Sinopsis de OTOÑO

La primer novela del exitoso Cuarteto Estacional de Ali Smith es una meditación sobre un mundo cada vez más limitado y exclusivo, sobre la riqueza y el valor, sobre lo que significa la cosecha. Es la primera entrega de su cuarteto estacional: cuatro libros independientes, separados pero interconectados y cíclicos (como son las estaciones); y nos hace reflexionar sobre el propio tiempo. ¿Quiénes somos? ¿De qué estamos hechos? Esta es una novela sobre el envejecimiento y el tiempo y el amor y las historias mismas.

8 reseñas sobre el libro OTOÑO

Termina el otoño y yo acabo de leer este primer volumen del cuarteto estacional de una autora que también acabo de descubrir. Un otoño que está presente a lo largo de todo el libro como símbolo del tiempo que acaba, como final de una época, a punto de empezar una nueva. Y es que nos encontramos en Reino Unido después del referéndum por el Brexit. Un tema presente de forma sutil, con la presencia creciente de actitudes xenófobas y racistas, con personas enfrentadas entre sí, que Elisabeth no acaba de entender. No encaja en esta sociedad, y eso le pasa ya desde pequeña cuando el único amigo que tenía era su vecino, un hombre mayor que la dejó ser ella, le abrió las puertas a un pensamiento libre donde los sueños se mezclan con la realidad, donde todo es posible si puedes imaginarlo. Y ahora el señor Daniel Gluck también se encuentra en el otoño de su vida. Ya centenario, descansa en la cama de una residencia donde Elisabeth le acompaña a través de la lectura. Una historia tierna, sentimental, humana, a ratos divertida, que describe una relación de amistad entre una niña y un anciano que, pese a la diferencia de edad, entienden la vida de la misma forma. El estilo lleno de lirismo de Ali Smith hace de esta lectura una experiencia diferente, novedosa, que a mí me ha costado un poco entrar, pero que me parece que no olvidaré fácilmente. Mediante saltos en el tiempo, pensamientos, recuerdos y experiencias donde la línea entre la realidad y el mundo onírico es muy fina, la autora juega con el lector y le acompaña en la reflexión sobre el paso del tiempo y su finitud, sobre un mundo cambiante y las injusticias que se generan, pero dejando sitio a la esperanza. Las referencias culturales, artísticas y literarias están presentes a lo largo de todo el libro, enriqueciéndolo, llenándolo de color y encontrando un espacio para dar tributo a Pauline Boty, artista británica pionera del Pop Art y del movimiento feminista en los años 60 , injustamente olvidada. Un libro que no me atrevería a recomendar por lo poco convencional, que de forma muy personal puede gustar o desagradar al lector. Pero que el que quiera leer algo diferente quizás puede disfrutar. A mitad de libro pensé que no seguiría con el resto del cuarteto, pero la última parte es la que más me ha gustado y ahora sé que leeré Invierno.


¿Donde no he visto anunciada esta novela? ¿Dónde no? Es curiosa, está escrita de una manera ágil y evoca una realidad alarmante. Pero lo importante es la relación entre Elisabeth y Daniel Gluck. Vecinos y separados por unos cuantos años, aprenden a darse cuenta de que aprenden mucho el uno del otro. El arte es lo que de alguna manera les une, y las historias. Bueno y que la madre de Elisabeth le deje siempre con el, de canguro involuntario. Tierno, interesante y diferente (Este libro comienza un cuarteto estacional: si me hago con los siguientes los comentaré porque me ha quedado el gusanillo; creo que solo está Invierno)


Reseña completa en el blog: Lengua Sucinta https://lenguasucinta.blogspot.com/2021/01/otono-de-ali-smith.html


La autora reflexiona mucho, pero los libros están escritos para emocionar y esta historia evanescente no lo logra en ningún momento. Damos por finalizadas todas la estaciones posibles.


"No me gusta cuando se va el verano y viene el otoño, dijo ella. Daniel la tomó de los hombros e hizo que se diera la vuelta. No dijo nada. Pero todo el paisaje que se extendía a sus pies seguía iluminado, verde y azul. Daniel le había mostrado que el verano seguía allí. Nadie hablaba como Daniel. Nadie no hablaba como Daniel". Otoño (Cuarteto estacional I), de Ali Smith. Y es que Daniel, el señor Daniel Gluck, es un vecino de edad avanzada al que Elisabeth, poco más que una niña, ha de hacer una entrevista para un trabajo del colegio. Pero tras ese hombre sexagenario y menudo, se esconde un ser extraordinario que abre los ojos y las inquietudes del pequeño mundo de la niña, que vive a cargo de una madre con una curiosa y particular manera de recordar el pasado. "¿Eres todas las hojas caídas de todos los años pasados? ¿Y todas las hojas que quedan por venir? Sí, sí. Evidentemente. Por Cristo bendito. Soy las hojas. Soy todas las hojas. ¿Entendido? ¿Y eso de la caída? ¿Sí o no? Pues claro, caerse es lo que hacen las hojas. Entonces no puedes engañarme, quienquiera que seas. No puedes engañarme ni un instante. (Silencio). Siempre, siempre habrá más historias. (Silencio). La infinita caída de las hojas. (Silencio). ¿Verdad? (Silencio)". Así de maravilloso, con este modo tan poético, nos habla Ali Smith, en su primera entrega del Cuarteto estacional (y ya os digo que tras Otoño escribió Invierno, Primavera y Verano, y los leeré), de la amistad entendida como un todo, en sus múltiples facetas, pero especialmente de aquellas que nutren, que nos hacen crecer y que nos llevan de la mano en las sucesivas etapas de la vida. Un libro escrito siendo muy consciente del valor que tiene ese precioso lazo rojo y de la necesidad de cuidarlo y protegerlo. "Los amigos de toda la vida, dijo él. A veces nos pasamos toda la vida esperándolos". Y cuando llegan sabes que nunca se irán, aunque ya no estén en tu vida ni en tu día a día. Porque la verdadera amistad deja en ti una huella imperecedera. Porque cuando piensas en ellos, ese lazo rojo que os une, adquiere el brillo más cristalino que se haya visto jamás y la consistencia del más puro de los diamantes. Y es que no hace falta decir que la verdadera amistad es irrompible... Ni a 500 millas 🦥 (The Proclaimers).


Es un libro delicioso. Es sencillo y complicado a la vez. Se basa en la amistad de dos personas que aparentemente tienen poco en comun, pero que logran deslumbrarnos con la calidez de su relacion. Y todo esto en la Inglaterra del brexit, con sus pros y sus contras. El lirismo de la prosa es brillante, con pasajes que son pura poesia. Es brillante, me ha encantado


Es extraña pero muy atractiva.


Muchos temas interesantes, pero una historia un poco sosa. Parece mas bien un álbum de fotos descritas. Lo mejor que tiene es el contexto político y social, la crítica a la burocracia, la infancia de Elisabeth y el contraste entre su madre y Daniel.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,6Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer