Calificar:

9,0

2 votos

Sinopsis de TAO: LOS TRES TESOROS

Con su claridad y su humor habitual, Osho continúa desmenuzando en este volumen II las inmortales enseñanzas de Lao Tse: "Lo importante es fluir, fluir como el río. No luches contra el mundo, fluye. Una vez Mulá Nasrudin cabalgaba sobre su asno a toda prisa hacia alguna parte. Pasó por un mercado y la gente le preguntó: —Nasrudin, ¿dónde vas tan rápido? Él les dijo: —Preguntad al asno. He aprendido que es inútil luchar. Cuando quiero ir a algun lugar, él se resiste. Pero es un asno y puedo perdonarlo; soy un hombre comprensivo. Si él es incapaz de ir donde yo voy, yo sí puedo ir donde él va. Así que preguntad al asno. Es lo que todos los sabios han dicho: "Pregunta al asno". Y deja que el asno vaya donde quiera; tú simplemente síguele. Tu cuerpo es el asno, el caballo. Pregunta al cuerpo, fluye con él... y llegarás. No luches con el cuerpo. El cuerpo es sólo un símbolo: el mundo es tu cuerpo. No luches contra él. Fluye. Fluye con el río. Ni siquiera nades porque eso también es luchar sutilmente. Sólo fluye con el río. Cuando luchas surgen los problemas, aparecen las enfermedades, vienen las neurosis y surgen en ti toda clase de angustias."

COMPRAR EN PAPEL

1 reseñas sobre el libro TAO: LOS TRES TESOROS

Fantástico y hermoso libro de Osho. Reflexiones sobre Lao Tsé y el texto del Tao Te Ching: imperdibles los capítulos Ser común y corriente, De la utilidad de no ser, De los sabios de antaño y Sabiduría y comprensión. El que se anime, saldrá enriquecido. Comparto del libro un texto sobre el tiempo y la eternidad: "Tú tienes dos posibilidades. Puedes vivir la vida a través de la mente; entonces vives en el tiempo. La mente es el tiempo, porque la mente divide la vida en pasado, presente y futuro. La mente es el factor divisor, es un gran analista, un gran diseccionador. Lo disecciona todo. Pero puedes vivir la vida directamente, puedes vivir la vida en forma inmediata, sin mente. Puedes poner la mente a un lado; entonces vives la vida sin tiempo, eternamente. Entonces no hay pasado, entonces no hay futuro, entonces es sólo presente, y presente y presente. Siempre está ahí. El pasado es ese presente que no puedes ver y el futuro es ese presente que aún no puedes ver. El pasado es ese presente que se ha ido más allá de ti, más allá de tu percepción, y el futuro es ese presente que aún no ha entrado en los límites de tu percepción. Piensa en un pequeño ejemplo. Estás esperando a alguien bajo un árbol muy alto. Puedes mirar el camino, pero hay una limitación, puedes mirar unos doscientos metros hacia un lado y unos doscientos metros hacia el otro lado. Luego de los doscientos metros el camino desaparece. Luego hay otro hombre sentado en el árbol, en la copa del árbol. El puede ver más lejos. El puede ver una milla en una dirección, una milla en la otra dirección. Tú esperas a un amigo, y el amigo aparece -no para ti, sino para el hombre que está sentado en la copa del árbol. En el momento en que el amigo aparece en el camino, se ha vuelto presente para el hombre en la copa del árbol, pero para ti es aún futuro, porque aún no ha aparecido en el camino. A no ser que entre en tus límites de percepción, no será presente. Es futuro. Entonces aparece el amigo, le hablas y luego él sigue. Después de doscientos metros desaparece para ti, se ha vuelto pasado, pero para el hombre en la copa del árbol aún es parte del presente, ahora mismo. Así que cualquier cosa que tú piensas que es pasado es aún presente para él, y cualquier cosa que piensas que es futuro es presente para él. No hay pasado y no hay futuro: sólo existe el presente. Sólo existe un momento del presente: ese momento es la eternidad. Pasado, futuro y presente son relativos. Depende de tu altura de dónde estás."


MÁS LIBROS DEL AUTOR OSHO


EL LIBRO DE LA MUJER

OSHO

Calificación General: 8,1Por leer

CONFIANZA

OSHO

Calificación General: 8,1Por leer

APRENDER A AMAR

OSHO

Calificación General: 7,5Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN RELIGIÓN Y FILOSOFÍA