COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

No hay información disponible.

Año de publicación:1988

2 reseñas sobre el libro EL SATIRICON

Muy buen libro para quien le gusten los clásicos


Éste es otro texto que debía leer para la escuela, porque necesitaba hacer un reporte de un texto latino. Elegí este y, siendo sincera, lo disfruté. ¡OJO! Si lo leen, deben ser conscientes de que fue escrito en la Antigua Roma, por lo que es muy machista, hay poligamia y relaciones chico-chico con bastante diferencia en edad. Y también chico-chica con diferencia de edad notoria. Creo que los clásicos que más disfruto son las sátiras, ya me ha pasado con «El Periquillo Saniento» y «El Lazarillo de Tormes». Con este tuve las mismas carcajadas. Me gustó mucho el humor que maneja el autor, picarezco y ¡que en la mayoría de las veces no se siente culpable por ello! Adoré el humor de Encolpio, aunque me dolía en partes los tratos que le daba a Gitón, pues a pesar de ser su amado, seguía siendo “inferior” a él y tenía que acoplarse a los mandatos de Encolpio. Creo que por ello mi personaje favorito fue Gitón, porque tiene un corazón muy noble, a pesar de la manera en la que lo traten. Supongo que por eso todos y todas querían con el jovencito de 16 años (y, hay que mencionarlo, varias veces Gitón se dejó querer). Aunque es un texto que tiene siglos de existir, se comprende bien (si la traducción es buena). Lo único a lo que me costaba seguirle el hilo eran a los largos versos que en ciertas partes declamaban tanto Encolpio como otros personajes pasajeros en la historia. ¿Qué le costaba a Petronio escribir sólo en prosa? El final lo sentí bastante extraño. No es que me pareciera irreal, sino que no se siente mucho como un final. Se siente muy abrupto, aunque es comprensible si se sabe que sólo se conservan dos y medio libros de los 20 originales que constituían la obra. Es un libro que, si bien en principio abruma saber que tiene 141 capítulos, se pasan rápido con las carcajadas. Es una manera satírica y entretenida de conocer la vida romana, sus banquetes (pff, ¡comían como si no hubiera un mañana!) y la prostitución masculina de los jóvenes bellos


También se buscó en CLÁSICOS UNIVERSALES