Calificar:

8,2

9 votos

Sinopsis de LA CASA DEL COMPAS DE ORO

3 reseñas sobre el libro LA CASA DEL COMPAS DE ORO

Buena novela histórica con la imprenta y las luchas entre protestantes y catolicos como fondo de las diferentes tramas. Cuántos asesinatos en nombre De Dios!!! Increíble. Tiene pasajes muy entretenidos con otros un poco más tediosos, pero se lee muy bien. Recomendable si te gusta la novela histórica.


Una de las cosas que se agradecen en la novela histórica es que, además de disfrutar de una buena lectura, cosa que los ávidos lectores siempre agradecemos, nos hace vivir en una época anterior. Nos convertimos en observadores de un mundo que quedó atrás y que, a menudo, resulta difícil de recomponer. Es aquí donde se agradece el esfuerzo en la documentación que ha de realizar el escritor para mostrarnos unos paisajes y unos personajes que ya no existen. Es el caso de Begoña Valero con su obra La casa del compás de oro. Nos traslada a la Europa del siglo XVI, una época donde la defensa de unas ideas podía acabar con un acusado en la hoguera, donde la Inquisición y los tribunales religiosos podían cuestionar los textos escritos. Begoña nos descubre la figura de Christophe Plantín, un personaje que ama los libros y los convierte en objeto de su trabajo y de su vida. En la novela, veremos transcurrir la vida de Christophe, un personaje real, y también seremos partícipes de los acontecimientos más significativos de la época relacionados con las guerras de religión y con el dominio de los Países Bajos por parte de España. Tras la lectura de la obra, no queda más remedio que quitarse el sombrero ante la figura de Plantín, un sencillo personaje pero que tendrá una repercusión mayúscula en la Europa del momento gracias a sus habilidades para imprimir y editar algunas de las obras más importantes del momento, contribuyendo a su difusión y a un cambio de mentalidad en una época, arrojando luz donde antes había oscuridad. Es de destacar el personaje de Luis de Osuna, compañero de fatigas de Plantín, que nos ayuda a comprender mejor la sociedad del momento. Agiliza el relato, y complementa la historia del editor. En él se focalizan muchas de las aventuras que transcurren en la novela. No deja de ser el amigo que intenta solucionar los problemas y adversidades a las que se enfrenta Plantín. Luis de Osuna es un soldado de los Tercios de Flandes y, desde su mirada, asistimos a los enfrentamientos religiosos y a los hechos históricos de una forma más próxima, implicándose en los acontecimientos y dándole una perspectiva más humana. Dicho lo anterior tan solo cabe felicitar a Begoña Valero por habernos permitido viajar a una época tan atractiva como tumultuosa y habernos dado a conocer un personaje tan singular. Es uno de aquellos personajes que pasan de manera discreta por los recorridos de la historia, pero que su trascendencia supera, a menudo, a otros mucho más reconocidos. Todo un placer la lectura de esta novela.


" Cualquiera que fuese hallado culpable de imprimir, reproducir o distribuir en cualquier forma libros o escritos considerados como heréticos por la iglesia católica, así como quien se hallase en posición de ellos, a sabiendas, será reo de muerte. Si se retracta, en caso se ser hombre será decapitado y si es mujer, enterrada viva. Si no llegara a retractarse la muerte será en la hoguera "Así empieza en el prólogo de La casa del compás de oro de Begoña Valero donde nos narra la vida de Christophe desde que era un niño hasta el momento mismo de su muerte a los 69 años , este hombre era un impresor, editor, librero y encuadernador flamenco del siglo XVI, conocido por realizar la titánica impresión de la Biblia Políglota Regia.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN