Calificar
7,8 5 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LA EDAD DE ORO Y OTROS RELATOS

La actividad literaria de José Martí es tan relevante como su actividad revolucionaria; lo es en su jerarquía de valores y lo es en el balance final de sus frutos. Nunca dejará de sorprendernos que Martí sea, además del estadista imprescindible, uno de los primeros y mejores poetas modernistas, el creador de la primera novela propiamente modernista, el verdadero renovador de la prosa en lengua española en el siglo pasado y el pionero, en las letras hispanoamericanas, de la narrativa corta dedicada a la instrucción de los más jóvenes, aunque apta para todas las edades.«La Edad de Oro» condensa el cuerpo fundamental de esa narrativa corta. Es una obra profundamente original y con una carga ideológica fuera de lo común, a pesar de su dedicatoria: a los niños de América. Concebida como una revista mensual para recreo e instrucción de menores, compuesta por diversos relatos de tipo fantástico, histórico, social y cultural, terminó siendo una de las obras clave del género en la literatura occidental. Enseñar es crecer, son palabras de Martí consciente de que las ideas de aprendizaje e identificación han de calar en la juventud de América. Porque para él, el niño es el futuro, y el futuro es el del mejoramiento humano y el de la virtud, para conseguir los fines que él persigue: libertad, búsqueda de la verdad, americanismo, utilidad, independencia de Cuba, desarrollo, vuelta a la Naturaleza.

Año de publicación:2006

2 reseñas sobre el libro LA EDAD DE ORO Y OTROS RELATOS

La edad de oro es una obra magistral en la historia de la enseñanza, ya que muestra como fantasia e imaginacion temas que son reales, que siempre supo. Bien que investigo a fondo,lo cual invita a investigar, ahondar, en los temas estimula la conciencia, el deseo de saber, y no solo acercamy al rededor del tema, sino en diferentes perspectivas tanto desde ol punto de vista de otros paises como en otros idiomas, ( como menciona Neiyons Romero) y aqui yo tambien humildmente cito “ si algun ninño uiere saber algo que no esta en la edad de oro escribanos, no importa que la carta tenga faltas de ortografía, lo que realmente importa es ue el niño quiera saber, y si la carta esta bien escrita la publicaremos para que sepa que es niño que vale “ no en vano este libro sobre bases de la enseñaansa se convierte para mi en un enorme clasico, y no por nada Marti fue un inmenso Prócer en todos los Ambitos . Esto es enseñanza mostrar como a la verdad y el conocimiento se llegan por el camino de la imaginacion y la fantasia.,


Rescato de este libro un texto muy bueno llamado LA ILÍADA DE HOMERO, un texto perteneciente a “La Edad de Oro” (una revista mensual para los niños editada en 1889 en Cuba). Martí, como Borges más tarde, fue un indagador de traducciones, un obsesivo lector del mismo texto en diferentes lenguas y versiones. Quiero copiar acá unas pocas líneas que muestran esa manía de arqueólogo literario que ostentaba Martí: “Se siente uno como gigante, o como si estuviera en la cumbre de un monte, con el mar sin fin a los pies, cuando lee aquellos versos de la llíada, que parecen de letras de piedra. En inglés hay muy buenas traducciones, y el que sepa inglés debe leer la Ilíada de Chapman, o la de Dodsley, o la de Landor, que tienen más de Homero que la de Pope, que es la más elegante. El que sepa alemán, lea la de Wolff, que es como leer el griego mismo. El que no sepa francés, apréndalo enseguida, para que goce de toda la hermosura de aquellos tiempos en la traducción de Leconte de Lisle, que hace los versos a la antigua, como si fueran de mármol. En castellano, mejor es no leer la traducción que hay, que es de Hermosilla; porque las palabras de la Ilíada están allí, pero no el fuego, el movimiento, la majestad, la divinidad a veces, del poema en que parece que se ve amanecer el mundo,-en que los hombres caen como los robles o como los pinos,-en que el guerrero Ajax defiende a lanzazos su barco de los troyanos más valientes,-en que Héctor de una pedrada echa abajo la puerta de una fortaleza, en que los dos caballos inmortales, Xantos y Balios, lloran de dolor cuando ven muerto a su amo Patroclo,-y las diosas amigas, Juno y Minerva, vienen del cielo en un carro que de cada vuelta de rueda atraviesa tanto espacio como el que un hombre sentado en un monte ve, desde su silla de roca, hasta donde el ciclo se junta con el mar.”


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA