Sinopsis de LEMMY

Si crees que eres demasiado viejo para el rock ‘n’ roll… ¡es que lo eres!». Así habla Ian «Lemmy» Kilmister, legendario líder de Motörhead y uno de los rockeros más incombustibles del planeta. Si hay que dar por buena la opinión de los médicos, a estas alturas Lemmy debería de estar muerto. Cinco décadas dedicadas en cuerpo y alma a la música, ganándose a pulso la fama de ser el tipo más bebedor, espídico y salidorro que haya pisado jamás un escenario, han convertido su sangre en un mejunje capaz de matar a cualquier otro ser humano. Su historia es la historia de la música rock desde sus inicios y hasta nuestros días. Lemmy huyó de su Gales natal para vivir en primera fila el estallido de la beatlemanía y tocar en conjuntos de merseybeat, soul y rhythm & blues. Fue roadie de Jimi Hendrix y miembro de grupos tan singulares como The Rocking Vicars y Sam Gopal, antes de saltar a la fama como bajista de Hawkwind. En 1975 fundó Motörhead, decanos del heavy, primos bastardos del punk y precursores del speed metal. Las formaciones de Motörhead han sufrido numerosos cambios en sus más de treinta años de historia, pero Lemmy siempre ha permanecido firmemente al timón, tanto en sus épocas de mayor éxito como en los momentos más amargos. Lemmy: la autobiografía ofrece un viaje hilarante, desenfrenado y siempre sorprendente en compañía del líder de la «banda más ruidosa del mundo». Su historia y sus opiniones, narradas en primera persona, sin prejuicios y sin pelos en la lengua.

1 reseñas sobre el libro LEMMY

Lemmy nos cuenta en primera persona y sin ningún tipo de filtro, el estilo de vida que llevó a lo largo de toda su carrera musical, donde tienen cabida algunas de las historias y anécdotas más crudas y disparatadas que he podido llegar a leer. Se trata de una biografía de lectura fácil y muy divertida, sobre la historia de cómo Motorhead se convirtió, gracias a ese sonido sucio y visceral, al carisma de su frontman y a su peculiar forma de tocar el bajo; en una de las bandas más famosas e influyentes de la escena rock-metalera. Resulta complicado comprender que, con ese ritmo de vida tan extremadamente loco, lleno de fiestas, alcohol y estupefacientes; Lemmy aguantara hasta los 70 años.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN ARTE Y ARQUITECTURA