Sinopsis de ME QUEDO AQUÍ

La nueva voz de la literatura europea da vida a la historia. Una novela que ilumina el destino de una familia a lo largo del siglo xx. Cuando la guerra llega a la puerta de casa o se produce una inundación, la población huye. Al menos, eso es lo que hace la mayoría de la gente, pero no Trina, una mujer fuerte y obstinada. Las palabras son la única arma de esta maestra decidida; palabras elegidas con cuidado para escribir a su hija desaparecida, con la esperanza de que un día vuelva; palabras que cuentan el destino de una familia en tiempos convulsos; palabras para expresar la fidelidad a los ideales de juventud y a la resistencia.Marco Balzano construye una novela cálida e intensa que mezcla la Historia en mayúsculas con las pequeñas historias cotidianas y en la que resuena la voz de Trina, una mujer inolvidable. «Una novela que habla de los grandes momentos y temas de hoy.» La Repubblica«Una historia auténtica y pura.» La Stampa«La prosa realista de Balzano está llena de lirismo y describe a la perfección los estados de ánimo de las personas y el paisaje que atraviesan.» Corriere della Sera«Una historia hermosa, magnífica, poderosa.» Actualitté

5 reseñas sobre el libro ME QUEDO AQUÍ

Hay escritores que además de buenos son inteligentes. Cuales son? Los que pueden escribir bien y a su vez lograr exactamente lo que quieren. Marco Balzano tenía una intención clara: buscaba que la gente conociera la verdadera historia de Curon, un pequeño pueblo en la zona del tirol italiano, qué terminó anegado por la construcción de un embalse. Hoy en día el pueblo está bajo el agua. Solo se ve la punta del campanario de la iglesia. Este lugar es un destino turístico: la gente va a sacarse fotos junto a la iglesia (hay una excursion con una canoa que te acerca al campanario). Parece un lugar hermoso... Pues Marco Balzano quiso que conozcamos el horror que hay detrás de la foto bonita, que sepamos que cuando, alegremente, vamos a sacarnos instantáneas de ese lugar como si fuera un parque de atracciones, estamos viendo el sufrimiento por el que el pasaron los habitantes de Curon. Esta gente perdió casa, trabajo, animales, tierras, pero sobre todo, su historia, su lugar de pertenencia, sus raíces. Quedaron huérfanos y perdidos. Y vamos todos a decir " que bonita foto", con una insensibilidad rayana a la estupidez, ciegos al dolor que vive en esas aguas podridas que ahogaron el alma de un pueblo. Pues, después de leer este libro, ya no puedo percibir la belleza, porque este tipo logró lo que quería: me abrió el pecho, me conmovió, se metió dentro mío e hizo que no pudiera olvidarlo Y lo hizo demostrando una gran habilidad, porque yo no soy lectora de novela historica. Me aburro como un hongo con ese genero. Pero Balzano, hombre astuto, no me relató las vicisitudes de Curón de forma convencional. En vez de darme la clasica cronica llena de rigor historico, pero desprendida y lejana a mi, escribe una carta intima y sentida de una madre a su hija en la que entrelaza su vida personal con los sucesos históricos. " Me quedo aquí" es un libro precioso, muy pero muy conmovedor, en el que no solo lees la sensación de desesperación, desarraigo, impotencia y desesperanza del que lo ha perdido todo. También la sientes.


Marco Balzano nos invita en "Me quedo aquí" a un recorrido por la Historia (así, con mayúscula) vista a través de los ojos y las palabras de Trina, una madre que narra su propia historia (esta vez con minúscula) en una carta dirigida a su hija. Y es que la historia de Trina refleja la Historia real de Couron, un apacible pueblo tirolés, arrojado al devenir del mundo por los conflictos territoriales entre fascistas y nazis, la Segunda Guerra Mundial y el muchas veces inhumano progreso de la tecnología y la "civilización", encarnado en un embalse que amenaza romper con la tradicional forma de vida de los lugareños e, incluso, acabar con la existencia misma del pueblo. Abarca destinos trágicos, resistencias, huídas, pérdidas y soledades entramadas en una historia íntima e intimista que encadena momentos cruciales del mundo con su impacto en pequeños poblados. Habla de la violencia, del autoritarismo, de las arbitrariedades y del terror al que son sometidos los pueblos en aras de delirios amparados en el nacionalismo, el progreso o la guerra. Nos transmite el dolor por las pérdidas ya sea de seres queridos, sueños, tradiciones, tierras, el propio idioma o la propia cultura. Hasta la memoria del pasado se extravía irremediablemente en el brumoso transcurrir del tiempo; somos seres hechos de dolor, ausencias y finitud. La novela toca grandes temas existenciales que son el eco y la resonancia de las vivencias concretas e individuales de seres muchas veces anónimos. Allí se sitúan los tenues rayos de luz de la esperanza, esa porfiada resistencia humana ante lo inevitable. La narración se desarrolla mansa, cíclica como la vida en ese pueblo de montañas detenido en el tiempo, entre labores del campo y diversiones sencillas; hasta que comieza a sentirse el ajetreo de la historia impactando de manera irreparable en el acontecer cotidiano. La historia Trina se convierte así en la historia de todos y cada uno de sus habitantes. Marco Balzano es un artesano de las palabras, construye las tres partes de la novela con precisión y simetría, administrando los tiempos, la cadencia y los efectos de una manera notoria a la vez que sutil. Cada una de esas partes en las que se estructura el relato (Los años, Huir, Las aguas) posee un sentido y una lógica propia que no le impide integrarse en un todo, dándole sentido abarcativo, cohesión y continuidad a una novela que avanza con una prosa reducida a su mínima expresión, ganando fuerza también a través de lo no narrado, lo que queda librado a nuestra imaginación, lo que desvanece nuestras espectativas, en lo abrupto de ciertas decisiones y, sobre todo, a través de personajes que no considera necesario nombrar y pasan con la fuerza de un huracán o una caricia y no nos dejan indiferentes. "Me quedo aquí" es una novela entrañable, sencilla, emotiva y angustiante. Su belleza empapada de tristeza metafísica se va adueñando de nosostros a medida que conocemos a los personajes y sus vidas y nos acompaña bastante tiempo después de concluída la lectura. Una novela y una historia para atesorar.


Marco Balzano, reconstruye de manera, directa y franca la historia de fronteras administraciones , respeto a las costumbres, Autoritarismo, despojo de raíces en una zona donde estas y otras circunstancias humanas se unen a las naturales, el embalse que forma el pueblo constantemente amenaza con inundarlo, De la misma manera, se ve amenazado por el avance del fascismo italiano, hasta ser rebasado por este, consumido y arrasado en sus raíces De manera epistolar, Balzano recrea, a través de las palabras de Trina dirigidas a una hija que no aparece, las circunstancias históricas que llevan a este cambio, así como la resistencia de un puñado de habitantes que se ven empujados a huir a las montañas, con la esperanza de sobrevivir, perseverar y hacer perdurar sus costumbres, su lengua, su ritmo vital, tan vital como la prosa de Balzano, en las manos de Trina Como menciona el mismo Balzano, “toda historia necesita de alguien que la cuente”, Historia con letras mayúsculas,......que no deja de lado las letras pequeñas, contundente y conmovedor , Por cierto, la portada magnifica, ilustradora e ilustrativa, persistencia a toda prueba


Libro recomendable y de lectura facil, entrañable , calido e intenso, historias cotidianas y con una protagonista inolvidable


Gran novela, sólo se puede definir así, como una gran novela. La lucha y resistencia por una vida y por una tierra, la tierra de cada uno, la de las tradiciones, la de los antepasados. Pocas veces una novela corta trata tanto y tan profundo, sin contar más que lo justo, lo importante, no hace falta rellenar páginas absurdas. Trata varios temas, amor, familia, amistad, tradiciones y todos bien tratados, profundos. En conjunto, una gran novela que merece la pena descubrir, es más, hay que descubrirla.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


FRASES DEL LIBRO ME QUEDO AQUÍ

Creía que las palabras podían salvarme."


Publicado pormarenpergamino

A veces el amor te hace sentir como una ladrona


Publicado porEdd62

En realidad, no me habría importado meterme a monja. La idea de aislarme del mundo me entusiasmaba más que la de formar una familia. Pero Dios siempre fue un concepto demasiado difícil y, cuando pensaba en él, me perdía.


Publicado porEdd62

Hechos, historias, fantasías..., lo que contaba era desearlas y atesorarlas, para cuando la vida se complicaba o se volvía estéril. Creía que las palabras podrían salvarme.


Publicado porEdd62

Nuestra rabia aumentaba, pero los días pasaban muy deprisa y la necesidad de sobrevivir la convertía en algo endeble, debilitado. Nuestra rabia se parecía cada vez más a la melancolía: no explotaba nunca.


Publicado poruriel166

No soporto llorar porque es de idiotas y porque no me consuela. Lo único que hace es agotarme,


Publicado porEdd62