TODA LA SOLEDAD DEL CENTRO DE LA TIERRA

LUIS JORGE BOONE

Calificar
7,5 2 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

«Le tuve miedo a ese pensamiento. A ser el hijo del hombre ratón. El hijo de la mujer alimaña. La prole de los indeseados.» En un pueblo olvidado del norte de México, un niño camina por una carretera oscura, decidido a encontrar a los padres que lo abandonaron. El Chaparro, como lo llama la abuela Librada y el resto de su parentela, es menudo y escurridizo, campeón insuperable en el juego de las escondidas, gracias a un fantástico superpoder que él cree detentar: es capaz de volverse invisible mientras imagina que el viejo ropero en donde se oculta de sus primos es el pozo sin fondo que aparece, siempre ciego y amenazante, en las leyendas que se cuenta su familia. De este pozo insondable emergen, en una suerte de coro ciego y doliente, las voces de los incontables desaparecidos del pueblo, víctimas de una ola de violencia que amenaza con aniquilarlo todo, con reducirlo a muerte y cenizas. En esta novela tan breve como intensa, a medio camino entre la poesía y la narrativa, la ficción y el testimonio real, Luis Jorge Boone teje con extraordinaria sensibilidad una trama donde el desamparo, la orfandad de la infancia y el luto humano se interrogan por la proporción de alma que sobrevive a la crueldad que el hombre ejerce contra el hombre mismo.

Año de publicación:2019

1 reseña sobre el libro TODA LA SOLEDAD DEL CENTRO DE LA TIERRA

Utilizando un lenguaje poético y ágil el autor nos presenta una historia interesante, combinando hechos reales por demás impactantes del destino de pueblos dominados por el poder del Narcotráfico con ficción dándonos un panorama completo del problema actual.


Frases de TODA LA SOLEDAD DEL CENTRO DE LA TIERRA

Olvidarnos es la única manera que tenemos los que no nos podemos defender, de fingir que no nos pasan las cosas que nos pasan"

Publicado por:

Marien Vega

Pero los golpes que dan los que dicen que te quieren, o los que tú sabes que deberían quererte, no se olvidan nunca

Publicado por:

Marien Vega