Calificar:

8,6

138 votos

Sinopsis de EL ÚLTIMO BARCO

UN NUEVO CASO PARA EL INSPECTOR LEO CALDAS. La hija del doctor Andrade vive en una casa pintada de azul, en un lugar donde las playas de olas mansas contrastan con el bullicio de la otra orilla. Allí las mariscadoras rastrillan la arena, los marineros lanzan sus aparejos al agua y quienes van a trabajar a la ciudad esperan en el muelle la llegada del barco que cruza cada media hora la ría de Vigo. Una mañana de otoño, mientras la costa gallega se recupera de los estragos de un temporal, el inspector Caldas recibe la visita de un hombre alarmado por la ausencia de su hija, que no se presentó a una comida familiar el fin de semana ni acudió el lunes a impartir su clase de cerámica en la Escuela de Artes y Oficios. Y aunque nada parezca haber alterado la casa ni la vida de Mónica Andrade, Leo Caldas pronto comprobará que, en la vida como en el mar, la más apacible de las superficies puede ocultar un fondo oscuro de devastadoras corrientes.

38 reseñas sobre el libro EL ÚLTIMO BARCO

Impresionante. No puedo describir ese libro con otra palabra. Me ha parecido absolutamente perfecto: excelente trama, muchísima intriga, historia en capas, desarrollo de cada personaje con mucha evolución, historia de amor poco, lo justo y necesario y una historia trepidante que al mismo tiempo se cocina a fuego lento. La evolución de Villar desde el primer libro hasta este tercero es maravillosa. Si el primer libro ya fue genial, el segundo es mejor y el tercero ya es sublime. Ubico a Villar por detrás de Carlos Ruiz Zafón, mi preferido, y por delante de Paloma Sánchez Garnica. Como dije en otra reseña, vengo leyendo todos autores españoles y madre mía qué buena literatura que estoy metiendo. Bravo España 🇪🇸 Un dato no menor en los tres libros es la ambientación en Vigo. Es maravilloso el detalle de las costas, la cultura, las comidas y su gente. Como así también el detalle de la escuela, los oficios que se enseñan, los alumnos, los materiales. También muy bien tocado el tema del niño autista, los prejuicios de la sociedad. El humor del asistente del inspector. Cada personaje es adorable. Todo excelente. Lo super recomiendo; si todavía no leyeron a Villar no se lo pierdan.


Otra de mis reseñas guardadas en el cuaderno de gusanillos y que ahora recupero como humilde homenaje al autor, recientemente fallecido.Un relato con el inspector Caldas (solitario y melancólico), su ayudante Estévez (aragonés impetuoso) y Vigo y su costa, con sus frecuentes viajes en barco, como protagonistas. Nos enfrentamos a la desaparición de Mónica, ayudante de ceramista e hija del reputado y poderoso doctor Andrade, que desaparece sin que nada en su vida parezca alterado, dando la impresión de que se trata de la huida de una mujer joven de la jaula de oro impuesta por su padre, el cual ejerce gran influencia en los superiores de Caldas hasta incluso presionarlos.Se inicia así una novela policiaca clásica (muy lejana a las series de televisión o libros policiacos americanos) con una investigación minuciosa, detallada e incluso lenta al hacernos partícipes de cada paso que da la policía, de cada conversación, de cada entrevista, de cada contratiempo, de cada nota y además aporta detalles económicos y sociales de la zona para una mejor ambientación lejos del manido tema del clima gallego (todo esto alarga mucho la obra y, a veces, resulta desesperantemente lenta) Entre los sospechosos, ninguno de ellos en firme, resulta curioso su pertenencia al grupo de “los diferentes”: el extranjero, el vagabundo (que habla latín), los ceramistas, los luthiers (en su mundo muy especial) pero destacando especialmente Camilo (y su madre, ternura personificada) que vive con miedo y al que la gente tiene miedo. Así que tenemos varios sospechosos hasta el desenlace ………..….. un poco decepcionante para mi gusto.El estilo y el lenguaje son perfectos y los capítulos son lo suficientemente breves como para aligerar un poco la lectura, además se inician con una palabra y sus diferentes acepciones, palabra que después aparecerá en el texto.


¡¡¡Marabilloso!!!...


Cada capítulo viene encabezado por la definición de una palabra que está directamente relacionada con el mismo. La trama policiaca atrapa, el misterio no se desvela hasta el final. Los personajes y la ambientación bien desarrollados. Intrigante, emotiva, dura por momentos. Cuando algo tan difícil como escribir un libro aparenta sencillez es sinónimo de talento y trabajo.


La última parte publicada del inspector Leo Caldas, aunque no es necesario leer las primeras novelas para disfrutar de esta buena historia. La trama está muy bien hilada, no deja ningún cabo suelto y me ha mantenido en vilo continuamente. Una novela policíaca salpicada de toques de humor y acompañada de buenas descripciones de la costa viguesa. He disfrutado muchísimo de las tres partes, por ello, las recomiendo.


Tenía muchas expectativas con este libro, y aunque la trama está muy bien hilada y sabe mantener la intriga, me ha parecido demasiado largo, eso sí, el final es muy bueno


Fantástica novela policíaca para los amantes del género. Domingo Villar ha tardado mucho en volver a publicar, pero ha merecido la pena esperar. La historia te atrapa, y los giros que va dando la historia hasta el desenlace te mantienen en vilo y te cuesta mucho dejar de leer. A mí me ha encantado, como ya me pasó con las dos novelas anteriores de la serie.


Genial!, Desde el principio empieza con lo bueno. Durante los capítulos te hace cambiar de quién puede ser........ Me encanta este escritor


MÁS LIBROS DEL AUTOR DOMINGO VILLAR


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO


FRASES DEL LIBRO EL ÚLTIMO BARCO

Oyó respirar al perro, que dormía enroscado sobre sí mismo, y cerró los ojos. Había pedido a Estévez que le acercase aquella noche a la finca preocupado por la seguridad de un padre solitario y mayor. Sin embargo, tumbado junto a él, Leo Caldas era quien se sentía seguro.


Publicado porFabiana.Lectora

—¿No te ocurre —preguntó— que a veces solo encuentras refugio en cosas que sucedieron hace mucho tiempo?


Publicado porJemita

Lo malo no es entregarse a una pasión con más o menos años. Lo terrible es morirse sin haberla buscado. Por desidia o porque la vida no le haya permitido a uno hacerlo.


Publicado porJemita

Vivimos rodeados de gente, pero en determinadas circunstancias estamos siempre solos.


Publicado porJemita

La soledad absoluta es horrorosa, pero la soledad en medio de mucha gente es, además, degradante.


Publicado porJemita