Calificar
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

La lista es larga: la arqueología del saber de Foucault, las formaciones discursivas de Pêcheux, los actos de habla de Austin, la lingüística crítica de Fairclough y el habitus de Bourdieu, entre otros. Todas esas teorías, todos esos conceptos, no podrían haber existido sin los planteos reveladores de Míjail Bajtín. Recuperar mediante una nueva traducción textos como “El problema de los géneros iscursivos” y “El hablante de la novela” es una apuesta por volver (una y otra vez) a los planteos que hicieron de Bajtín un “fundador de discursividad”. Las fronteras del discurso viene a señalar que sin Bajtín, ciertos discursos no hubieran sido posibles; o mejor, que a partir del tratamiento que el maestro ruso hace de los géneros discursivos, el enunciado y la palabra ajena se ha expandido en las ciencias humanas un universo insospechado de sentidos y discusiones. En “El problema de los géneros discursivos”, Bajtín arremete contra la lingüística del siglo XIX y ciertas concepciones esencialistas para analizar el vínculo indisoluble entre el hablante y el otro, entre las esferas de la actividad humana y los géneros discursivos, entre el enunciado y la comunicación discursiva. Ningún hablante es un Adán, escribe Bajtín, todo enunciado se inscribe en la cadena de enunciados anteriores y que vendrán. Así, la discusión es con un paradigma que presupone al hablante sin su contexto, sin su posición ideológica y al oyente como un sujeto pasivo. Bajtín rompe con esos presupuestos e inserta la palabra del otro en el discurso del hablante (cada enunciado está lleno de ecos y reflejos de otros enunciados): la cuestión es qué hacer con la palabra ajena. En ese punto, “El problema de los géneros discursivos” se toca con “El hablante de la novela ya que en este ensayo, Bajtín intentará dar cuenta de la palabra ajena como objeto de transmisión, de interpretación, de análisis, de refutación, de sustento y de posterior evolución. Si las personas hablan de lo que hablan los demás y la mitad de las palabras que pronuncia el hablante son ajenas, el interrogante es cómo definir nuestra posición ideológica ante el mundo mediante la palabra del otro. Se abren dos caminos: la palabra ajena puede ser la palabra autoritaria o la palabra intrínsecamente convincente. En este segundo artículo recopilado en Las fronteras del discurso, Bajtín suma a la pers-pectiva lingüística la perspectiva teórico-literaria mediante la reflexión en torno a novelas y relatos de la literatura rusa (Dostievsky, Turguéniev) y de la literatura universal. Lo que atraviesa estos textos fundadores es ese interrogante: ¿qué hacer con la palabra del otro en el discurso propio?.

Año de publicación:2011

0 reseñas sobre el libro LAS FRONTERAS DEL DISCURSO

No hay reseñas aún, sé el primero en reseñar este libro.

También se buscó en RELIGIÓN Y FILOSOFÍA