PALABRAS Y SANGRE

GIOVANNI PAPINI

Calificar
9,0 6 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Escritos entre 1907 y 1910, los catorce cuentos trágicos que componen Palabras y sangre son aún más desagarrados e hirientes que los de El piloto ciego, como si pretendiesen despertar al mundo para evitar la primera gran guerra que sacudiría Europa sólo cuatro años después. Con su peculiar estilo para mezclar lo fantástico con lo real, y obsesionado por la «perversa o enferma» psicología humana, el gran autor italiano utiliza la palabra para gritar contra la angustiosa realidad a la que se siente condenado. Maestro de Dino Buzzati, ensalzado y admirado por Borges, Palabras y sangre es una de las grandes obras de un Papini que, sin miedo ni esperanza, entiende la vida como «el esfuerzo y el dolor que, a través del misterio, conducen hacia la nada». Sarcástico y brutal, lo que proporciona a la obra una extraña belleza poética, por estas narraciones desfilan personajes que se intercambian las almas, un asesino que harto de burlar a la Justicia decide condenarse a sí mismo, un suicida que se tira al Ródano «sin ninguna razón» o un pintor capaz de reflejar en el lienzo el rostro que tendrán en el futuro los modelos que retrata. Historias simbólicas y filosóficas que crean un nuevo género literario en el que la palabra se convierte en un angustioso desasosiego, en una sangre de tinta que traspasa las fronteras de lo literario.

Año de publicación:2010

1 reseña sobre el libro PALABRAS Y SANGRE

En la vida he leído muchos volúmenes de cuentos escritos por innumerables autores, pero ninguno tan vital, cargado de pasión y de poesía como éste que hoy tengo entre las manos, “Palabras y Sangre”, compendio que en su brevedad, alberga quizá los relatos más logrados de Papini. Relatos austeros en extensión, pero todos ellos desgarradores e hirientes, de manera que desde el primero uno comienza a cuestionarse sobre la propia existencia: Papini nos pregunta en “El tres de Septiembre” ¿Para qué haces lo que haces? ¿Estás preparado para la muerte? Y de ahí en adelante el narrador sostiene un diálogo profundo con el alma de su lector, a través de lo que el italiano calificó no como cuentos, sino mejor aún, como “memorias indirectas”. Encontramos aquí las memorias o remembranzas de amores frustrados; las fabulaciones de amistades propietarias que semejan el sueño de un asesino, que lo es por puro placer y exaltada voluntad de la víctima; las crónicas de criminales que se condenan a sí mismos a prisión, que logran en su encierro, contemplar la variedad y belleza del universo, dialogando con la culpa, la soledad y su remordimiento, a la manera de uno de los personajes de Borges; las historias de hombres que se pierden en el azogue de un espejo, en mitad de una mascarada y que se buscan desesperadamente hasta el grado de la locura; las reflexiones de un contemplativo acerca del progreso del mundo capitalista e industrializado en cuyas ciudades la gente atestada, vive el presente anhelando eternamente el espejo huidizo e inasible del futuro, sin reparar en la vacuidad y mezquindad de sus vidas presentes; en suma, historias simbólicas y trágicas, con cierto aire filosófico que las hace trascender el ámbito eminentemente literario. Pese a que los cuentos que componen el libro fueron escritos entre 1907 y 1910, mantienen su vigencia hoy en día, ya que ahondan de manera directa en el dolor y el sufrimiento de la vida como tránsito hacia la nada, y más todavía, porque el autor obsesionado por la perversidad de la psiquis humana utiliza la palabra para lanzar un grito igual al que nosotros lanzaríamos frente a la triste realidad a la que estamos condenados en un mundo dominado por la propaganda, el comercio y la fatuidad, antes que por valores social y moralmente relevantes; un grito de angustia como el que nos obliga a oír el cuento “El Hombre que no pudo ser Emperador”. Aclamado y admirado por Jorge Luis Borges, hasta el punto que lo incluyó en la compilación de relatos de escritores varios que el argentino bautizó como “Libro de sueños”, Papini es uno de esos autores que merece ser reivindicado y leído actualmente, por la belleza, la fuerza y la calidad de sus narraciones; por lo tanto Palabras y Sangre es un libro fundamental para quienes deseen aproximarse a la obra de este maestro que marcó toda una época de las letras italianas.


Más del autor GIOVANNI PAPINI


GOG

GIOVANNI PAPINI

Calificación General:8,7