Calificar
7,5 2 votos

Sinopsis de PAPI

Una niña enfervorizada espera a su padre, un mafioso dominicano al que idolatra y que siempre llega sin avisar, como los monstruos en las películas de terror. Papi aparece, desaparece y reaparece, cargado de dólares y un sinfín de coches, novias y regalos. Encarna, como ha señalado el crítico Juan Duchesne Winter, al «neomacho global» y triunfador de los trópicos, que provoca alucinaciones en todos los que lo rodean: «El problema es que papi, como el Mesías, siempre aparece pero nunca llega. Así se cumple la falla íntima de una pasión dominicana, la brecha de toda pasión de la espera, narrada en una prosa que inocula el ritmo del perico ripiao en el pulso tecno, que inyecta la bachata en la sonata».

Año de publicación:2011

1 reseña sobre el libro PAPI

Cómo no evocar a esa niña que era yo y a ese hombre que era él. Mi papá era mitad héroe, mitad pirata. A pesar de esa contrariedad, siempre quería estar cerca de él y cuando no estaba me sentía desolada; se abría entonces un mundo de posibilidades desgraciadas, una más absurda que la otra, sobre los peligros que podrían acecharlo y su desaparición definitiva… por eso siento que hubiera podido escribir un libro como este. Según revela la autora, Papi (2005) inicia su ‘trilogía de las niñas locas’, inspirada en sus vivencias de niñez y adolescencia entre República Dominicana y Estados Unidos, le siguen La estrategia de Chochueca (2000) y Nombres y animales (2013). Papi se basa en la relación con su padre, un hombre que migró a los Estados Unidos en busca del sueño americano, al que luego de unos años, aparentemente por un ajuste de cuentas, acribillaron a balazos cuando tenía apenas 12 años. En Papi una niña narra los encuentros con su papá narcotraficante, por el que siente una fascinación y admiración a prueba de todo. Se desvive por ese timbrazo del teléfono con el que papá anuncia su llegada, pues con él la vida es ligera y excesiva en sus casas lujosas, sus autos último modelo y sus novias de turno. Cuando el padre es asesinado por sus socios, la niña, que posee una imaginación afiebrada, nos introduce a su universo psicodélico en el que el difunto padre en el ataúd es un maniquí, acaso un robot. Papi va a volvé... Esta novela corta ha sido una revelación por dos aspectos, que creo Rita, por su faceta de músico experimental, ha sabido desarrollar impecablemente: la abstracción infantil que linda con la psicodelia y la prosa -ágil y armoniosa- de un marcadísimo son caribeño. El año pasado se estrenó la versión cinematográfica en República Dominicana cuya musicalización estuvo a cargo de la propia Rita. Una mujer, con dos talentos demostrados, sin duda, una caja de pandora con todas sus letras.