COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Con la presente edición, Renacimiento cumple el deseo del exigente poeta sevillano de ver en un mismo volumen estas dos obras: Ocnos y Variaciones sobre un tema mexicano. No sabemos si fue la nostalgia o el resentimiento quien dictó a luis cernuda estos poemas en prosa sobre su Sevilla natal (a la que no se nombra), escritos desde su desesperada soledad en Glasgow. Lo que sí es seguro es que no lo hizo la indiferencia. Con un contradictorio afecto, Cernuda se vuelca sobre sus recuerdos no sólo infantiles, los rescata de donde habita el olvido y con esa memoria va cincelando pequeñas estampas sevillanas, que en las sucesivas ediciones de Ocnos, y siguiendo sus países de acogida, amplían su ámbito geográfico. Cernuda escogió el género del poema en prosa, poco frecuentado en nuestras letras, quizá por ese diferenciarse suyo tan estético (y tan ético). Entre la segunda y la tercera edición de Ocnos, el poeta exiliado descubre México, y ese re-conocimiento (del amor, del paisaje, de la lengua) lo invita a persistir en la estampa en prosa, esta vez bajo el título de Variaciones sobre tema mexicano. En sus últimos años quiso Cernuda ver reunidas ambas obras en un solo volumen, pero por diversas razones esa versión apareció póstumamente. Con la presente edición, Renacimiento vuelve a cumplir el deseo del exigente poeta sevillano.

Año de publicación:2014

2 reseñas sobre el libro OCNOS

uno de mis poetas favoritos es Luis Cernuda, desde que lo estudié en literatura y leímos su poema Donde habite el olvido y me encantó, me llegó al corazón, y de vez en cuando me gusta leer algunos poemas suyos y este nuevo libro Ocnos que ha llegado a mis manos, me ha encantado. Son poemas en prosa, de pequeños momentos cotidianos, burbujas de realidad… Os lo recomiendo mucho tanto el libro como el autor.


Determinar cómo clasificar esta obra no me ha sido nada fácil. Es triste y con un deje de nostalgia bastante marcado. Lo más acertado ha sido tomar este término de su contraportada : " poesía en prosa ". Conveniente dosificar su lectura, a fin de que la tristeza y la melancolía no se apodere de nosotros. Advertidos quedáis. El párrafo: " En la vaga luz crepuscular, el exquisito alimento nada tenía de terrenal, y al morder lo parecía como si mordiéramos los labios de un ángel" Leedoras/es, mirad delante vuestro; ¿ veis un destello de luz ?.


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA