Búsqueda avanzada de libros
Libro PERDER TEORIAS

PERDER TEORIAS

ENRIQUE VILA-MATAS

Calificar
10,0 1 voto

Sinopsis

Invitado en Lyon a un simposio internacional sobre la novela, un doble del escritor Vila-Matas es dejado por un taxi en su hotel sin que allí nadie le dé la bienvenida. En la soledad de su habitación redacta una teoría general de la novela, incidiendo especialmente en los cinco elementos «irrenunciables, imprescindibles» que deben reunir los textos para pertenecer al nuevo siglo, mientras la organización que le ha invitado a Lyon sigue sin ponerse en contacto con él. De regreso a Barcelona, le parece descubrir la futilidad de todo ensayo y de todo viaje y quizás incluso la futilidad de todo, de modo que acabará destruyendo la teoría, si bien ésta podría servirle a alguien para escribir Dublinesca.

Año de publicación:2010

1 reseñas sobre el libro PERDER TEORIAS

Más que una reseña, dejo aquí las pistas de mi lectura: -¿Ya sabe que la literatura es un invento esencial de los hombres? -se me ocurrió entonces decirle-. En realidad es la creación más valiosa de la humanidad en su intento por entenderse a sí misma. (p. 6). "La alegría no es la conformodidad alborozada con lo que ocurre en la vida, sino con el hecho de vivir", ha escrito Fernando Savater. (p. 11). "Hablando con propiedad", escribió Robert Louis Stevenson, "no es la vida que amamos, sino el vivir". (p. 11). A veces, es mejor acogerse a esa inseguridad, como hacía Robbe-Grillet, gran teórico, pero también un asombroso hombre práctico: "¿Una teoría es un conjunto coherente de métodos que permiten actuar o comprender el mundo? En este caso no tengo teoría. Empecé escribiendo novelas. Las críticas que me dirigieron los especialistas de la literatura me hicieron ver que ellos tenían una teoría sobre lo que debía ser una novela. Yo no sabía lo que debía ser. A mi sólo se me ocurría que había que inventarla". (p. 16). Recordé un apunte de Kafka: "Hay preguntas que jamás lograremos dejar atrás si no estuviéramos liberados de ellas por naturaleza". (p. 21). Pensé: Tendríamos que aprender todos a ver la certeza incierta como una ventaja rara. (p. 22). "El mimetismo espontáneo -escribió Gracq- cuenta mucho: no hay escritores siin inserción en una cadena de escritores ininterrumpida". (p. 32). Porque no nos engañemos: escribimos siempre después de otros. (p. 32). -El estilo avanza dando triunfales zancadas, la trama camina detrás arrastrando los pies -contestó Banville. "[Ricardo Piglia], "[...] ]Y siempre el sentido es una aspiración más que un dato. No es el sentido general de las cosas, sino el de la vida propia. La novela trabaja esa cuestión y los personajes son los que han establecido la continuidad del género novelístico. El punto que aún sostiene el género como tal y lo va a sostener por mucho tiempo, más allá de la metamorfosis, es que la novela tiene un héroe. Eso demuestra que hay muchas maneras de hacer novela". (p. 54). Una de las cosas que la gente no suele comprender de los escritores -los escritores serios, por lo menos- es que uno no empieza por tener algo de lo que escribir y entonces sobre ello, sino que es el proceso de escribir propiamente dicho el que permite al autor descubrir lo que quiere decir". (p. 62).