Calificar:

7,8

34 votos

Sinopsis de LA CHICA DE AL LADO

Los suburbios en una ciudad cualquiera de los Estados Unidos en los años 50. Calles sombreadas, con el césped bien cortado, árboles en líneas perfectas y casas acogedoras. Un lugar tranquilo y bonito donde crecer, siempre que no seas la adolescente Meg o su hermana tullida Susan. En una calle sin salida, en un oscuro y húmedo sótano de la casa Chandler, Meg y Susan, cuyos padres han muerto, están cautivas a manos de una tía lejana que está cayendo progresivamente en la locura. Una locura que está trasmitiendo a su familia, y finalmente al barrio entero.

12 reseñas sobre el libro LA CHICA DE AL LADO

LA CHICA DE AL LADO Edificio para habitar. Así de sencilla es la de definición de casa. Nada pomposa y menos extravagante, tampoco llamativa. Sin embargo, dentro de nosotros sentimos que es más extensa, una casa va más allá. Traspasa los límites de ser un edificio para habitar. Después de leer este libro, no pude dejar de analizar que es una casa. Si es solo una construcción que encierra un espacio aislandonos del entorno, del exterior; convirtiendo se en un refugio, un lugar personal, propio, ambientado de la forma en que nos sentimos a gusto. Una casa, lugar dónde habitan padres y madres; hijos e hijas; hermanos y hermanas; abuelos y abuelas; tíos y tías, en fin. Personas. Y son éstas precisamente las que hacen una casa. Son éstas las que las habitan, controlan, dan vida. Es en una casa donde puedes florecer o perecer, donde se puede fecundar el amor o el odio, la paz o la guerra, la justicia o la injusticia, lo bueno y lo malo. Es, la primera barrera contra el mundo, contra el prójimo. Pero, igualmente una casa por la intimidad que ofrece, puede ser abono para el horror, la miseria y el dolor. Ser, el abismo que arrastra a seres incapaces de gritar, por no tener voz ni voto. Ahora cuándo mire al lado, a la casa del al lado, ya no la veré igual. Pensaré que en esa casa hay un mundo que no me es permitido ver, al que no me está permitido llegar. Un mundo aislado con sus puertas cerradas, donde pueden hallarse dioses y demonios. Hombres y mujeres, niñas y niñas. Así, como este intento de introducción me atrajo esta obra. Que empieza de espacio, suave mientras el arroyo canta mientras sus aguas arrulla los guijarros. Todo felicidad, todo normalidad. Todo amor y paz. Todo suspenso, preparándote para algo que sabes llegará, que te espera en la oscuridad con ojos de lince, saboreando con lengua de serpiente, atrapando en el aire las moléculas que se subliman con el calor que poco va en aumento. Y, finalmente llega ese momento. Llega el capítulo 24. Antes, ningún capítulo dijo tanto en tan pocas sílabas. Solo para decirte, hacerte caer en una espiral que no se detendrá hasta el desenlace. Quise dejar de leer, quise cerrar los ojos y no ver. Claro, no es una película en la que cerrando los ojos puedo saltar las escenas que no me gustan, las grotescas y repugnantes. Imágenes de un libro sin rostro, sin color ni aroma. Abandonar el libro no era una opción, desgraciadamente está bien escrito. Como una garra su prosa se cierra sobre ti, atrapando te, te tortura suavemente mientras te retuerce con las gráficas descripciones de esta historia. Y como mortal que soy espero el final. Terminé. Sentí un alivio egoísta. Por fin, suspiré mientras el silencio envolvió mis pensamientos, Dios! Pensé. Como veré ahora la casa de al lado sin pensar en nada.


Una historia que se desarrolla en los años 50, un grupo de chicos como cualquier otros conviven en los suburbios, David quien es el que narra esta historia conoce a una joven Meg y su hermana Susan quienes quedan a cargo de su tía Ruth, luego de quedar huerfanas. Ruth es una mujer inestable y desequilibrada mentalmente encierra y tortura a las niñas en el sótano. Los maltratos psicológicos, físicos y bejaciones son cada día peores. El infierno aumenta cuando los niños del vecindario y los hijos de Ruth tambien participan en las torturas. Es una historia muy dura, cruda y cruel, basada en una historia real lo cual produce mas terror, hasta donde puede llegar la maldad. Al leer este libro sentí una profunda tristeza y mas aún cuando pienso que fue inspirado en un hecho real, he leido historias crudas y fuertes pero este es inquietante.


Ha Sido de los mejores que he leído porque no es un terror como los otros, es una sensación que te queda por muchos días.


De una crudeza bastante considerable y descrita al más mínimo detalle. Pero me ha sido imposible terminar de leer este libro. Al principio me pareció que tenía una trama muy interesante, pero cada vez se me iba haciendo más duro seguir leyendo... Si eres bastante impresionable, como es mi caso, no te aconsejo que lo leas.


Increíble libro. Es la primera vez en mi vida, que me he planteado dejar un libro, por el miedo la angustia. Realmente cuenta la historia, con mucha crueldad. Personalmente me impacto. Pero me gusto mucho


Cuando abrí el libro, no sabía lo que me encontraría. Te atrapa con las descripciones y la trama al principio, pero luego se desatan los infiernos y te deja (al menos en mi caso), muy tocada. Lo más fuerte, es que está basado en informes policiales reales, como descubrí después de acabarlo.


Superó mis expectativas. Me habían dicho que el libro me iba a hacer sentir mal, pero eso se quedó corto. Leer las atrocidades por las que Meg y Susane tenían que pasaré dejó temblando helada. Duele por el contexto y porque no se aleja tanto de la realidad. Si buscan leer algo que los haga sentir repudio hacia el villano de la historia, este libro es para ustedes.


Este libro definitivamente no ha sido para mí, esa saña que discurre durante todo el libro, sin razón a mi parecer no es para mí, describirlo como terror... No, es horror. Horror por lo que va sucediendo que va creciendo capítulo a capítulo... No sería un libro que recomendara


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO