Calificar
7,9 34 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Considerada una de las obras más logradas de Fiódor Dostoyevski (1821-1881), la novela “El eterno marido” (1870) gira en torno al conflicto que surge del triángulo marido-esposa-amante. El autor ruso, sin embargo, le da un enfoque singular. En efecto, situando a la mujer por distintos medios como polo nebuloso, aunque no por ello menos atractivo, la obra profundiza en el motivo centrándose en la ambivalente relación de atracción y repulsión que experimentan Pável Pávlovich Trusotski –hombre nacido con la vocación irrefrenable de ser eterna y necesariamente marido, y marido burlado, por más señas– y Velchanínov –un Don Juan neurasténico e irresoluto, quien, por no ser enteramente ajeno al sentimentalismo, se desvía en gran medida del clásico burlador–, y en los efectos tragicómicos que resultan de tal relación.Traducción de Juan López-Morillas

Año de publicación:1870

2 reseñas sobre el libro EL ETERNO MARIDO

Desde el momento en que empecé a leerlo, no pude evitar devorarlo. No puedo creer haber tardado tanto en elegirlo (está en mi biblioteca hace ya dos o tres años) y por sobre todo, haber tardado tanto en leer algo de Dostoyevski. Me gustó muchísimo, y me parece una muy buena elección para incursionar en el mundo de este autor ruso porque es un libro corto y conciso, de fácil lectura, que explora padecimientos muy profundos y situaciones muy complejas exquisitamente tratadas desde lo psicológico. Retrata la relación amor-odio de dos amigos envueltos en un triángulo amoroso manejando la tensión existente entre ellos de una manera magistral. Ampliamente recomendado.


Velcháninov vive en Petersburgo aunque, supuestamente, se quiere rajar de ahí, primero quiere finalizar con un litigio por sus propios medios a pesar de tener a su abogado. Velcha es bastante raro, tiene algunos baches en la memoria, es un toque hipocondríaco y flashea cosas re locas todo el tiempo. La cosa es que, entre que va y viene, tratando de resolver su tema, se cruza como cuatro veces con un flaco al cual no reconoce, aunque se miran fijamente en cada encuentro. . Una noche el tipo ese se le presenta en la casa y se da cuenta de que es Pável Pávlovich, un loco de cuya esposa él había sido amante. Pável lo trata re buena onda, le cuenta que está de luto hace tres meses por la muerte de la mujer y le pide que lo visite en su hotel al día siguiente; Velcha no entiende qué carajos quiere el chabón, pero, igualmente, va a verlo. . A partir de ahí, ellos empiezan a tener una relación de amistad y de odio a la vez. Todo es un bardo: hay un segundo amante de la difunta, aparece una hija de Pávlovich que es muy parecida a Velcháninov; la pibita se muere, todo muy turbio. . Al toque Pável se quiere casar con otra mina y le pide a Velcha que, por favor, vaya a "aprobar" a su nueva prometida. Bastante tóxico. A Pávlovich le sale todo mal con la novia nueva, la piba no lo quiere ni ver, y él se pone celoso de Velcháninov. Ellos dos se terminan cagando trompadas. Más adelante, Pável lo salva de una enfermedad a su "amigo", pero mientras duerme lo intenta matar sin conseguirlo, y, al otro día, se va cada uno por su lado. . Dos años más tarde, Velcha resuelve el juicio, y ambos se vuelven a encontrar en una estación de tren: Velcháninov se interesa por una mujer que estaba ahí y cuando esta le comenta que ella espera al esposo, resulta ser el corneta de Pávlovich. . Tragicomedia bien dostoievskiana para enloquecer un poco.


Más del autor FIODOR DOSTOYEVSKI


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA