Calificar
10,0 1 voto
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

La trágica muerte del general Urquiza ocurrida el 11 de abril de 1870 en su residencia del Palacio San José, y la de sus hijos Justo Carmelo y Waldino, en Concordia, fueron el punto de partida de un movimiento rebelde encabezado por el general López Jordán, acompañado de un número importante de entrerrianos, así como tambien de orientales y correntinos. Reiterado en 1873 y más tarde en 1876, el suceso desató una larga y cruenta guerra civil que tuvo como escenario el territorio entrerriano, extendiéndose también a Corrientes y Santa Fe, enfrentando a buena parte de la provincia con las autoridades del gobierno nacional, provocando miles de muertos, y devastando la economía provincial. Las consecuencias de aquellas trágicas jornadas aún no superadas del todo, son expuestas en -La Rebelión Jordanista-, un completo estudio de investigación y análisis acerca de las tres revueltas protagonizadas por López Jordán en Entre Ríos.

Año de publicación:2005

1 reseñas sobre el libro LA REBELIÓN JORDANISTA

Las guerras civiles del siglo XIX pasaron por mi pueblo junto al Paraná. En nuestro arroyo cayeron los gauchos de López Jordán cargando a lanza contra las ametralladoras de la tropa regular, todavía se pueden ver almacenes color punzó y familias jordanistas que no perdonan a Urquiza su "traición". Este libro es la crónica de esa traición y sus consecuencias: la rebelión de Lopez Jordán, que ensangrentó a medio país. El primer acto es la batalla de Pavón. Salduna justifica a Urquiza -"único General, junto con Paz, que nunca perdió una batalla"- que no prosigue la lucha y causa el derrumbe de la Confederación. Un dato al pasar que da el autor lo explica: el presupuesto de Buenos Aires en 1861 era casi 15 veces mayor que todo el resto del país junto. Urquiza comprendió que la Organización Nacional sólo podía ser liderada por Buenos Aires. A partir de ahí, rigurosamente real, es como la "Crónica de una muerte anunciada" de García Márquez. Urquiza modernizador, el sitio de Paysandú, la guerra del Paraguay desde la perspectiva de los Federales de Entre Ríos, la conspiracíon, el asesinato, y los tambores de guerra -por última vez- entre Federales y Unitarios. Una frase de Urquiza a Sarmiento me quedó como símbolo de la trayectoria de una cantidad de hombres de Estado en esa época violenta: <em>"Somos dos amigos que hace tiempo perseguimos un fin y despues de haber recorrido opuestas sendas, extraviados a causa de las tinieblas de la guerra civil, hemos logrado encontrarnos con experiencia bastante para no apartarnos de la linea recta."</em> Luego de leer el libro, fue para mi una buena experiencia visitar el Palacio de Urquiza en Concepción donde vivia y fue asesinado (https://es.wikipedia.org/wiki/Palacio_San_Jos%C3%A9 , la visita guiada vale la pena). El antenista de mi pueblo lo leyó de un tirón y me lo devolvió fastidiado, era jordanista. Obra académica capaz de entrener y encender el debate popular un siglo más tarde, acaso el mejor elogio para un libro de Historia.