Calificar
9,3 9 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LA HORA VEINTICINCO

La hora veinticinco es la hora que sigue el momento final, cuando ya todo se ha terminado y ni siquiera cabe redención, la hora del triunfo de los falsos profetas que prometen la felicidad de las generaciones futuras a cambio de la sumisión inhumana de las presentes. Frente a estos profetas, C.V. Gheorghiu alza su voz en este libro, una de las novelas definitorias del espíritu de nuestro siglo, una obra que quedará para siempre como retrato y testimonio de una época.

Año de publicación:1977

2 reseñas sobre el libro LA HORA VEINTICINCO

Este libro – edición de 1977- lo encontré viejecito y deteriorado debajo del montón más despreciado en una librería de libros usados en Bariloche, lo traje a vivir conmigo y ahora reincidí con sus páginas. Mi primera vez con su lectura fue en la universidad y lo recordaba épico, estremecedor, capaz de provocarme indignación visceral por las injusticias y la pérdida de la individualidad que pueden sufrir millones de personas ante regímenes propietarios de ideologías opresoras. La hora 25 es “La hora de los profetas que, en nombre de cualquier ideología, prometen la felicidad para las generaciones futuras a cambio de la sumisión inhumana de las presentes. Es la hora que sigue al momento final, cuando ya no es posible la esperanza. No es la última hora, sino una hora después. Es la hora actual. La hora exacta”. Narrado con cierta ingenuidad que hace el relato aún más estremecedor, hay aquí una condena al nazismo, una denuncia al estalinismo, pero también al capitalismo, al avance tecnológico y a la burocracia de la administración, que puede llegar a ser terriblemente alienante para el ser humano. Escrito en tiempos en que el hombre como persona, parecía destinado a desaparecer enterrado por las grandes ideologías y por el avance tecnológico, sigue igual de vigente hoy, porque nos recuerda que el hombre puede ser el principal enemigo para el hombre. Debería ser un clásico y una de las grandes novelas del siglo XX, pero no aparece en las listas. No importa, está presente en la mía. Presiento que volveré a releerlo.


Este libro hacía parte de la extensa biblioteca de la casa paterna, de la cual partí a los 17 años. Lo leí entre los 13 y los 15 años, y debo decir que fue una de las novelas que más me hizo sufrir por las desventuras del protagonista, junto con El Señor Presidente de Asturias y La Rebelión de las Ratas de Soto Aparicio. Es un libro angustiante que te lleva a reflexionar profundamente sobre los rigores, injusticias y consecuencias de la guerra, a través de la historia de un campesino rumano que siempre parece estar en el lugar equivocado. Al principìo es acusado falsamente de ser judío por un hombre que desea a su bella esposa, entrando así a un laberinto de sufrimiento del que parece que no podrá salir. La Hora 25 se refiere, según recuerdo, al momento en que no hay salvación ni redención. Ya pasaron nuestras 24 horas y estamos no en la última hora, sino en una más allá. Creo que el autor ha sido subvalorado, ya que su obra es una de las grandes novelas sobre la Segundas Guerra Mundial. Alguna vez leí que había sido político y diplomático, y que estuvo encerrado en prisión por los nazis. Con los años vi varias ediciones de este libro, notando que el nombre de pila del protagonista siempre era diferente: en el libro que leí se llamaba Iohan Moritz, pero en otras traducciones aparece como Jon, Ion, Joan, Johan e incluso Janos. Sé que hay una película basada en este libro, protagonizada por Anthony Quinn, pero la verdad es que nunca la vi, y siempre tuve deseos de hacerlo. Tal vez la busque estos días.