Calificar
5,7 3 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Una divertida novela llena de ternura y humor negro sobre cómo la amistad y el amor cambian cuando te haces mayor. Si Carrie Bradshaw, de Sexo en Nueva York, se quedara viuda con 70 años, escribiría este libro. Durante más de una década Ulla, de setenta y cuatro años, ha cuidado de su marido impedido, un hombre mezquino y casi alcohólico. En el funeral, un único pensamiento ocupa su cabeza: ¡Por fin! Desde ese momento retoma el contacto con viejos amigos y vive cada día como si fuera el último. Sus hijos, ya adultos, tratan de poner límite a su recién descubierto desenfreno, pero no están preparados para el desafío que está a punto de aparecer de la mano de un caballero de cierta edad... Reseñas:«Minna Lindgren escribe sobre hacerse mayor de forma más graciosa, más sensata y más ingeniosa que cualquier otro escritor contemporáneo.»Aamulehti «Un libro divertidísimo. Me hizo reír prácticamente en cada página, casi siempre a carcajadas. Lindgren describe la vida diaria de las personas mayores con humor negro... ¡Totalmente recomendado!»Web Kirjavinkit «Con su maravilloso estilo, Lindgren combina un análisis crítico de nuestra sociedad con una historia divertidísima. Su ágil lenguaje y la inteligente trama arrastran sin remedio al lector.»Blog Kirjasta kirjaan «Una novela lleva de humor revoltoso y situaciones hilarantes... Lindgren exagera, a veces mucho, así que no puedes hacer otra cosa que reírte de la realidad que ha creado. Menuda farsa esta vida.»Helsingin Sanomat «Lindgren sabe encontrar los detalles cómicos de nuestras vidas y contarlos de forma amena y entretenida.»Suomen kuvalehti «Esta novela rechaza el estereotipo de la abuela remilgada directamente desde su inicio, en el que un grupo de septuagenarios se divierten en una enloquecida fiesta en un bar con generosas cantidades de alcohol. La vida romántica de los jubilados consiste en disfrutar al máximo y vivir cada día como si fuera el último.»Web Päivän lehti

Año de publicación:2019

2 reseñas sobre el libro VIUDA, AL FIN

Divertida y llena de humor negro.


Alcohol, fiesta, independencia, sexo son cosas que siempre vienen acompañadas a la juventud, pero ¿es justo estigmatizar una edad? Conforme he ido leyendo, me he dado cuenta que el peor miedo que tenemos al ser jóvenes es a envejecer, pero que este miedo puede llegar a ser continuo, la vejez significa muchas veces la dependencia a algo, perder lo más importante y valioso. Es con comentarios ácidos o un gran sentido del humor cuando me enfrente al pensamiento de mujeres que pelean por no ser una cifra censal al y en cambio, sí mujeres que quieren seguir viviendo la vida. Ulia, vivió un matrimonio mediocre y 12 años al cuidado de un hombre que más bien fue un total desconocido a su lado, descubrirse viuda significa libertad, pero es también llevar un lastre moral a las espaldas. Llegado el momento y la edad, una persona ¿Podría vivir nuevamente? como he dicho, en compañía de sus amigas, me he reído de las noches de borrachera o el hot yoga, así como un mundo que muchas veces nos resistimos a ver y que resulta por demás apasionante e inquietante. Viuda al fin, no es solo enviudar de un marido, es dejar atrás lo que fue para comenzar a vivir bajo una nueva perspectiva en donde la conciencia de que la vida de verdad es un suspiro, puede traerte enfermedades o ser un superviviente, es simplemente una nueva oportunidad para vivir aunque a los demás no les guste o no les ajuste para sus fines prácticos. La vida sigue y seguirá, es cuestión de como querer vivirla hasta el final. Minna Lindgren para mi ha sido una sorpresa Finlandesa, con naturaleza te sumerge en una lectura intimista, ligera, divertida y realista en un mundo que tarde o temprano vamos a llegar y te recuerda que con optimismo y ganas de vivir todo se puede. ¡Feliz lectura!


Frases de VIUDA, AL FIN

La edad no era solo un número, ni mucho menos; era todo esto que veía en el espejo. [..] . Estaba sana y salva, sobre mis propios pies, y recordaba de quién era el baño en cuyo espejo me miraba.

Publicado por:

Naitora