Sinopsis de DRINK TIME!

En el año 2009, Dolores Payás visitó por primera vez a Patrick Leigh Fermor en su casa de Grecia. De ese primer encuentro surgió una amistad que se mantuvo hasta el fallecimiento del escritor en el año 2011. De aquellas horas de charla nace esta hermosa semblanza, personal y sentimental, del escritor y viajero inglés: fascinante por su biografía y su carisma, su generosidad y su talento.

COMPRAR EN PAPEL

1 reseñas sobre el libro DRINK TIME!

Después de leer con sumo placer los libros sobre Grecia de este escritor viajero, me quise leer este pequeño libro, que, como el título indica, En compañía de Patrick Leigh Fermor, he tratado de conocer más y mejor al interesante aventurero. Una elección afortunada, pues no me ha defraudado en absoluto, al contrario, me ha encantado. La visita en el año 2009 de Dolores Payás a Patrick Leigh Fermor en su casa de Kardamili (Grecia), ha dado lugar a estas deliciosas páginas que nos muestran una semblanza de un Fermor, ya nonagenario, muy personal, muy sentimental y son un maravilloso homenaje hacia el escritor aventurero y fantástico anfitrión, que fue el inolvidable y familiar Paddy, así llamado entre amigos, o como era más conocido en Grecia, Mihalis. He disfrutado mucho de estas páginas, después, claro, de leerme las obras del viajero, "El tiempo de los regalos" y "Mani, viajes al sur del Peloponeso" ambos valorados y reseñados. He saboreado intensamente su maravillosa prosa, su originalidad y la gran belleza de sus regalos. Dolores Payás, la traductora española de algunos de sus libros, entre ellos "Roumali, viajes por el Norte de Grecia", que también espera ser leído, visitó al autor por primera vez, con el fin de hablar de su traducción y a partir de su entrañable estancia en su casa, surgió una gran amistad que duraría hasta la muerte de Fermor en 2011. Surgieron también estas bellas y afectuosas páginas dedicadas al inolvidable Fermor, un anciano invencible y generoso, que a través de sus informales charlas, rodeadas de libros y bebidas, de comidas y veladas inacabables, regadas siempre con buen vino, son evocadas en este pequeño y hermoso libro con emotividad y admiración. Me gusta Fermor y me he leído algunos de sus libros, un gran romántico y un amante de Grecia y de la vida, un personaje de una estirpe ya desaparecida y como apunta la autora : "su figura encarnaba unos atributos que ya no están en boga...su consideración hacia el prójimo, su valentía y extremo pudor eran un ejemplo de elegancia mental y de saber vivir emocional" (pag. 97) Inolvidable Fermor, maravillosa su lectura. ¡Cómo me hubiese gustado conocerlo! Me quedan sus libros.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN RELIGIÓN Y FILOSOFÍA