poder con el cuál dominar al mal, mientras al superar las dificultades del camino consiguen la madurez necesaria para vencer en la vida y en la guerra. Lo dicho el “Síndrome de Campbell” de toda la vida, pero levantad la mano quién no ha releído más de una vez el Señor de los anillos o La rueda del tiempo. Los personajes evolucionan, Kell deja de meter la pata por buenazo (se hace un pelín malote) y Lila deja de ser tan impulsiva (incluso es la que controla en ocasiones a los demás). Por desgracia estos mismos males recaen sobre Rhy, que mal me ha caído este personaje, es tan bueno, divertido, achuchable, … que se hace empalagoso. Cuando la escritora quiere llegar a un punto dramático concreto y no sabe cómo, nuestro Rhy hace el tonto y arreglado, pero ¿el no realiza el viaje?, leer el libro y los sabréis. Para terminar, muy buen libro, muy buena saga y seguramente pronto caerá en mis manos otro libro de Victoria Schwab. Si Rhy después de leer la historia os cae bien, no me odies mucho.


Empieza con un ritmo muy bueno y termina con un broche de oro. Mi libro favorito de esta trilogía sin lugar a dudas. Me maravillo de principio a fin, hubo partes en las que mi corazón se partía y en otras en las que casi se me sale del pecho por la emoción del momento. Siempre que un libro logra cautivarme me cuesta mucho dejarlo, soltarlo, terminar con la historia y este no fue una excepción. Por más que intente retrasar el final, llego y me destrozo en gran medida. Después de haberle jurado amor eterno a Kell, llego Holland y debo de decir que me enamore de este personaje como no tienen ni idea. Holland es el personaje que sin pensarlo me enamoro completamente y sin haberme dado cuenta. O sea en los libros anteriores lo odiaba a más no poder, pero me fue ganando poco a poco en este tercer libro. Me pego muy fuerte. Lila, que puedo decir de ella que no haya dicho ya, me encanto su fortaleza y la forma de cómo afronta lo que venga, siempre dispuesta a pelear. Kell, Kell, Kell, aún amo a este personaje y puede que un poco más de lo que ya lo había amado. Su ceño fruncido me conquisto desde el inicio. Rhy, mi personaje favorito, también tiene sus momentos en los que me hacía reír y me hacía muy feliz. Alucard tampoco se queda atrás, me fue gustando cada vez más y mas, quede fascinada con el. Y aunque ya lo haya dicho, lo vuelvo a repetir. Es imposible no encariñarse con ellos, me calaron en lo más profundo de mi corazón y los quiero. “En los mitos, el héroe sobrevive. El mal es derrotado. El mundo se enmienda. A veces hay celebraciones y a veces hay funerales. Los muertos son enterrados. Los vivos siguen adelante. Nada cambia. Todo cambia. Esto es un mito. Esto no es un mito”. ¿Que vale la pena leer esta trilogía? Si ¿Que la escritora escribe de maravilla? Si ¿Que tiene unos personajes fabulosos,alucinantes y especiales que te hacen quererlos? Si ¿Que quiero que toda persona la lea? Por supuesto que si A mi, en lo personal, me dejo un sabor agridulce este final pero aún así se ha vuelto en una de mis trilogías favoritas. Como quede al terminar esta trilogía: Destruida, así estoy destruida. Me encanta, espero tener la oportunidad de volver a leerla y de disfrutar de nuevo las aventuras de estos personajes. Se robaron mi corazón Anoshe.


Excelente final de una trilogía muy dinámica sobre varios mundos donde la magia es parte de la vida diaria. Los deseos cumplidos de los personajes principales después de pasar por grandes aventuras de magia, peligro y destrucción ha sido muy reconfortante y han dejado un buen final.


La indecisión es la muerte de la ventaja. #UnoMas


Maravilloso