COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Han capturado en Cajamarca al todopoderoso inca Atahualpa, soberano del mayor imperio de Sudamérica. Lo tienen retenido y amenazado unos extranjeros venidos de más allá del mundo conocido. Son hombres blancos, barbudos, velludos, de un olor fuerte; van cubiertos de una piel con un metal duro que no traspasan las flechas, están provistos de desconocidas armas letales con las propiedades del rayo. No se sabe si son dioses o ladrones. El espía del Inca es una novela de espionaje sobre uno de los episodios más dramáticos de la conquista del Perú en el siglo XVI. Minuciosamente documentada, mantiene al lector pendiente de una acción trepidante. Si bien el núcleo de la novela mantiene el suspenso en todo momento, la variedad de personajes -la mayoría reales- y la descripción de la vida y la sociedad inca despliegan un universo rico y deslumbrante pocas veces llevado a la ficción. No solo es una historia, tiene el sabor de La Historia.

Año de publicación:2018

2 reseñas sobre el libro EL ESPÍA DEL INCA

Desde la publicación de La guerra del fin del mundo de Mario Vargas Llosa no había leído una novela histórica escrita por un novelista peruano de semejante envergadura. La historia que narra en sus diferentes personajes El espía del Inca: Yunpacha, Oscollo, Salango, el Hombre que cuenta de un solo vistazo, el Recogedor del restos del Inca, Pedro al final de su vida, hasta la trama ficticia del intento de rescate del último Inca del imperio Incaico (Atahualpa), es una travesía histórica con pocos precedentes en la novelística peruana. Dumett nos ofrece un fresco impresionante sobre la complejidad de la cultura Inca, fieros conquistadores que al final fueron conquistados, presa de sus propios errores, por una cultura militarmente más poderosa. La novela de Dumett es crepuscular, sus 800 páginas, -donde la acción no decae-, son todas el vaticinio de un final, una suerte de crónica de una muerte anunciada. El autor traslada una verdadera tragedia shakesperiana al mundo andino de esta parte de Sudamérica. Frasea un universo mágico que, al menos a mí, me trae a la memoria un Salammbô (Flaubert) pero más violento aún, más lleno de magia y tragedia, en donde finalmente nadie sale a salvo: Atahualpa es estrangulado en el garrote vil español y el mundo de las cuatro direcciones (el imperio incaico) entra a la fase de conquista y destrucción, hasta sus cimientos. La técnica narrativa de Dummet es muy depurada, en sus largos párrafos muda del narrador omnisciente a la primera persona de una manera casi transparente y su prosa lírica es de primer orden. El espía del Inca es una novela compleja, narrada en forma de quipu y que merece relecturas, además de un amplio estudio sobre sus fuentes históricas y las técnicas de construcción narrativa. Una verdadera joya, novela inteligente, absorbente, bien escrita, cargada de poesía y reflexiones morales sobre el destino y el misterio de la existencia. Se puede encontrar en Kindle a tan solo US$ 5.99 y en libro impreso bajo Lluvia editores (Perú) a 80 soles.


Genial novela histórica sobre la captura del Inca Atahualpa, ocurrida en Perú del 1532, contada a través de la biografía de Yupancha, un espía que sirve de nexo entre el inca y sus tropas que planean su liberación. Yupancha que cambia por varios nombres y oficios narra desde su pasado, presente (el momento de la captura) y el futuro, diferentes sucesos interesantes y nos ofrece un recorrido extraordinario por la historia del Tahuantinsuyo y sus costumbres. Muestra una realidad muy creíble, los pueblos conquistados por el Inca no llegaron a consolidarse al Tahuantinsuyo y no le eran totalmente leales, aparte que estaban cansados de las guerras en el norte de Huayna Cápac, la guerra civil entre sus hijos, encima la peste como la viruela por la llegada de Europeos a América diezmaba a la población, la mayoría de los pueblos que conformaban el Tahuantinsuyo estaban resentidos por ser derrotados y subyugados por los incas quienes les exigían la tributación que a parte de productos incluía a sus hijos e hijas, para la guerra, el trabajo, las concubinas o las ofrendas humanas. El imperio de los incas se constituía por diferentes pueblos unidos a la fuerza que vieron como una oportunidad de liberarse del yugo incaico el aliarse al español, por supuesto que estos últimos fueron peores que los incas, y tarde fue cuando quisieron cambiar de bando, pero eso explica un poco por qué un imperio tan grande fue sometido con pocos españoles que inicialmente no pasaban de doscientos, aunque les costó cuarenta años hasta matar al último inca. Muestra también el egoísmo y ambición de la clase gobernante, el inepto Huáscar como lo llamaban, ofendió a quienes lo pusieron como inca con sus reformas que afectaba los intereses de las panacas o familias de la nobleza inca al quitarles sus propiedades y privilegios que tenían, estas panacas apoyaron después a Atahualpa, que en plena guerra civil mandó asesinar también a otros hijos de Huayna Cápac incluso profanaron la momia de su abuelo el Inca Túpac Yupanqui, porque de esa panaca descendía Huáscar, estas panacas también apoyaron a los españoles. El libro muestra a Atahualpa cruel, muy astuto e inteligente, pero la soberbia le hizo confiarse y la curiosidad de querer aprender de los visitantes le jugo en contra, además que confió que con su rescate pagado en oro y plata los españoles cumplirían su palabra de liberarlo, él también se equivocó en pensar que eran hombres de honor y el cumplimiento de palabra de sus codiciosos captores estaba garantizado, debía saberlo, uno porque ya le habían fallado en la captura, se trataba de una entrevista concertada, razón por la que no tenía al ejército adecuado para su protección, los invitó a reunirse y ellos lo emboscaron, también se equivocó en no buscar información que no era complicado obtener, como el comportamiento de estos visitantes en tierras centroamericanas. El libro plantea que el plan de Atahualpa era liberarse con el rescate y ya libre los combatía hasta aniquilarlos, sus ejércitos esperaban su orden para rescatarlo, pero demoró su decisión, a parte el espía muy leal en un inicio y luego vacila, quizás por su origen chanca o por decepcionarse de ver a un hombre que se consideraba un dios no tener capacidad de decisión ni acción, el espía aplazó la intervención del rescate y los rumores del rescate con ejércitos incaicos rodeando Cajamarca, aceleraron a los españoles a asesinarlo. Los demás pueblos conquistados por los incas se plegaron a los españoles y todo decantó a que los pueblos del Tahuantinsuyo se pusieron las cadenas ellos mismos. Es interesante la novela, toca fibras muy íntimas de la historia peruana, desmitifica bastante el cliché que tenemos que los únicos culpables de romper el paraíso fueron los españoles, primero, no fue del todo un paraíso, la nostalgia y maltrato de un imperio más cruel y racista como el español hace que no veamos que estaba mal en el sistema del Tahuantinsuyo y segundo, el saber que los responsables hemos sido nosotros mismos debe movernos a trabajar en buscar consolidar este país que sigue siendo de todas las sangres, de diferentes culturas, de intereses diversos y particulares, muy similar al Perú de 1532, necesitamos trabajar en formar una nación, una patria, una identidad. Interesante juego que hace en contar a través de quipus, confirmando que no solo eran para contabilidad, también servían como ayuda memoria, hace uso de un español antiguo que hace el viaje al pasado más impresionante y la traducción de Felipillo con un español mal hablado incluso le da mejor color a esta extraordinaria novela.


También se buscó en HISTORIA, POLÍTICA Y CIENCIAS SOCIALES