Calificar:

6,9

50 votos

Sinopsis de LOS EXTRAÑOS

Jon y Katharina pasan el invierno en la costa cantábrica, en la vieja casa familiar de él, demasiado grande para dos personas. Cuando Katharina se queda embarazada sin desearlo, empieza a preguntarse si irse a vivir con él fue buena idea. Una noche, unas luces extrañas aparecen en el cielo. A la mañana siguiente, Markel, un primo lejano de Jon se presenta por sorpresa en la casa. Le acompaña la atractiva y silenciosa Virginia. Los primos no recuerdan haberse visto nunca y Jon duda de que Markel sea quien dice ser; la presencia de Virginia se hace cada vez más amenazadora y, poco a poco, los visitantes empiezan a apropiarse de la casa. Pese a todo, Jon y Katharina se sienten fascinados por esos extraños en los que ven un remedio para su aburrimiento y quizá también para sus problemas.

16 reseñas sobre el libro LOS EXTRAÑOS

Una novela muy bien escrita. Ágil, con una prosa rebuscada pero legible. La historia, tan extraña como el título. Profunda, que permite tomar tiempo entre párrafos y reflexionar sobre las relaciones humanas, afectivas, etc. Combate el aburrimiento. Me gusta este autor, y por cierto, el diseño de maquetación e impresión que hace esta editorial, IMPEDIMENTA. Felicidades. Recomendable.


Una novela breve o un relato largo en que mezcla la intriga, el misterio y la ciencia ficción con toques autobiográficos y de novela gótica; es decir mezcla lo cotidiano y lo fantástico ¿Extraño? pues eso, pero sin duda una obra peculiar. La anodina y rutinaria pareja formada por Jon y Katharina están teletrabajando en el caserón familiar (de los padres de Jon) en Ribadesella en la costa asturiana; está pareja “normal” se ve sorprendida por la aparición, cerca de allí de unos ovnis. El día siguiente a está gran casa, con un toque gótico, llegará otra pareja formada por Markel (primo lejano de Jon) y la atractiva y silenciosa Virginia que, poco a poco, irán “invadiendo” los espacios y actividades de la casa; trastocando la relación de Jon con Katharina que no entienden la relación existente entre Markel y Virginia ni la motivación de una estancia, que se alarga y complica cada día más (robo de documentos, otro personaje misterioso); al mismo tiempo en las cercanías se instala un grupo de ufólogos (casi una secta mística) y que presionan a la gente con mensajes apocalípticos. Todo se precipita al final con un desenlace fantástico: Virginia desaparece, dejando sus cosas, los ovnis reaparecen y en su persecución también desaparecerá Markel; a partir de este momento y, a pesar de los grandes y duros cambios que se han producido en su vida, Jon recupera la rutina de su vida. Tiene una prosa sencilla, con frases muy breves y diálogos aún más concisos; poco a poco nos va sumergiendo en este clima enigmático y donde solo el lugar, los personajes y la visita de los ovnis son minuciosamente descritos. Existe como un juego por usar los estímulos de una pareja en la vida de la otra, desmenuzando las relaciones actuales de una pareja, la tensión del estrés y la crisis entre ellos.


Alguien ha pretendido sorprenderme con esta corta novela que entrega suspenso,OVNIS, que resulta inquietante, que esta bien escrita, pero va a los saltos dejando abiertos los temas, Alguien me ha invitado , no a ser parte de la trama, a moldearla a mi propia percepción, eso sí, bajo mi riesgo. Me entrega los personajes, me otorga circunstancias, me ofrece escenarios alternativos, pistas abundantes, aunque también, insuficientes, Y lo peor he caído en el garlito, he devorado en unas horas esta historia de inconcreciones, realizada en un sitio concreto, lleno de concreciones. Por ejemplo, ¿ Fue un aborto? Al parecer si, pero la verdad no ha sido totalmente revelada…y eso es solo uno de los múltiples puntos abiertos que Bilbao ofrece. La historia de los visitantes a destiempo, de la paulatina abducción, mental, moral, física esa … ya me la se. Pero cada historia tiene mil versiones, según la escritura con que se cuente… y esta me ha gustado un montón. Me ha llevado por un mundo de fantástica ficción dejándome en suspenso, un ligero toque de terror y… mucha incertidumbre…l Tan Tan Addenda , la portada preciosa, mas digna de una novela rosa que de esta disparatada( en el buen sentido ) historia.


Los protagonistas son una pareja treintañera que llevan juntos un par de años, pero ya son (y están) aburridos. Viven en un paraje idílico y esperan un bebé. Una noche ven tres OVNIS y desde ese momento todo cambia, aunque a ellos no parece que les impresionara lo ocurrido. Se presenta inesperadamente un primo al que no recuerda (acompañado por una mujer) y los invitan a quedarse unos días. Desde entonces casi parecen estar atrapados en la vivienda, el ambiente se vuelve claustrofóbico, asfixiante, enrarecido, las relaciones enfermizas. Los recién llegados parecen parásitos que les roban la vida sin que ellos hagan nada por evitarlo. Además son acosados por una panda de locos que quieren contactar con extraterrestres y se han instalado en la zona a esperarlos. No puedo comentar más, tampoco mis teorías... Sí, es de esos libros con los que elaboras teorías 😅. Sería una gran lectura conjunta y así la comentáis con alguien... yo me quedé en blanco mientras miraba las paredes (también blancas) de mi habitación 🥺. Diré que me hizo recordar a la película "Lost highway" de David Lynch (me encantó). O más bien mi teoría me hizo recordarla. Nunca había leído a este autor y me pasó como con David Monteagudo. Le he leído un montón de libros y siempre me desconcierta... Sigo sin tener claro si me gusta o no (pero continuo leyéndolo con cara de pánfila asombrada 🤣😂😅). Por si os sirve de ayuda, leeré más libros de Jon Bilbao y prolongaré mis caras raras. Acabé de leerlo y me quedé pensando: ¿ehhhh? 😲😲😲🤔🤔🤔😲😲😲. Y luego me dije: ¿¡¡¡tengo que hacerle una reseña!!!? 😲😲😲😲😲. Resumiendo: está muy bien escrito, es muy breve, es desconcertante y de género indeterminado (NO es CF). Por cierto, la portada es PRECIOSA, me quedaría a vivir en ella con OVNIS incluidos


El estilo de escritura de Bilbao, de entrada, me ha llamado mucho la atención. Y para bien. El lenguaje, sobrio y directo, es meticuloso y detallista. Las descripciones de los ambientes, lugares, objetos, personas y personalidades te hacen ver con gran nitidez aquello que la prosa del autor pretende. Las frases, cortas y sugerentes, dan un ritmo vivo a la acción --todo ello, sin dejar de atender al más mínimo detalle, como he dicho ya--. Los diálogos, a los que no les falta ni sobra una sola coma, aportan lo justo y necesario para entender --y dar a entender-- lo que está pasando en cada situación. Y la doble temática de la nouvelle --esas inquietantes luces de colores que irrumpen en la quietud de la noche invernal cántabra y la llegada a la casa en la que viven Jon y Katharina de esa extraña pareja que forman Markel y Virginia-- dejan al lector con ganas de seguir leyendo para tratar de discernir si ambos sucesos guardan o no relación entre sí.Jon y Katharina viven juntos en la casa de los padres de Jon. Una casa demasiado grande para solo dos personas en la que les cuesta encontrarse. Él escribe por encargo sobre temas de geología; ella traduce al alemán un aburridísimo manual de odontología. Se sienten solos. Y, aunque ella está embarazada, no deja de preguntarse si fue buena idea dejar su Múnich natal para vivir en Ribadesella. Ojo: aspecto importante. Sí, la acción de la historia transcurre en la Ribadesella del propio Jon Bilbao, lo cual ayuda a ambientar la novela. Me ayuda sobremanera conocer los escenarios de mis novelas, declaró de hecho en una ocasión. Sigamos. La cuestión es que la vida rutinaria de la pareja se ve alterada de la noche a la mañana por los dos sucesos ya reseñados: las luces de colores nocturnas y la llegada de la extraña pareja. Máxime cuando el recién llegado afirma ser primo de Jon. Un primo desconocido que poco a poco, junto a su acompañante, va tomando las riendas de la casa. Lo que en un principio iba a ser una estancia rápida --a los visitantes los esperan en Madrid en unos pocos días-- se va convirtiendo en una cada vez más controvertida vida en común. Jon recela desde el principio. Algo no le cuadra. A Katharina, en cambio, le encanta compartir la casa con los desconocidos porque su sola presencia le da vidilla. Sin embargo, de forma paulatina comenzará a sentirse incómoda al ver que los inquilinos comienzan a comportarse como si la casa fuera en realidad de ellos. Así, en un principio la acción pasa de la rutina al divertimento. Y luego al temor ante lo desconocido y a la preocupación. Y es que no solo son los extraños que viven en su casa. Afuera, frente a la casa, hay otros extraños: decenas primero y centenares luego de ufólogos que, atraídos por los extraños sucesos nocturnos, ansían ver con sus propios ojos lo que a todos ojos parece un intento de contacto de corte alienígena. La acción de la novela se torna claustrofóbica por momentos. Solo pequeños paseos por los alrededores de la casa y por el pueblo permiten un mínimo de oxigenación. El suspense es tal que llega a cortar la respiración ante la inquietud de cuanto ocurre. Algo de mucho mérito en una obra de ese tamaño. Y es que, como el propio Bilbao afirmó, no hacen falta 400 páginas para contar historias. Algo totalmente cierto y muy de agradecer, ya que uno empieza a cansarse de leer libros que contienen más paja de la que cabe en los establos. En este caso, encontrar en 133 páginas una historia dominada por la austeridad narrativa y unas temáticas a priori tan alejadas como la crisis de pareja y los ovnis y todo lo que ello conlleva, y que el autor sea capaz de salir de semejante embrollo de forma tan magistral, sin dejar de progresar y sin altibajos resulta todo un placer para el lector. Eso sí: la ambigüedad y falta de concreción en la que a menudo se mueve el relato puede provocar cierto desencanto final en según qué lectores. No es mi caso.El pulso literario de Jon Bilbao me recuerda, por su sobriedad, su perfección léxica y sintáctica y su dominio de la media distancia, así a bote pronto y salvando las distancias, a autores como Heinrich Böll, Knut Hamsun o Stefan Zweig. O, a nivel nacional y más actual, al extremeño Jesús Carrasco o al chileno Roberto Bolaño. Escribe, por decirlo de alguna manera, a la antigua usanza. Directo al grano. Con las palabras justas. Sin milongas ni escaparates engañosos. Con honestidad. Con el gusto por contar por contar --pero teniendo muy claro qué y cómo contar--. Pero, a la vez, haciéndolo de forma original, arriesgada. Rezumando actualidad y contemporaneidad. No sé si me explico: lees una página, cierras los ojos y te parece haber leído, a la vez, algo escrito el siglo pasado y algo absolutamente actual. Escribe Bilbao de una manera que parece asequible para casi cualquiera pero que, realmente, está al alcance de muy pero que muy pocos. Y, probablemente, sea ese su gran mérito.


"Tened cuidado con Virginia, dice. No os gustaría verla enfadada. Reconozco que me da miedo. Puede ser venenosa. Adviérteselo a Katharina." Jon y Katharina pasan el invierno en la costa cantábrica. Se alojan en la vieja casa familiar de él, demasiado grande para dos personas. Se sienten solos y, cuando Katharina se queda embarazada sin desearlo, empieza a preguntarse si irse a vivir con él fue buena idea. Dos sucesos vienen a alterar la rutina de la pareja. Una noche, unas luces extrañas aparecen en el cielo. A la mañana siguiente, Markel, un primo lejano de Jon, se presenta por sorpresa en la casa. Le acompaña la atractiva y silenciosa Virginia, una suerte de asistente. La situación pronto se vuelve incómoda: los primos no recuerdan haberse visto nunca y Jon duda de que Markel sea quien dice ser; la presencia de Virginia se hace cada vez más amenazadora y, además, los visitantes no solo no parecen querer irse, sino que empiezan a apropiarse poco a poco de la casa. Pese a todo, Jon y Katharina se sienten fascinados por esos extraños en los que ven un remedio para su aburrimiento y quizá también para sus problemas. Pues "Los Extraños" es mi primer acercamiento al escritor Jon Bilbao y su manera de escribir. Y he de decir que es una historia bien escrita, con frases cortas y contundentes y un lenguaje correcto, pero que no me ha terminado de enganchar como quisiera. Tal vez ha sido eso, las frases cortas, o la manera en la que lo cuenta. Pero es verdad que, mientras la historia se sucede, te va provocando inquietud y tensión que consiguen atraparte por completo, pero sin llegar a ser algo especial. La llegada de los extraños, un tipo que dice ser primo de Jon y una chica indescifrable y un tanto peculiar, provoca tensión y distintos paisajes situacionales. Algo que Jon y Katharina intuyen desde el primer momento, provocado por la manera de hacer y de comportarse de los visitantes. Éstos parecen esconder algo, a primera vista indescifrable, pero que según avanza la historia se va intuyendo y qué bien podrían definir la incertidumbre, el caos y el silencio que muchas veces existe en la vida de cualquiera de nosotros. Una novela corta, de fácil lectura y perfecta para desconectar y leer algo diferente. Tal vez, me ha faltado saber algo más del autor, un primer acercamiento a otra se sus novelas, para engancharme a su forma de escritura. *VALORACIÓN: 7/10


Este sí que fue mi último libro leído de 2022. 😂Lo termine a cuatro minutos de las doce de la noche. Otro escritor asturiano que me han recomendado. Me tuvo pendiente todo el tiempo y logró que no acertara con lo iba pensando que sucedería 😂 Me gustó. Feliz año nuevo, lectores!! 🇦🇷❤️🇪🇦🌹


👩🏻‍🏫 Vaya mes de febrero y de decepciones literarias que tuve, a partir de ahora procuraré no tener expectativas sobre un libro. "Los extraños" me ha dejado totalmente indiferente. Había leído buenos comentarios, la premisa es interesante... pero ahí se queda. 📖 Una pareja, Jon y Katharina, pasan el invierno en la costa cantábrica en una segunda residencia familiar que pertenece a los padres de Jon. En un momento dado reciben la visita de un supuesto primo de Jon (al que este no recuerda), acompañado de una extraña mujer, los cuales deciden quedarse unos días en la casa a pesar de la reticencia y desconfianza de Jon. 🤷🏻‍♀️ A partir de ahí transcurre una historia surrealista, insulsa, sin un hilo argumental claro. Luces en el cielo, ufólogos aficionados dando por saco sin que ello lleve a ninguna parte, personajes inverosímiles, diálogos absurdos, escenas muy predecibles y ya el final sin palabras... Leeré algo más de Jon Bilbao porque sé que tiene fama de buen escritor pero ya sin expectativa alguna.


MÁS LIBROS DEL AUTOR JON BILBAO


BASILISCO

JON BILBAO

Calificación General: 6,4Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

PLÁSTICO CRUEL

JOSÉ SBARRA

Calificación General: 8,8Por leer

FRASES DEL LIBRO LOS EXTRAÑOS

Sentado a la mesa de la cocina, deja constancia en un cuaderno de lo que vió en el cielo. La escritura prolonga la experiencia. Al mismo tiempo atempera el efecto producido por aquellas luces, que no le deja dormir .


Publicado porEdd62

la foto ha evocado aquel día en concreto y con todo detalle. Los mosquitos en el camino, las moscardas en el cadáver. ¿ Acaso Markel, al igual que se ha apropiado dela planta baja, esta tomando posesión de sus recuerdos, desplazando la imagen de otras personas?


Publicado porEdd62