Sinopsis de SIGNO

Supongamos que el señor Sigma, en el curso de un viaje a París, empieza a sentir molestias en el 'vientre'. Utilizo un término genérico, porque el señor Sigma por el momento tiene una sensación confusa. Se concentra e intenta definir la molestia: ¿ardor de estómago?, ¿espasmos?, ¿dolores viscerales?. Intenta dar nombre a unos estímulos imprecisos; y al darles un nombre los culturiza, es decir encuadra lo que era un fenómeno natural en unas rúbricas precisas y 'codificadas'; o sea, que intenta dar a una experiencia personal propia una calificación que la haga similar a otras experiencias ya expresadas en los libros de medicina o en los artículos de los periódicos. Por fin descubre la palabra que le parece adecuada: esta palabra vale por la molestia que siente. Y dado que quiere comunicar sus molestias a un médico, sabe que podra utilizar la palabra (que el médico esta en condiciones de entender), en vez de la molestia (que el médico no siente y que quizás no ha sentido nunca en su vida).Todo el mundo estará dispuesto a reconecer que esta palabra, que el señor Sigma ha individualizado, es un signo, pero nuestro problema es más complejo.

0 reseñas sobre el libro SIGNO

MÁS LIBROS DEL AUTOR UMBERTO ECO


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN RELIGIÓN Y FILOSOFÍA