Calificar:

7,5

77 votos

Sinopsis de PROHIBIDO MORIR AQUÍ

Una fábula atemporal sobre la vejez. Una lluviosa tarde de domingo, poco después de haber enviudado, Laura Palfrey llega al Claremont para iniciar una nueva vida. En el hotel la esperan cuatro huéspedes permanentes, días ordenados en torno a las rutinas de las comidas y los programas de televisión. Solo modifica el tedio la visita esporádica de algunos familiares. Pero nadie va a ver a Laura. Cuando de pronto conoce en la calle a Ludo, un joven a quien desvela el deseo de ser escritor, juntos elaboran un plan para compensar la soledad a la que la tienen sometida. Elegida por The Guardian como una de las mejores novelas de todos los tiempos, candidata al Booker Prize, Prohibido morir aquí es la obra maestra de Elizabeth Taylor. Su genio reside en la forma tan verosímil con que sabe capturar cada detalle revelador de la vida cotidiana. El encanto poético, la precisión de las observaciones, un milagroso sentido de la ironía y un afinamiento justo de la voz terminan por componer una narración vívida, inolvidable, extraordinariamente conmovedora. “Admiro a Elizabeth Taylor, una autora de gran sutileza, compasión y profundidad. Vuelvo

18 reseñas sobre el libro PROHIBIDO MORIR AQUÍ

Es el primer libro que leo de la autora. y no me enganchó mucho. Un poco triste, deja un sabor medio amargo.


Me gustó mucho!!!!. Si bien por momentos se me hizo un poco lento!.


Excelente historia sobre la vejez, la soledad, la inseguridad, vulnerabilidad.... Es una edición nueva de la novela ya publicada en 1986 por Bruguera, llamada "El hotel de Mrs. Palfrey"


Me encanto!!!! Una enseñanza sobre la vejez y la soledad!!! Nos ayuda a entender a nuestros seres queridos mayores!!!!


Prohibido morir aquí es un libro recomendado en cuanta página de recomendaciones conozco. Por supuesto eso me generaba mucha intriga y expectativa. Tengo que admitir que es un libro que se lee solo, las páginas avanzan con rapidez y fluidez. Esta novela de Elizabeth Taylor es un retrato de la soledad. Una lluviosa tarde de domingo invernal en Londres, la señora Palfrey se muda al hotel Claremont donde convivirá con otros cuatro huéspedes mayores. Una vez instalada, tiene la ilusión de que será visitada por su nieto, aunque este únicamente la defraudará. La vejez pareciera ser la condena al olvido familiar. Termina conociendo por accidente (literal) a Ludo, un joven aspirante a escritor, y los unirá un vínculo difuso entre la maternidad de una abuela, el anhelo afectivo y el aprovechamiento como inspiración literaria. La autora describe sutil y magistralmente la cotidianidad, el tedio de las rutinas, los diálogos y los mundos internos de todos sus personajes, de los cuales emergen las miserias humanas, la mezquindad y el egoísmo. Esta novela me hizo desear ir a visitar a mi abuela inmediatamente. Ah, pero claro, no puedo. Estamos en tiempos de cuarentena


"La señora Palfrey se sintió casi eufórica cuando la señora Arbuthnot le pidió que cambiara su libro en la bibloteca porque su esclava habitual estaba resfriada. Era como estar otra vez en la escuela y que le pidieran que hiciera un mandado para una de las niñas mayores (...) El Claremont era como una versión desecada y reducida del mundo escolar." Novela inglesa en toda su dimensión, su autora logra transmitir como la soledad, la amistad, la ancianidad, los cambios en la sociedad, la muerte...atraviesan las almas de los seres humanos. Una historia que nos llega, una historia que no nos deja soltarla hasta el final.


Muy buen libro de personajes. Excelente la visión de la vejez.


Tierna, Triste y real.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,7Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,4Por leer

FRASES DEL LIBRO PROHIBIDO MORIR AQUÍ

Mientras caminaba por Fulham Road, Ludo pensaba en el amor y en sus espantosas desigualdades. Siempre hay alguien que ofrece la mejilla y otro que la besa.


Publicado pordaniela27

Sus labios se movían suavemente mientras intentaba recordar los versos que había leído ese día. Mañana los habría olvidado. Sólo perduraban los poemas que había aprendido de memoria en su infancia.


Publicado pordaniela27