Sinopsis de REBECA

Una novela de intriga, con algo de romance y mucha psicologia. Así comienzan los recuerdos de la segunda señora de De Winter, que la transportan de nuevo a la aislada y gris mansión situada en la húmeda y ventosa costa de Cornish. Con un marido al que apenas conoce, la joven esposa llega a este inmenso predio para ser inexorablemente ahogada por la fantasmal presencia de la primera señora Winter.

40 reseñas sobre el libro REBECA

Rebeca es simpática, hermosa, extrovertida, segura de si misma, inteligente, seductora, refinada, sofisticada, adorada por todos, carismática, engatusadora, manipuladora y popular. Y luego está la protagonista. Anodina, demasiado joven, ingenua, insegura, muy tímida, fuera de moda, soñadora, sencilla, usurpadora, humilde, tan sin chiste que ni siquiera vale la pena que conozcamos su nombre. Esta novela es una montaña rusa de emociones. La primera mitad es la cuesta hacia arriba, que nos emociona y asusta más por lo que vendrá que el hecho de subir tan alto. Yo era la protagonista y si pudiera ponerle nombre, le pondría el mío. Diana. Por que todo lo que hacía, todo lo que pensaba era yo. Los castillos que construyó en el aire al enamorarse eran los míos, la desilusión que sentía cuando el señor de Winter no hacía lo que ella se había imaginado era la mía, y el miedo de no ser suficiente para él también lo sentía. Los celos, los temibles y estúpidos celos, eran míos. Su mente, que siempre se imaginaba lo peor, era mía. Hoy sé que depender de alguien así no está bien, que enamorarte ciegamente y aceptarlo todo no es lo peor sino enamórate de alguien que inventaste en tu cabeza y que tu pareja nunca será. Pero no podía dejar de sentir feo por ella, quería cruzar las páginas y consolarla, ¿por qué el primer amor en serio es siempre tan doloroso? La cuesta abajo esta llena de altos y bajos super emocionantes, inesperados. Todo siempre aldedor de Rebeca y los insolentes criados y la casa como testigos. Fidelidad, misterio, romance, traición, vergüenza, muerte. Todo en una sola novela. Se siente como si lo hubiera escrito una de las hermanas Bronte. Tal vez por eso me recordó tanto a Jane Eyre.


Rebecca es una historia de suspenso que te deja entrever cual era el papel esperado de las mujeres en los años 30 y como es que se puede dañar psicologicamente a las personas. Me parece sumamente interesante que a lo largo del libro nunca se te diga el nombre de la chica que narra la historia, la protagonista, la nueva Rebeca.


Antes que todo aclarar que esta es sólo mi opinión. Puede que este libro sea una joya para muchos pero a mi simplemente no me calza. Las 20 páginas de suspenso que me dió no me compensan las 244 páginas de monotonía, mal romance y aburrimiento que padecí. Ya lo he expresado antes e insisto, un libro pierde mi interés cuando puedo deducir el desenlace demasiado pronto y es justo eso lo que me pasó. Las 3 estrellas son para mi, me las merezco después de haber terminado con un libro de romance disfrazado de suspenso !


Tenía muchas ganas de leer esta novela porque la película de Alfred Hitchcock me había gustado mucho, ya casi no la recordaba cuando salió otra versión más moderna de la misma (una adaptación muy mala). Pospuse la lectura del libro para olvidar otra vez la película pero se propuso en un club de lectura y pensé que había llegado su momento. Me sorprendió comprobar que al conocer la historia podía saborear mejor la escritura y disfrutar de su pluma, fijarme en los detalles. No acostumbro a releer nunca libros que aún recuerdo. La experiencia ha sido muy buena y además ha sido la única forma para poder seguir el ritmo de lectura de un capítulo diario para después comentarlo en el club, aunque en la última parte ya no he podido parar. Es un libro maravilloso, de lectura muy ágil. Con un ritmo trepidante que en cada capítulo te deja con la necesidad de continuar. Los acontecimientos sorprenden a cada momento y tiene unos giros que te dejan sin aliento. Los altibajos emocionales són constantes. Los personajes están muy logrados y bien trabajados, cambian, maduran. Aunque a lo largo de la novela puede costar entender porqué actúan de una forma y no de otra, a mi me ha resultado fácil empatizar con ellos, entenderlos, sin necesidad de estar de acuerdo con sus actos o actitudes. La protagonista es una chica joven, inocente, muy ingenua, sencilla, sin experiencias vitales para enfrentarse a un cambio de vida como el que hará al conocer y enamorarse de un hombre mayor que ella, viudo, en muy buena posición. Después de casarse se irá a vivir con él a su mansión en Manderley y pasará a ser la señora de Winter. Allí deberá adaptarse a una vida muy organizada por toda su servidumbre, sin mucho que hacer y en un espacio donde la perseguirá constantemente el fantasma de Rebecca, la difunta señora de Winter. Los objetos, las personas, el mar, el bosque, todos le recordarán que todo es de Rebecca, que Rebecca era mejor, todo lo hacía bien. La sombra de su presencia es tan importante que podemos sentir que realmente la protagonista es Rebecca y no ella, una chica tan insignificante que no llegamos ni a saber su nombre. Y al lado de esta presencia la vigilará la señora Danvers, la ama de llaves que adoraba a Rebecca. Una señora misteriosa que la atemoriza constantemente. Y un marido bastante ausente, con cambios de humor, falta de comunicación, poco transparente y poco cariñoso. Y así empieza la historia de la que no voy a contar nada más. El ambiente de misterio que consigue transmitir la autora está muy logrado. Se puede sentir en todo momento la niebla espesa que inunda los bosques, la humedad del mar, los olores, la tensión, el tono de voz. Muy recomendable. Ha conseguido sorprenderme aún conociendo la historia. Una lectura ideal para los lectores a los que les guste la literatura gótica, el misterio y las historias de amor turbulentas. También ideal para quién no esté acostumbrado a leer clásicos y quiera empezar.


Este libro que estaba en mis pendientes hace mucho tiempo es una historia que no decepciona. No sé si es muy edificante si una lo piensa con calma, pero claramente es una historia emocionante que te atrapa y quieres saber qué pasa y cómo acaba. (lista 2021 Abril: leyendo clásico)


La novela es un thriller psicológico, sutil, sosegado, donde sin grandes tramas consiguió transmitirme incomodidad, ligera angustia e incluso algo de ansiedad por conocer que pasará. Es para leer sin prisa, la ambientación es muy buena, aunque en algún momento a mi me resultó excesivamente descriptiva. Disfruté del final y entendí el comienzo de la novela. La novela está escrita en 1938, lo que puede justificar los muchos detalles machistas. Datos curiosos: - No menciona el nombre de la protagonista (o yo no me dí cuenta si lo hizo). - Se deja entrever una relación lésbica.


Novela extraña que no es para todos los gustos. Trata sobre una chica de 18 años que pasa de trabajar para una mujer rica a casarse con un señor adinerado. Aprenderemos con ella a tener criados a su cargo y cómo sus miedos la acompañarán durante toda la novela. Ella no cree estar a la misma altura que Rebeca, la difunta mujer de su marido por lo que durante toda la novela intentará "ser digna" de su esposo. Al mismo tiempo iremos descubriendo cosas del pasado relacionadas con Rebeca. El ritmo de la novela es lento en su mayoría salvo en el último cuarto. El final no deja indiferente porque da un giro de 120 grados. Tampoco parece pasar gran cosa por su ritmo. Pese a todo esto, la novela tiene algo que me ha atrapado y no logro saber por qué. Es como un aura que la envuelve y que ha conseguido cautivarme. Imagino que la he leído en su momento. Sí la recomendaría pero si no os cautiva desde el principio, la apartaría para leerla más adelante.


Rebeca es un personaje que no existe, que no habla ni interviene y, sin embargo, su presencia en cada escena de la novela es aplastante. No hay un solo personaje en esta historia que no merezca ser comentado, TODOS son imprescindibles e impresionantes. Incluso Jasper. Que sería de nuestra protagonista al llegar a Manderley si Jasper no hubiese estado allí. Y Manderley. Manderley es otro personaje en sí misma, desde el castaño hasta la biblioteca, cada rincón de esa casa tiene vida propia. La protagonista narra su vida con una tensión realmente admirable. La ambientación es sublime y las descripciones bellísimas. He disfrutado esta novela con lentitud, leyendo de cuando en cuando y, ahora que la he acabado, me siento vacía. Qué gran libro.


MÁS LIBROS DEL AUTOR DAPHNE DU MAURIER


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO


FRASES DEL LIBRO REBECA

La felicidad no es un bien que puede atesorarse; es una manera de pensar, un estado de ánimo.


Publicado porPaco Garrido

Happiness is not a possession to be prized, it is a quality of thought, a state of mind.


Publicado porSitaBelen

Alguien que nunca se angustiaba, que no conocía el tormento de la duda y la indecisión, a quien no le ocurría, como a mí, sentirse llena de esperanza, ansiosa, asustada, mordiéndose las uñas, sin saber qué camino tomar.


Publicado porBocabeille

Rebeca ha ganado.


Publicado porBocabeille

No estaban hechas para mí la languidez y la sutileza que describían las novelas que había leído; el reto, la persecución, el coqueteo, la mirada incitante y rápida, la sonrisa estimulante.


Publicado porBocabeille

Creo que existe una teoría según la cual el dolor purifica y fortalece y para perfeccionarse, es necesario pasar por la prueba del fuego.


Publicado porBocabeille