Calificar:

5,4

7 votos

Sinopsis de LAS CHICAS DE ROSEWOOD

Anne no es como todas las niñas. No tiene las mismas habilidades que los demás para comunicarse. Su familia resuelve entonces enviarla a un instituto de salud mental. Al poco tiempo, pierden contacto con ella. Anne ha desaparecido. Baltimore, 1932. Aron Lewin es un joven periodista llegado hace poco a Estados Unidos tras escapar de una Europa que comienza a oprimir a los judíos. Descubre, casi por casualidad, una carta que lo pone sobre alerta acerca de un posible caso policial en el prestigioso Instituto Rosewood. Conmovido por la historia de una familia deshecha, decide investigar. Convoca a sumarse a la pesquisa al doctor Leo Kanner, a quien Aron conoce como uno de los compatriotas que también se han exiliado. Entre los dos llevan adelante una compleja investigación de la que la carta inicial es apenas un minúsculo hilo de una madeja gigante. Se involucran, casi sin darse cuenta, de tal manera, que las vidas de los dos ya no son las mismas. En especial porque el caso de Anne, el que los puso sobre alerta de los otros casos, sigue sin resolverse. A medida que avanzan, a medida que descubren la trama, que comienza a exponerse un sistema perverso del que hasta los que parecen más inocentes son cómplices, el doctor Kanner también avanza, en paralelo, en circunscribir, en conocer, en explicar los trastornos del espectro autista, en cuyo estudio se vuelve pionero

COMPRAR EN PAPEL

3 reseñas sobre el libro LAS CHICAS DE ROSEWOOD

No ha estado mal; aunque iba con expectativas de que iba a ser más de terror y ha acabdo siendo policíaco basado en hechos reales, no me ha decepcionado del todo. Es un libro corto, aún así, la narración del escritor no me ha atrapado mucho. En muchas ocasiones se iba por las ramas con descripciones que no venían al caso, y los diálogos no me inspiraban demasiado. Los personajes en su mayoría sí me han gustado pero sin más. La historia familiar de la protagonista, Anne, me pareció hasta cierto punto poco realista... Quizás fuera una cuestión de perspectivas (tengamos en cuenta que la historia sucede en 1932, la mentalidad de entonces no es la de ahora), aún así, me pareció que los padres tuvieron reacciones desmesuradas... El libro no solo se centra en la desaparición de Anne, una niña a la que sus padres enviaron a Rosewood, una institución donde acogían a niñas con problemas mentales, sino que también hay una línea paralela centrada en el contexto histórico de la época: la persecución judía, la cual sirve para profundizar en el contexto de los personajes y darle más realismo a la ambientación. Sobre el tema de los problemas mentales, es lo que más me ha gustado de todo el libro, sin duda alguna: la visibilización que se le da al Trastorno del Espectro Autista (TEA), una enfermedad neurológica que afecta cada vez a más niños y niñas y de la que se sabe muy poco. Anne, la protagonista, padece el síndrome de Asperger (el más leve dentro del autismo), y gracias a ella podemos conocer mucho mejor la sensibilidad de personas con su condición y su forma de entender las cosas. Lástima que no hubiese salido más a lo largo del libro porque es el personaje que más me ha gustado juntcon con Judith, otra chica que también vivía en Rosewood. Y poco más puedo comentar sobre este libro. No le pongo más nota porque creo que el autor podría haber explotado mucho más el tema del autismo, el final me gustó muchísimo pero el resto de la lectura se me hizo muy normalita.


Esperaba otro tipo de historia, por lo que a medida que me iba adentrando en la trama se me hacía cada vez mas difícil seguir leyendo hasta que finalmente abandone. Creo que el tema daba para más, podría haber sido una historia con suspenso, pero para mi gusto, resultó demasiado técnica por decirlo de alguna forma. Quizás en algún momento le de otra oportunidad, lo cierto es que lo abandoné a mitad de libro por lo que mi opinión es relativa. Quizás si lo hubiera terminando la sensación sería otra, pero... no sentí afinidad con su prosa.


Aquí dejo mis 5 estrellas, no porque sea un libro perfecto, sino porque es un libro único en su especie, y tratándose de eso, merece todas las estrellas del mundo. Hablar sobre el autismo en niñas, jóvenes y mujeres es una tarea que pocos están dispuestos a atreverse a hacer por el desconocimiento general que todavía existe, pero, aquí el escritor no solo lo hizo, sino que se notó un esfuerzo extra en derribar muchos mitos sobre el autismo que infelizmente siguen existiendo hasta el momento. No diré que al tener autismo me sentí totalmente identificada con las 2 jóvenes adultas mencionadas en el libro porque estaría mintiendo, creo que con la intención de que los lectores entendieran que muchas mujeres adultas con autismo pueden llegar a tener una vida como la de las demás mujeres sin autismo, el autor se fue al otro extremo en algunos aspectos. Pero, sinceramente prefiero eso a todas las películas que se han difundido con una idea totalmente errónea y exagerada sobre el autismo en adultos, donde nos ponen como estúpidos y genios. Aparte del tema principal, lo que más me gustó fue que la manera en que está escrito el libro, y lo que pasa en la historia, hace que sea de esos libros que te atrapan y no puedes dejar de leer hasta el final. (Solo tardé en terminar porque estuve leyendo en medio de una mudanza y muchas otras cosas más que sucedieron) Resumiendo, estoy ansiosa por empezar a leer el segundo libro de esta saga: Los secretos del castillo.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN