1. ALIBRATE
  2. BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS
  3. LA FUERZA DE LAS COSAS

Calificar:

8,3

19 votos

Sinopsis de LA FUERZA DE LAS COSAS

Este tercer volumen autobiográfico, continuación de Memorias de una joven formal y La plenitud de la vida, narra la existencia de la autora entre los años 1944 ('el momento preciso en que comienza la declinación y aún se siente el calor del pasado') y 1962. La fuerza de las cosas no intenta ser una obra de arte sino un veraz testimonio de opiniones, perspectivas, intereses y compromisos. Es el relato de una vida con sus entusiasmos, sus torpezas, sus sobresaltos; una vida que quiere expresarse y no servir de pretexto a elegancias literarias.

1 reseñas sobre el libro LA FUERZA DE LAS COSAS

En este tercer volumen Simone e Beauvoir continúa relatando su vida y analizando los fundamentos del feminismo. Tal vez puedan pensar que tres novelas autobiográficas sean demasiadas y que en algún momento su calidad decae y llegan a a aburrir, pero todo lo contrario. Esto se debe fundamentalmente a que la autora atraviesa en cada libro momentos completamente diferentes de su vida, y por ende también del punto del cual aborda sus razonamientos sobre su vida como mujer y de la mujeres en general. Simone llega a los 40 y comienza a envejecer. “Cómo algo que no tiene ni forma ni sustancia, el tiempo, puede oprimirme con un peso tan grande que ceso de respirar?” Muy recomendable, yo leí los 3 primeros tomos a mis 25 años, y los disfrute muchísimo, posiblemente sea un libro, sobre todo este último para releer cuando llegue a su edad. Creo que los 3 son muy valiosos y vigentes.


MÁS LIBROS DEL AUTOR SIMONE DE BEAUVOIR


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS


FEDERICO

ILU ROS

Calificación General: 9,8Por leer

ADIOS MUCHACHOS

SERGIO RAMIREZ

Calificación General: 8,6Por leer

FRASES DEL LIBRO LA FUERZA DE LAS COSAS

Un día, a los cuarenta años, pensé: "En el fondo del espejo me espía la vejez, y me atrapará". Y me atrapó. Con frecuencia me detengo, asombrada, ante esa cosa increíble que me sirve de rostro.


Publicado porEl lector utópico