Búsqueda avanzada de libros
Libro FRANQUISTAS SIN FRANCO
Select...
Calificar
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

En 1935, se inauguró el edificio Capitol en la plaza del Callao de Madrid, llamado popularmente por el nombre de su propietario, Enrique Carrión, dueño de una fábrica de tabacos en Manila. En 1936, mientras concluía en Madrid el primer vuelo a larga distancia pilotado por filipinos, el llamado Arnacal, en Manila se presentaba la primera película producida íntegramente en español, Hágase tu voluntad. No fueron hechos aislados. El edificio Capitol es uno de los muchos ejemplos del dinero amasado en Filipinas e invertido después en España por empresarios como Carrión o Andrés Soriano, de las cervezas San Miguel. El viaje transcontinental de Antonio Arnaiz y Juan Calvo, cuyos apellidos dieron lugar al nombre Arnacal, fue el primer vuelo de tan larga distancia llevado a cabo por asiáticos. Hágase tu voluntad fue la apuesta de la distribuidora Filippine Films por producir películas en español para un mercado de espectadores que obligaba a importar películas desde México o España y a doblar películas americanas, ante lo cual la Parlatone Hispano-Filipina, su competencia, rodó otra película también íntegramente en castellano, Secreto de confesión. El edificio, el vuelo y la película muestran la vitalidad de lo hispano en Filipinas: tras casi cuatro décadas desde la derrota militar frente a Estados Unidos, una buena porción del legado hispano sobrevivía y, aunque parezca contradictorio, formaba parte de la identidad propia anticolonial que compensaba la influencia norteamericana. Como alternativa al dominio colonial americano, los anhelos nacionales filipinos también se expresaban en castellano, como prueban no solo las películas mencionadas sino los 65.593 periódicos impresos en este idioma diariamente en el archipiélago en esas fechas, cerca de un tercio del total.

Año de publicación:2013

0 reseñas sobre el libro FRANQUISTAS SIN FRANCO

No hay reseñas aún, sé el primero en reseñar este libro.